> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Tema controvertido | sección
La Iglesia católica | categoría
Fiestas y tradiciones de la Iglesia | tema
Autor: P. Eduardo Martínez Abad | Fuente: Catholic.net
Muerte, ¿dónde está tu victoria?
Llega el Sábado Santo y todo se acabó. Ya hemos acabado. Los recuerdos de nuestros pecados, de nuestros arrepentimientos, quedan aparcados
 
Muerte, ¿dónde está tu victoria?
Muerte, ¿dónde está tu victoria?

Aun resuena en mi mente de mis 17 años, la palabra ronca de un sacerdote ya mayor, añadiendo como coletilla a sus pláticas de ejercicios cuaresmales: “Mira que te has de morir. Mira que no sabes cuándo.”

No obstante, hemos caído en una gran trampa, porque hemos predicado, presentado, explicado con sermones y charlas cuaresmales todo el contenido de la cuaresma, con su contenido de conversión, como objetivo principal, como lo nuclear, como lo principal, como lo esencial del misterio al cual la misma Cuaresma nos está preparando: la Resurrección de Jesucristo, al tercer día, de entre los muertos.

Y la Cuaresma nos ha preparado con horas extras, horas durante todos los días y aún antes de la Cuaresma, renovando y sacando a la luz un año más, todos los símbolos y gestos de un arrepentimiento y conversión vacíos de Jesucristo y llenos de nuestros sentimientos de un oscuro pesar, no sabemos de qué.

Acabada la Cuaresma, se acabó todo. Se acabó todo esfuerzo y todo proyecto de futuro de la renovación, de la conversión de nuestra vida.

El único proyecto era la Cuaresma, con todo su folclore, de procesiones de kilómetros, a recorrer en 16, 20 o más horas, pasos o carrozas con figuras de la Pasión de Jesucristo, penitentes y flagelantes, encaperuzados, nazarenos con cadenas o con cruces, costaleros, sangrándoles los hombros de pujar los pasos o carrozas.

¡Qué gran trampa! Porque lo importante no es la cuaresma, momento, etapa de preparación al Gran Misterio. El período de Cuaresma queda desproporcionado en su intensidad y vivencia. Lo importante, qué digo importante, lo fundamental, es la Resurrección del Hijo de Dios de entre los muertos.

“Muerte, ¿dónde está tu victoria? Muerte ¿dónde está tu aguijón?”

Se me va la imaginación por lo que conozco: Semana Santa de Andalucía, de Castilla, aunque digan que es diferente. Llega el Sábado Santo y todo se acabó. Ya hemos acabado. Los recuerdos de nuestros pecados, de nuestros arrepentimientos, quedan aparcados. Ahora, a descansar de tantos trabajos extra, que hemos tenido en los cuarenta días y sobre todo de esa gran Semana, que la llamamos Santa, en la que nos volcamos y quedamos vacíos en cuerpo y mente para vivir el Gran Misterio al que todo ese periodo o etapa nos había preparado. Todo se acabó, todo se acabó. Llegamos al final. Adiós Resurrección, para la que nos estaba preparando. Estamos cansados y hartos ya de tanto “trajín”.

LA RESURRECCIÓN DEL HIJO DE DIOS DE ENTRE LOS MUERTOS... ya hablaremos más tarde, que ahora estamos cansados, agobiados, de procesiones, y todo lo demás de la Cuaresma. Uf! 40 días y más, trabajando y preparando para que todo salga bien. Las procesiones de “pasos” de imágenes preciosas, las bandas de música con ensayos y ensayos, los via crucis procesionales con cruces penitenciales a los hombres y los cirios y los hachones, y los quinarios de dolor...

Para qué todo este esfuerzo, todo este tinglado de millones y millones, para que todo salga bien y se vea bonito, que esté bien, que guste y satisfaga a todos, por esa tendencia del ser humano, harto de tensiones, a descargarse de sus tensiones internas, de su culpabilidad, por cierto masoquismo de toda esta Cuaresma que hemos montado y que cada vez degenera en un gran espectáculo y un trajinar en las parroquias, preparando todo...



1. La trampa de la Cuaresma
3. Se acabó la Cuaresma



Imagen: Cristo Crucificado. Goya

 

 
 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Temas Controvertidos de la fe y la moral
Mapas Mapa de Tema controvertido
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Tema controvertido
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
Dios: La Santísima Trinidad
Temas controvertidos de actualidad
Especial Sede Vacante y Cónclave 2013
Papa Francisco
Muerte, juício, infierno y gloria
Jesucristo
La Virgen María
Los Ángeles y los Santos
La libertad humana y el pecado
La Vida Cristiana
Moral y valores
La Iglesia católica
Historia de la Iglesia católica
Críticas a la Iglesia
La Iglesia católica
Fiestas y tradiciones de la Iglesia
Las enseñanzas de la Iglesia
La misión de los católicos
La posición doctrinal de la Iglesia
La gracia y la salvación
Falsas profecías
Religión, cultura y sociedad actual
Esoterismo, supersticiones y satanismo
Las enseñanzas de la Iglesia
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores en línea
Consulta a nuestro grupo de consultores, son más de 300 disponibles para responder todas tus dudas
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
Impuestoporlavida.org

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
III Congreso Arquidiocesano de Música Litúrgica
El Ministerio de la Música... un Liderazgo
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Has utilizado alguna vez nuestro servicio de consulta espiritual y doctrinal en línea?
Sí, y siempre he recibido respuesta
Sí, pero a veces no me han respondido
Sí, y nunca me respondieron
No he tenido necesidad de usarlo
No sabía que existía ese servicio en http://es.catholic.net/consultorios/
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Temas Controvertidos de la fe y la moral
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red