> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sexualidad y Bioética | sección
Sexualidad | categoría
Sexualidad en el Matrimonio | tema
Autor: Dra. Alice Von Hildebrandprofesora de filosofía en Fordham University, Nueva York,
Aspectos psicológicos de la sexualidad
Una de las más grandes tragedias del matrimonio es que el ámbito sexual puede convertirse en un hábito
 
Aspectos psicológicos de la sexualidad
Aspectos psicológicos de la sexualidad


El hombre es, a decir de Pascal, el objeto más sorprendente de la naturaleza. Ya que es una persona, es un ser dotado de conciencia, de inteligencia, de libre albedrío, con la capacidad de amar y al mismo tiempo, tiene un cuerpo. Mientras que los ángeles y Dios son seres puramente espirituales, el hombre es una persona encarnada en un cuerpo, y este cuerpo tiene características sexuales. El hombre nace con sexo masculino o femenino.

Lo que resulta aún más sorprendente es que su desarrollo espiritual se define en función de la actitud que adopte hacia su sexualidad, ya que ésta desempeña un rol singular en la existencia humana. En su obra En defensa de la pureza, Dietrich Von Hildebrand ha demostrado de manera convincente que la relación sexual difiere esencialmente de otros placeres del cuerpo, tales como comer, dormir o beber, ya que éstos carecen de profundidad. El disfrute de una buena comida o de una buena bebida no puede compararse con la seriedad y profundidad que se relaciona con la relación sexual. Sería completamente falso considerar la relación sexual como una cuestión relacionada únicamente con el cuerpo. La relación sexual es algo esencialmente profundo porque el alma tiene que ver con ella. Con la relación sexual no se juega. Una actitud ligera superficial hacia una buena comida y un vaso de vino es perfectamente adecuada. El misterio de la relación sexual exige al hombre una profundidad que no puede hallarse en otras experiencias placenteras. En realidad, considerar la relación sexual como un ámbito de diversión y placer, ya es confundirla en su verdadera naturaleza. La experiencia sexual está ligada profundamente a las experiencias psicológicas y espirituales. Es esencialmente una revelación de sí mismo, un don de sí mismo a otra persona en la que uno descubre su propio misterio. De allí las profundas palabras que encontramos en el Génesis: "Y Adán conoció a Eva".

A través del pecado original la admirable unión que Dios mismo estableció entre el hombre y la mujer, fue interrumpida gravemente. En el momento en que Adán y Eva pecaron juntos crearon un gran abismo entre ellos. Y esa es una de las trágicas consecuencias del pecado original --que muchos teólogos no mencionan: que la relación hombre-mujer quedó seriamente dañada. Las consecuencias del pecado original son particularmente serias en el ámbito sexual en razón de su importancia y centralidad. Con el pecado original la concupiscencia se aferró al alma humana, que se había alejado de Dios a partir de la desobediencia, y a partir de ese momento Adán y Eva se dieron cuenta de que "estaban desnudos" y sintieron vergüenza.

Esa sensación de vergüenza desaparece totalmente frente al amor conyugal. La vergüenza, que es una experiencia totalmente negativa, es reemplazada por lo que podemos llamar una "santa timidez", ya que la primera es una respuesta a lo que se considera un instrumento de placer, en cambio la segunda es una respuesta en el ámbito de la intimidad. Y esta santa timidez debe mantenerse en un matrimonio cristiano verdaderamente feliz. El aspecto sexual nunca debe transformarse en un asunto rutinario, en ese devastador hábito que puede arruinar las más bellas experiencias. Siempre debe quedar algo que "impone respeto, extraordinario, a lo que sólo es posible acercarse con ´traje de novia´ y no con ropas de a diario".

El ámbito sexual puede convertirse en un hábito


Una de las más grandes tragedias del matrimonio es que el ámbito sexual puede convertirse en un hábito. Aunque los hábitos son legítimos e importantes en la vida del hombre, se caracterizan por un mínimo de concientización. No es necesario prestarles una atención total ya que "marchan por sí solos" y pueden realizarse con un mínimo de esfuerzo. En el momento en que la sexualidad se convierte en un hábito, y uno se deja llevar a ella como una "cuestión evidente", pierde su misterio, su carácter de hecho extraordinario y por lo tanto, su sublime fascinación.

Esto nos permite establecer un vínculo entre nuestro tema y el tema práctico de la planificación natural de la familia. Si lo entiendo bien, significa realmente "el uso amoroso del privilegio de la relación sexual en la vida conyugal".

El verdadero amor que florece en el vínculo del matrimonio cristiano está hermosamente preparado para luchar contra ese "gusano de la rutina" que puede invadir trágicamente el ámbito sexual. En verdad, el amor está alerta. Cuando uno ama de verdad, uno oye, uno ve, uno siente, uno palpa al ser amado. La relación sexual debe ser la culminación, el clímax, de una sinfonía que empieza mucho antes del último paso. La ternura debe predominar en la vida conyugal en todo momento, en los pequeños y muy significativos actos de amor que deberían ser las redes y la trama de la vida conyugal; una amorosa conciencia de las necesidades del otro; una palabra de amor en el momento preciso; la disposición para escuchar la voz del otro; la voluntad para cambiar las cosas que alteran los nervios del otro (tales como el descuido, el ruido, el desorden, etc.) El aspecto sexual es la mayor alegría de la vida conyugal y siempre debe ser la culminación de este crescendo de amor. La belleza de la relación sexual dependerá de su preparación a lo largo de todo el día, a lo largo de la vida conyugal.

La forma en que yo entiendo la planificación natural de la familia es precisamente recordar a las esposas que la unión sexual es una fiesta de amor y como uno no puede dar una fiesta todos los días, deben prepararse para ese gran momento. Y allí la abstinencia tiene un papel que desempeñar. Es obvio que la abstinencia es difícil para los esposos que se aman, precisamente cuando se sienten tan cercanos en el amor, pero los sacrificios hechos en común son algunos de los más poderosos aglutinantes del amor conyugal o de cualquier amor.

Estoy convencida de que lo mismo es cierto para cualquier hombre, porque en lo profundo de su ser, cada ser humano sabe que añora el amor, y no la relación sexual aisladamente. No hay duda de que Freud ha desempeñado un papel devastador al tratar de convencer a la gente de que la relación sexual es la clave de la existencia humana, y que el amor es sólo un instinto sexual sublimado. Lo inverso es lo cierto. El amor por sí solo puede llenar todas las aspiraciones del ser humano. No olvidemos que Dios es amor y que en el marco del amor conyugal, la relación sexual es una forma privilegiada de expresar el amor, de alcanzar la unión con Él, de darse a Él.



 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Sexualidad y Bioética
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Sexualidad y Bioética
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo

Links relacionados
Organización Mundial del Método de Ovulación Billings
Sitio de los doctores Billings
Orientaciones educativas sobre el amor humano
Pautas de educación sexual, Sagrada Congregación para la educación católica
Planificación familiar natural
Han enseñado el método Billings en diversos países, incluyendo China.
Compendio sobre familia, vida y ética
Curso en línea sobre el amor humano
Cursos en línea
Aborto
Adicciones
Anticoncepción
Bioética personalista
Células madre o troncales o estaminales
Ciencia
Clonación
Depresión
Eutanasia y cuidados paliativos
Fertilización artificial
Homosexualidad
ONU e ideología de género
Origen de la vida
Paternidad responsable
Pena de muerte
Proyecto genoma humano
Sexualidad
¿Qué es?
Sexualidad en el Matrimonio
Noviazgo
Educación sexual
Masturbación
Prostitución y sexualidad
Sida y enfermedades de transmisión sexual
Suicidio
Trasplantes
Bioética.Magisterio de la Iglesia
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la seccion
Dudas y asesoría acerca de dilemas en temas de la vida: aspectos científicos, jurídicos, éticos y prácticos
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, facultad de bioética
Universidad Católica del Sacro Cuore, Centro de Bioética
Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Fundación Jérôme Lejeune, Gènéthique
Conoze.com

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
VI PROLIFE WORLD CONGRESS, ECUADOR 2013
Congreso Mundial sobre la defensa de la vida en Guayaquil, Ecuador
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Catholic.net te ayuda de alguna manera a la conversión, es decir, a un cambio de vida fruto de un encuentro con Jesucristo?
Sí me ha ayudado a llegar al arrepentimiento y al sacramento de la confesión
Sobre todo a la conversión del corazón concretado en obras
Me recuerda la reconciliación con Dios y la ruptura con el pecado.
Encuentro motivación y razones para ser fiel a la gracia de Dios
Me ayuda a convertirme constantemente a Jesucristo
Favorece a la comunión íntima de vida con Dios
No, sólo encuentro recursos pastorales y artículos interesantes
No, pues pienso que la conversión no llega a través de un portal.
Otros (escribe a participa@catholic.net)
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: