Menu


El Papa responde a las preguntas de los periodistas
Brasil, el Santo Padre mantuvo ayer la tradicional rueda de prensa con los periodistas que le acompañan.


Por: Vatican Information Service | Fuente: Vatican Information Service



CIUDAD DEL VATICANO, 10 MAY 2007 .-Durante el vuelo a Brasil, el Santo Padre mantuvo ayer la tradicional rueda de prensa con los periodistas que le acompañan.
 
  "Amo mucho América Latina", dijo el Papa, manifestando su alegría por poder viajar al "Continente de la esperanza". La finalidad de este viaje, afirmó, "es específicamente religiosa: dar la vida en Cristo y hacerse discípulos de Cristo".
 
  A una pregunta sobre la teología de la liberación, el Santo Padre recordó que "con el cambio de la situación política también ha cambiado profundamente la situación de la teología de la liberación y es evidente que fáciles milenarismos que prometían inmediatamente condiciones concretas de una vida justa estaban equivocados. Ahora la cuestión -añadió- está en cómo la Iglesia debe estar presente en la lucha y en las reformas necesarias para garantizar condiciones justas. Precisamente sobre esto hay división entre los teólogos".
 
  Benedicto XVI habló también del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, de San Salvador, asesinado en 1980 mientras celebraba misa. Tras asegurar que es "un gran testigo de la fe", manifestó la convicción de que "merece la beatificación, aunque "su figura hay que liberarla de aquellas deformaciones ideológicas de quienes han tratado de apropiarse de ella por motivos políticos".
 
  Refiriéndose al problema de la proliferación de las sectas en América Latina, el Santo Padre afirmó que "es una señal de que las personas tienen sed de Dios. La Iglesia debe responder a estas exigencias con un plan muy concreto, sabedora de que además de anunciar el mensaje cristiano es menester ayudar a las personas a encontrar condiciones de vida más justas".
 
  En respuesta a una pregunta sobre los parlamentarios que en México han apoyado una ley a favor del aborto, el Papa subrayó la "necesidad de que los políticos cristianos sean  coherentes con sus principios" y subrayó que la Iglesia "anuncia el evangelio de la vida: la vida es un don y no una amenaza".
 
  El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I.,  precisó que "los obispos mexicanos no han declarado la excomunión a esos políticos, y el Papa tampoco lo ha hecho. La acción legislativa a favor del aborto -precisó Lombardi- no es compatible con la participación en la Eucaristía". Entonces, le preguntaron, ¿están excomulgados? "No -respondió el director de la Oficina de Prensa-: se autoexcluyen de la comunión".
 
  En su respuesta a los periodistas, Benedicto XVI había dicho que esta excomunión "no es arbitraria, está prevista por el Código de Derecho Canónico. La muerte de un inocente, de un nonato, es inconcebible -añadió-. No es algo arbitrario y la Iglesia expresa aprecio por la vida y por el carácter individual de la vida desde el primer momento de la concepción".
 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |