Menu


Cumbre interreligiosa en Munich
Una cumbre interreligiosa en Munich para enfrentar las crisis actuales del mundo


Por: Lisa Palmieri Billig | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it



Mientras los jefes de Estado y los ministros del Exterior, los asesores y estrategas económicos y políticos calientan asientos en consultas privadas y dan declaraciones públicas que disparan los mercados de acciones convirtiéndolos en una montaña rusa, una comunidad católica internacional se está ocupando de hacer la diferencia.

Al contrario de los modos utilizados por los representantes seculares, que no consultan con los líderes espirituales, los miembros la Comunidad de San Egidio consideran que la búsqueda de la paz debe incluir a todos los sectores de la sociedad, tanto creyentes como no creyentes. El expresidente de Portugal, Mario Soares, y el expresidente soviético, Gorbaciov —a quienes periodistas agnósticos y ateos han definido como «personas de buena voluntad»— se encuentran entre los invitados que siguen asistiendo a las reuniones internacionales.

Nacido en 1968 como una ramificación de la revolución estudiantil, San Egidio es considerado hoy en día un movimiento internacional altamente respetado y poderoso, formado en toda su estructura por voluntarios que se ganan la vida con otros trabajos a tiempo completo.

«Bound to Live Together: religions and cultures in dialogue» (Destinados a vivir juntos: religiones y culturas en diálogo) es el significativo título de la 25.ª reunión interreligiosa internacional de la Comunidad de San Egidio, que este año se celebra en Munich del 11 al 14 de septiembre.

Durante un cuarto de siglo, desde que el gran y recientemente beato papa Juan Pablo II reunió a los líderes de las religiones más importantes del mundo en Asís para unir sus energías en una oración simultánea pero separada («no sincretista») por la paz, San Egidio ha adherido al evento y lo ha transformado en una tradición. La Comunidad nunca deja de organizar encuentros interreligiosos anuales en diferentes partes del mundo, que siguen el modelo de esa primera reunión histórica.

Estas reuniones internacionales se han extendido a los países europeos, a Estados Unidos y Latinoamérica, a Asia y a 30 países africanos. DREAM es uno de los programas de San Egidio, que proporciona ayuda médica y social a aproximadamente 150 000 pacientes africanos con sida. Los pobres y los ancianos también reciben especial atención. El trabajo de la Comunidad con los inmigrantes pobres en Italia y los contactos subsiguientes con las embajadas de sus países de origen tuvieron como resultado el crecimiento del trabajo interreligioso de San Egidio con líderes de todos los credos.

Desde Asís, se ha recorrido un largo camino. Las reuniones anuales, con su ambiente acogedor que inspira a la libre expresión, generan el establecimiento de contactos y amistades entre representantes religiosos de comunidades o naciones en guerra que no mantienen relaciones diplomáticas recíprocas.

«Ahora más que nunca, diez años después del 11 de septiembre, estamos llamados a redescubrir el diálogo, no como un arma de los débiles ni de los ingenuos, sino como una herramienta real para aprender a vivir juntos», dice Mario Marazziti, portavoz de San Egidio.

Los representantes gubernamentales más importantes de Alemania, junto con líderes diplomáticos y religiosos internacionales, celebrarán la ceremonia inaugural y la conmemoración del 10.º aniversario del 11 de septiembre.

Christian Wulff, presidente de la República Federal de Alemania, oficiará una reunión silenciosa en Marstallplatz hoy, donde pantallas gigantes de TV se conectarán en paralelo con la reunión de San Egidio en las proximidades de Ground Zero en Nueva York.

«Nuestra reunión será un contra-icono del 11 de septiembre», explica el portavoz de San Egidio.

El presidente de Alemania hablará en la ceremonia inaugural, junto con otros dignatarios, como Horst Seehofer, presidente de Bavaria; el cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich; los presidentes de las Repúblicas de Guinea y Eslovenia, Alpha Gondé y Danilo Turk; Shear-Yashuv Cohen, rabino jefe de Haifa en Israel; Daniel, patriarca de la Iglesia ortodoxa rumana; Dató Seri Anwar Ibrahim, líder de la coalición islámica y panmalasia en Malasia; y los líderes de San Egidio, Prof. Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio, y Ursula Kalb, líder de la Comunidad en Alemania.

Durante las sesiones plenarias, los treinta y cinco paneles y los ocho foros, otras personalidades distinguidas, como la canciller de Alemania, Angela Merkel; los ministros de Economía alemán e italiano (Wolfgang Schauble y Giulio Tremonti); los ministros de Israel y de la Autoridad Palestina; los representantes de la primavera árabe de Egipto, Túnez, el Consejo de Transición Nacional Libio, y sus respectivas autoridades religiosas discutirán varios aspectos de la cambiante nueva escena en sesiones paralelas.

Aquellos que no tenemos el poder de la ubicuidad y nos gustaría leer los artículos de los oradores en otras sesiones no tendremos más opción que buscarlos en el sitio de internet de San Egidio.

Los temas van desde la primavera árabe, el proceso de paz palestino-israelí y de Oriente Medio, la situación de los cristianos en la región, hasta la situación de la comunidad gitana en los países europeos, África, los pobres, los valores religiosos, etc.

Ante la pregunta de cuál será el tema principal de la reunión en medio de esta miríada de temas de interés mundial, Marazitti respondió: «Hay varios: celebrar el 25.º aniversario de la reunión de Asís, conmemorar el 10.º aniversario del 11 de septiembre con la mayor conmemoración europea conectada con Ground Zero. El presidente de Alemania y los líderes de todas las religiones del mundo estarán unidos en esta reflexión sobre una herida común.

También haremos un peregrinaje, liderado por el cardenal Roger Etchegaray, a uno de los sitios de mayor trauma de la Segunda Guerra Mundial en el siglo xx: el antiguo campo de concentración de Dachau.

En total, los invitados internacionales serán 300, con aproximadamente 5000 participantes.

«Después del comunismo, después de las guerras contra el terrorismo que siguieron al 11 de septiembre, ahora estamos frente a una nueva crisis: la crisis de identidad del capitalismo», dice Mario Marazziti. «En dos años, los mercados no han encontrado todavía las herramientas para reformarse a sí mismos. Estamos atravesando la mayor crisis financiera de la historia, y también hablaremos sobre esto.»

«Las religiones le mostrarán al mundo cómo pueden ser instrumentos en la búsqueda de una globalización con alma, sin la explotación injusta de los trabajadores.»

Los eventos religiosos destacados incluyen una Celebración Eucarística Ecuménica a cargo del arzobispo Marx en la catedral de Munich hoy; y el cierre de la ceremonia el martes: la oración ritual multirreligiosa por la paz siguiendo el modelo de Asís que finalizará, como siempre, con la caminata de todos los líderes religiosos vestidos con el atuendo ceremonial, tomados del brazo luego de las oraciones para sentarse en una plataforma en la plaza central de la ciudad, y luego alzándose uno por uno para encender velas por la paz, después de la lectura de saludos y mensajes de las autoridades civiles y religiosas. Tradicionalmente, se entrega un mensaje especial del Papa.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Antiguo Testamento 25% de descuento
Nuevo Testamento 25% de descuento