.
Ser comunicadores es un privilegio y una responsabilidad
Comunicadores católicos /Ética y valores en la Comunicación

Por: . | Fuente: VIS

El arzobispo John P. Foley, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, pronunció esta mañana la homilía de la misa celebrada con motivo de la reunión de SIGNIS International en la Casa Internacional Pablo VI de Roma.

SIGNIS es una asociación no gubernamental en la que participan 140 países y que al igual que la Asociación Católica Mundial para las Comunicaciones agrupa a profesionales de los medios radiofónicos y audiovisuales y de Internet. Dos organismos católicos, UNDA (radio y televisión) y OCIC (cine y audiovisuales) confluyeron en 2001 en SIGNIS.

"Tenemos el privilegio de trabajar en el campo de las comunicaciones -dijo el arzobispo-, de tener la responsabilidad en nuestro trabajo diario de dar a conocer a Cristo a los otros a través de los medios de comunicación. Es un privilegio, pero también una responsabilidad. Es el trabajo por el que nos juzgarán. ¿Lo desempeñamos bien?".

Para ser buenos comunicadores, sugirió el prelado, es necesario: "En primer lugar reafirmar nuestra fe en la palabra que se hizo carne, Jesucristo. En segundo lugar, debemos esforzarnos para encarnar en nuestra vida el ejemplo de Jesucristo -no solamente para la salvación y la santificación propias, sino para que el mensaje que transmitimos se reciba mejor, porque el mensajero es más creíble. En tercer lugar, mientras nos esforzamos por realizar programas de mayor calidad, por elevar el tono moral de los medios, por una mejor legislación, por garantizar el acceso a los medios de comunicación de los mensajes de naturaleza religiosa y espiritual, la tarea más importante que tenemos que llevar a cabo en el ámbito de la comunicación es transmitir el mensaje de la Palabra hecha carne".