Menu


Comunicado del Comité de Enlace Islámico-Católico
El tema ha sido «La dignidad humana y los derechos humanitarios en los conflictos armados»


Por: Arzobispo Michael L. Fitzgerald y Profesor Dr. Hamid bin Ahmad AL-Rifaie | Fuente: Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso




Con la ayuda de Dios, el Comité de Enlace Islámico-Católico ha celebrado su noveno encuentro en el Vaticano los días 19 y 20 de enero de 2004, equivalente al 27 y 28 Dhu al-Qa’Da 1424. La delegación católica estuvo dirigida por el arzobispo Michael L. Fitzgerald, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, Ciudad del Vaticano, mientras que la delegación islámica fue dirigida por el profesor Dr. Hamid bin Ahmad AL-Rifaie, presidente del Foro Internacional Islámico para el Diálogo, en Yeda.

El tema ha sido «La dignidad humana y los derechos humanitarios en los conflictos armados». Fue afrontado desde un punto de vista religioso de acuerdo con las doctrinas de nuestras dos tradiciones religiosas. A ello le ha seguido un intercambio sobre las relaciones cristiano-musulmanas con referencia a algunas preocupaciones actuales. Ambas partes están de acuerdo en los siguientes puntos:

1) Porque nosotros, cristianos y musulmanes, creemos en un único Dios, reconocemos que la paz es un nombre de Dios, y que la dignidad humana es un don de Dios Todopoderoso. Por ello hacemos un llamamiento a una oración constante por la paz, y afirmamos que la justicia y la paz son la base de las relaciones y de la interacción entre las personas humanas.

2) Hacemos un llamamiento por un cese inmediato de todo conflicto, incluyendo toda forma de conflicto armado, y de toda forma de agresión contra la seguridad y la estabilidad de los pueblos. Afirmamos el derecho de los pueblos a la autodeterminación, de forma que la vida humana sea cuidada, especialmente la de los inocentes, niños, mujeres, ancianos y discapacitados.

3) Hacemos un llamamiento al pleno respeto del derecho humanitario y de los derechos de los civiles, así como los de los prisioneros en conflictos armados; y que a nadie se le impida el acceso a agua, alimentos, medicinas y tratamiento médico. De igual forma, hacemos un llamamiento a la preservación de infraestructuras, propiedades, casas, árboles, animales y todo lo que es necesario para la vida. Este llamamiento se basa en valores religiosos comunes y en la necesidad de sostener las convenciones internacionales.

4) Hacemos un llamamiento al respeto del carácter sagrado de los lugares del culto y a su protección en tiempo de guerra y de paz, y a que se defienda el derecho de culto.

5) Afirmamos el derecho a la libertad religiosa y a la práctica de nuestras religiones según sus particularidades.

6) Estamos convencidos de que la violencia genera violencia y de que este círculo vicioso debería terminar. Declaramos que el diálogo es el mejor camino para manejar los conflictos y las guerras y para realizar la justicia y la paz entre los seres humanos y las sociedades, y por lo tanto alentamos al desarrollo de la cultura del diálogo.

Los participantes fueron honrados al ser recibidos en audiencia por Su Santidad el Papa Juan Pablo II, quien expresó su aprecio por el trabajo de la Comisión y la animó a proseguir en sus esfuerzos para promover la paz.

Ciudad del Vaticano
20 enero 2004/28 Dhu al-Qa‘da 1424

Jefe de la delegación Católica
Arzobispo Michael L. Fitzgerald

Jefe de la delegación Islámica
Profesor Dr. Hamid bin Ahmad AL-Rifaie


 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento