Menu


Cardenal Cipriani consultado sobre renuncia del Papa Benedicto XVI
o creo que la renuncia del Papa es una campana muy fuerte, y ojalá que los cardenales ahora sepamos responder también a ese Dios, a quien le pedimos nos ilumine para saber por donde tenemos que ir


Por: Arzobispado de Lima | Fuente: Arzobispado de Lima



Rueda de Prensa

Al término del programa Diálogo de Fe del sábado 16 de febrero de 2013, el Cardenal Juan Luis Cipriani concedió una breve rueda de prensa a los periodistas presentes en la sede de Radio Programas del Perú. Ofrecemos la transcripción íntegra de la misma.

Periodista (P): Cardenal, ¿cómo vive la Iglesia este momento?

Cardenal Juan Luis Cipriani (CJLC): En profunda oración y con dolor, a mí por lo menos esta renuncia inesperada me ha supuesto una conmoción interior, un dolor, francamente de enorme cariño que le tenemos al Papa que nos ha sorprendido esta decisión y la aceptamos plenamente con mucha fe. Pero eso es mi estado de ánimo, el resto no sé cómo estará.

P: Cardenal, usted ha dicho que la “sociedad está enferma”, ¿el Vaticano también está enfermo y por eso el Papa ha dicho: “no individualismos, no pugnas, es hora de unir a la Iglesia en nombre de Dios”?

CJLC: Pienso que somos nosotros miembros de la sociedad, no estamos exentos del contagio de todo lo que ocurre en el mundo de hoy: secularizado, buscando siempre el éxito individual, mintiendo, intrigando, nosotros no venimos de otra galaxia. Por lo tanto cuando se habla de conversión es un tema muy personal, cada uno debe convertirse, desde el Papa hasta el último “gato”, evidentemente no quiero descartar, ni maltratar a nadie, pero todos tenemos que hacer un buen examen de conciencia.

P: Qué se espera de esta elección, qué corrientes están en pugnas, se habla de los ortodoxos, de los de avanzada…

CJLC: Yo de eso no voy a comentar, porque francamente no creo en esas corrientes. Creo en la acción del Espíritu Santo y en que los cardenales sepamos ser hombres que escuchamos a Dios, si no, no servimos para nada.

P: Cómo es entrar a la capilla Sixtina a votar por el Papa, ¿cómo se vive ahí dentro (en el cónclave)?

CJLC: Recuerdo de la última vez, de la elección del Cardenal Ratzinger, Papa Benedicto XVI, que hay una enorme seriedad, en el sentido de que se realizan una serie de juramentos que te dan la ilusión de pensar que en ese momento tú estás haciendo lo que Dios quiere que hagas. Por lo tanto hay una enorme reflexión, con gran cordialidad y fraternidad, pero al mismo tiempo sentimos el peso muy fuerte.

P: ¿Cuáles son los grandes retos del nuevo Papa, frente a la fe y estructura de la Iglesia?

CJLC: Es muy difícil de responder así rápidamente. El Papa nos viene diciendo y creo que es un desafío, no de esta coyuntura, sino un desafío actual en la Iglesia, y es que el mundo no cree. Hay demasiada autosuficiencia, como que no necesito a Dios, ni me interesa, y esto hablo de los poderosos. Me parece que han estructurado la sociedad de una manera en que se hace muy difícil vivir humanamente, ya no digo cristianamente, digo humanamente. Hay que recuperar la dimensión humana: el respeto por la vida, el respeto por la familia y el respeto por la verdad; se ha instalado un planteamiento excesivamente contrario al ser humano, pese a que se habla mucho de los derechos humanos. Entonces, ¿cómo la Iglesia responde a eso? Con su manera de evangelizar, no tiene estructuras de poder, tiene la oración, la elección de sus obispos, la enseñanza de la fe con ejemplos, y tiene que recuperar el que todo bautizado (crea que) tiene a Cristo consigo mismo. Cuando vemos la sociedad de hoy, hay como una duda: ¿estará Dios en estas personas?

P: ¿O estará Dios representado en estos hombres que dicen representarlo?

CJLC: Así es. Yo creo que la renuncia del Papa es una campana muy fuerte, y ojalá que los cardenales ahora sepamos responder también a ese Dios, a quien le pedimos nos ilumine para saber por donde tenemos que ir.

P: Usted cree, aparte de lo dicho, que es un cansancio físico y espiritual del Papa: los Vatileaks, el hecho que tuvo que enfrentar los temas de pedofilia, todo eso ha hecho que el día de hoy ya no pueda más…

CJLC: Evidentemente, si hubiese una época de calma y tranquilidad, vemos en el Papa condiciones intelectuales brillantes, de una bondad enorme, y lo vemos día a día. Si se refleja una turbulencia en la sociedad, no solamente en la curia, fundamentalmente una turbulencia en cualquier señor que quiera hacer algo en la vida, sea humano o no humano, le cuesta mucho hacerlo: formar una familia, dirigir un país, concertar una situación mundial. Y para quien tiene que anunciar la verdad, el Papa, tiene que ser una travesía llena de turbulencias en la que él ha llegado a una conclusión después de muchas consideraciones. Ha llegado a la conclusión de: no tengo el vigor para hacerlo.

P: A América se le llama el “continente de la esperanza”, porque es donde más católicos hay, no es momento para que la Iglesia mire a otros lados, porque no ha habido nunca ningún Papa Latinoamericano…

CJLC: Creo que la geografía no tiene nada que ver, hay que buscar a la persona con la ayuda de Dios, que sea de donde sea, ese será. Creo que las situaciones geográficas o políticas van a estar fuera del cónclave.

P: ¿Le gustaría ser Papa?

CJLC: No.

P: ¿Por qué?

CJLC: Me parece realmente muy duro y que requiere de una preparación. Y me parece que hay personas mucho más preparadas.

P: Revisando estadísticas, en los últimos 6 años ha descendido el número de católicos quienes se han ido a distintas confesiones cristianas (evangélicas), cuál está siendo el principal problema de la Iglesia en cuestiones de fe, puede ser el que no se adecúa a los tiempos, o el que la gente ya no confía por el tema de pedofilia, ¿cuál es el gran problema?

CJLC: Yo pienso que el Papa ha declarado un Año de la Fe. O sea que el gran problema es la crisis de fe, no basta hablar, hay que mostrar lo que tú crees, esa coherencia de vida me parece que está fallando. Si dices que crees, ¿cómo haces esto? y así a veces entre los mismos católicos nos tiramos piedras de decir: “tú tienes la culpa” o “el otro tiene la culpa”. Es hora de levantar un poco más la mirada y enseñar como se hizo siempre. Los grandes hombres misioneros que han sacado adelante la Iglesia son santos, ¿quién fue San francisco de Asís, San Ignacio de Loyola, Madre Teresa de Calcuta, Juan Pablo II, San Josemaría Escrivá?, santos que pusieron su grano de arena, su ejemplo, dejaron una estela y después si quieres la sigues o no la sigues. Entonces falta iluminar más con una coherencia de vida.

P: Y Cómo iluminar desde un vaticano que es uno de los estados más pequeños y más ricos y con mayor influencia política y que además ha estado tapando durante años por decretos internos casos, por ejemplo, de la pedofilia.

CJLC: Yo no coincido con lo que usted dice, pero sí coincido en que Dios está en todas partes, no en ese pedacito que a veces quieren mostrarlo como centro de política o de intrigas. Dios está en todas partes, ese reflejo material de un lugar es mínimo. Yo creo que la fe hay que mostrarla en el día a día, ese es el Dios en que creemos. Hay un Santo Padre, unos Obispos, pero el 99.9% de la Iglesia son gente bautizada que están en el periodismo, en el deporte, en la cultura, en cada día, esa llamada a la conversión es la que creo está haciendo falta.

P: El derecho canónico dice que cualquiera que sea “bautizado, varón y célibe” puede ser nombrado Papa. ¿Por qué siempre se elige cardenales?

CJLC: Es una buena pregunta, pero no tengo la respuesta.

P: ¿Y pueda que elijan a alguien que no sea Cardenal?

CJLC: Es posible.

P: Pero sería raro…

CJLC: Sería raro, como la renuncia (del Papa). Pero se puede.

P: De acorde a los tiempos modernos…

CJLC: No lo sé. Posmodernos mejor.

P: Existe algún cardenal que tenga mayor preferencia sobre otro, se ha mencionado (en la prensa) a un par al menos…

CJLC: Yo no entro en este tema para nada, pero es lógico que haya gente que piensa de un modo y de otro. Que esto se lleve a la prensa, a las apuestas, a las intrigas me parece que no es bueno, pero me imagino que habrá gente que piensa de un modo y de otro, pero yo no estoy en esa onda.

Muchísimas gracias a todos y les pido que recen.


 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |