> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sexualidad y Bioética | sección
Paternidad responsable | categoría
Fertilidad y paternidad responsable | tema
Autor: catolicos.org.ar
El método Billings
Presenta las bases científicas del método, su eficacia, así como ls ventajas para los esposos que deciden usarlo.
 
El método Billings
El método Billings



Es una solución científica para un problema humano

Estoy firmemente convencido de que el Método Billings es la solución a uno de los problemas más serios y preocupantes de la sociedad contemporánea. Me propongo demostrarlo a través de estas líneas.

La pareja humana se enfrenta a una decisión: tener un hijo o no tenerlo.

Esta decisión ha sido influida y, en ocasiones usurpada, por entes extraños a la pareja: autoridades, médicos, parientes, organismos internacionales, etc.

A través de la historia se ha propuesto y proporcionando a la pareja diferentes medios para evitar embarazos; y, lo que es más grave, para interrumpir o terminar con los embarazos indeseados.Quizás la palabra "indeseado" merezca un comentario.

Siendo la relación sexual humana un acto enteramente voluntario, excepto en caso de violación, no se puede decir que la consecuencia del coito, un embarazo, sea indeseado.

¿No cabría más bien usar el término "impremeditado", o "inconsciente"?

Precisamente, el Método Billings proporciona a la pareja el conocimiento elemental y suficiente de su fertilidad combinada (la del hombre y de la mujer), para hacer posible que todo embarazo sea consciente, premeditado, voluntario, deseado, humano.

Hasta que la pareja no adquiera conocimiento de su fertilidad individual y combinada, y haga uso adecuado de ese conocimiento, seguiremos como hasta hoy, teniendo hijos producto de la casualidad; porque sólo la casualidad rige en un hombre y una mujer que en determinado momento cohabitan sin saber si están concibiendo un hijo o no. Lo que quiero decir es que, hoy por hoy, ni el hombre ni la mujer saben si en esa ocasión, engendran un hijo o no. Este conocimiento si lo tiene la pareja que usa Billings.

El método Billings cumple esto y mucho más

Eso justifica la aseveración del profesor Hilgers, catedrático de la Universidad de Minessotta, U.S.A., que dice que el Método Billings es el acontecimiento científico más significativo del siglo XX.

Dijimos que el Método Billings es la solución del problema. Su mismo autor, el Dr. John Billings, de Australia, dice en su libro:

Solución científica: las bases científicas del método han sido exhaustivamente estudiadas y ratificadas por científicos y por entidades de los cinco continentes. No existe ningún método de planificación familiar natural o artificial que haya sido más cuestionado e investigado que el Método Billings; y de todas las pruebas ha salido ratificado y fortalecido.

La Organización Mundial de la Salud reconoce el 99% de efectividad

En fecha reciente, después de 10 años de un programa muy cuidadoso, avala al método y reconoce en él "99% de efectividad, si es enseñado, aprendido y puesto en práctica siguiendo estrictamente las reglas claramente establecidas por el Dr. Billings".

Solución natural: no se necesita recurrir a píldoras,ni aparatos de ninguna naturaleza. Basta con reconocer los siglos síntomas de fertilidad en el organismo femenino, para obtener los mejores resultados.

Solución inocua: no hace daño ni al hombre ni a la mujer. Física, psíquica y emocionalmente está comprobado que está libre de efectos secundarios.

Solución aplicable en cualquier circunstancia de la vida de la mujer: Ciclos regulares e irregulares, período de lactancia, pre-menopausia, baja fertilidad. En cualquiera de esas circunstancias el Método Billings enseña a la mujer como lograr el embarazo deseado, y cómo evitarlo, si no se desea.

Solución sencilla: cualquier mujer de cualquier edad, condición social, grado de instrucción, raza, etc. está en capacidad de aprender y aplicar el método.

Se ha dicho que el Billings está reservado a una élite y que no es para la "masa", designando así, peyorativamente, y despreciativamente a los integrantes de las clases menos favorecidas de la sociedad. Afortunadamente no es así. A través de las experiencias recogidas en nuestro país, y en otras latitudes, son estas personas (campesinos, habitantes de los barrios, indígenas) los que, apropiadamente enseñados, presentan los mejores resultados estadísticos del Método Billings.

Solución que mejora la armonía psíquica y física de la mujer: A través del conocimiento de su fertilidad y del uso conscienten y voluntario de la misma adquiere la pareja la posibilidad de adentrarse en la belleza, la armonía y los frutos que proporciona una sexualidad bien conocida; y la oportunidad de disfrutarla a plenitud, sin temor, y sin interferencias mecánicas, químicas, ni emocionales.

Solución moralmente lícita: la Iglesia Católica no tiene objeciones para el uso del Método Billings, tanto para obtener los hijos deseados como para espaciar los nacimientos.

Las parejas católicas practicantes que conocen las restricciones que doctrinalmente conllevan los métodos artificiales, encuentran en el Método Billings la ansiada solución al problema de limitar los nacimientos.

A propósito de esto, los católicos deberemos prestar más atención a los frecuentes y repetidos pronunciamientos del S.S. Juan Pablo II, profundo conocedor del problema de la planificación familiar y defensor de la encíclica Humanae Vitae de su antecesor Pablo VI. En una audiencia privada concedida al R.P. Pedro Richards, asesor para América Latina del Movimiento Billings, dijo:

"Deseo que toda Mujer conozca el Método Billings".

A la mujer no debe negársele el derecho de conocer su fertilidad que hasta ahora se le ha presentado como una enfermedad que debe tratarse para no tener hijos, siendo, por el contrario, don inestimable que dignifica su condición de mujer y de madre.

¿Sabemos los católicos que la madre Teresa de Calcuta fue uno de los personajes más importantes en el desarrollo del Método Billings? La madre Teresa y sus religiosas, instructoras del Método Billings en un país mayoritariamente no cristiano, sobrepoblado y hambriento como es la India, ha logrado convencer con hechos, estadísticas en mano, a las autoridades sanitarias del país que dispensen de la esterilización quirúrgica compulsoria a las parejas usuarias del Método Billings la Madre Teresa está presente en todos los Congresos Internacionales, llevando su voz de aliento, estimulándonos para continuar en la lucha para establecer más firmemente la difusión y fortalecimiento del método en el mundo entero. Mucho le debe la Humanidad- a esta insigne mujer, apóstol en la defensa de la vida. Mucho, a sus religiosas y a los religiosos y misioneras de otras congregaciones que han enseñado el Billings, y continúan haciéndolo, en los más apartados rincones de la tierra.

¿Por qué el método Billings?

Porque es la manera más fácil de tener, posponer o evitar los embarazos. Su eficacia ha sido comprobada dondequiera que ha sido usado. Y es, hoy día, el método más utilizado en el mundo entero, a pesar del poco tiempo que hace de haber sido publicado el libro del Dr. Billings.

Los que han tratado de frenar su extensión han usado toda clase de argumentos como por ejemplo decir que es lo mismo que el método de Ogino-Knauss (Calendario, Ritmo) o que el método sintotérmico, que son los métodos de planificación familiar natural basados en la ovulación. Pero, como veremos más adelante, el Método Billings es totalmente diferente, y no debe confundirse con los otros métodos naturales que gozan de la fama de ser menos eficaces y más difíciles de practicar.

¿Qué es el método Billings?

Es el método de planificación natural de la familia, que enseña a la pareja a reconocer los signos de fertilidad que se presentan en el organismo de la mujer, en ocasión de producirse la ovulación.

Para que un embarazo se produzca, se necesitan 3 elementos básicos: 1. Espermatozoides sanos y móviles. 2. óvulo maduro, 2. Moco cervical fértil.

1. Espermatozoides sanos y móviles: el hombre, en buenas condiciones de salud, produce, a partir de la pubertad y hasta muy avanzada edad, espermatozoides capaces de fecundar. La cantidad estimada varía de 60.000.000 a 120.000.000 por centímetro cúbico de semen. En cada eyaculación se produce de 3 a 4 cc. Esto quiere decir que el hombre sano eyacula la vagina de la mujer cantidad más que suficiente de espermatozoides para embarazarla.

2. Ovulo maduro: En los ovarios de las niñas existen desde su nacimiento de 200.000 a 300.000 folículos de Graaf, que contiene en su interior un óvulo. En el transcurso de su vida fértil que va desde la menarquía o desarrollo, que ocurre alrededor de los 12 años de edad y termina durante el climaterio o menopausia, alrededor de los 48 años, la mujer madura unos 430 óvulos. Esto quiere decir que la mujer es infértil casi toda su vida; sólo es fértil cuando, en cada ciclo menstrual (espacio de tiempo que va de un primer día de regla a un primer día de la próxima regla) se produce la maduración completa de un o rrara vez más de un óvulo.

3. Moco cervical fértil: Ha sido demostrado ccientíficamente que en ausencia de moco cervical de tipo fértil no es posible lograr un embarazo. Es el llamado "factor cervical", que consideran los textos de ginecología en le capítulo de fertilidad. Este conocimiento se ha popularizado a raíz de las investigaciones del equipo del Dr. Billings y sus colaboradores en Australia. Estudios de moco cervical han sido profundizados especialmente por el Dr. Eric Odeblat, profesor de la Universidad de Umea, Suecia.

Las investigaciones de Odeblat, prueban como aparece el moco, su origen en las criptas (no glándulas) del endocervix, los tres tipos de moco con características físico-químicas distintas y con funciones igualmente diferentes, que van desde la selección de los espermatozoides más aptos hasta su preservación y ayuda para alcanzar su objetivo en las trompas de Falopio.

Pues bien, para lograr esa meta de enseñar a las parejas como tener, posponer o evitar un embarazo, el Método Billings basa sus enseñanzas en reconocer el moco cervical de características fértiles.

Sequedad vs humedad

Para comprobar la ignorancia de los hombres y mujeres en materia de fertilidad humana, basta con preguntar a las parejas que hacen cursos prematrimoniales o asisten a charlas introductorias sobre Método Billings cómo están responden que muy bien. Cuando se repite la pregunta, esta vez dirigida a las mujeres, también dicen que están bien. Pero cuando se insiste y se pregunta si están secas o húmedas, entonces... los hombres sorprendidos, ponen cara de no entender, simulan estar en la luna, o insinúan, o piensan que quien pregunta está loco. Las mujeres usualmente sonríen, se sonrojan o lucen apenadas.

Ese es el momento de enseñarles que están secas o están húmedas. Que no pueden estar de otra manera. Que todas pueden contestar a la pregunta. Que no tienen por qué preguntar a otra persona. Que, aún siendo ciegas, pueden saber si están secas o húmedas.

Pasado el asombro se les explica que la mujer, que está fértil, estará humedad como lo está la madre tierra, para poder dar fruto al ser sembrada.

Sensación de humedad o de sequedad en la vulva (genitales externos)

En ellas está el secreto del Método Billings, por eso puede aprenderlo cualquier mujer de cualquier edad y grado de instrucción. Incluso las mujeres de barrio, las campesinas, las indígenas pueden aprender y usar Billings, porque pueden reconocer fácilmente la sensación de humedad o de sequedad de sus genitales, cuando su esposo le pregunta. Con ello, juntos en pareja, podrán tomar la decisión consciente, voluntaria, responsable de tener o no una relación sexual.

Es conveniente insistir sobre la importancia de reconocer la sensación de humedad. Preguntar: ¿Lo que sienten es igual que cuando se bañan? Que cuando orinan? ¿qué cuando se sientan en una silla mojada por la lluvia? ¿Cómo describirían esa sensación?

Algunas contestarán que se sienten "babosas", "resbalosas", "lubricadas", etc.

Para precisar el concepto se les pregunta ¿cómo saben si les vino la regla? Y se les aclara: no es porque ven la sangre. Es porque se sienten húmedas.


Posterior a la menstruación notarán algunos días de sequedad son variables en duración de una mujer a otra, es el patrón básico infértil.

Después cambiarán nuevamente a una sensación de humedad por 3, 4 o 5 días. Son esos los días de humedad producida por el moco cervical de característica fértiles, que denuncia el proceso de maduración del óvulo. La mujer esta en su etapa fértil.

Sensación de humedad y sequedad. Enseñar a la mujer a reconocerla y a anotarla es la base de un buen aprendizaje del Método Billings.

La humedad de los genitales externos debida a la presencia de flujos patológicos, se logra diferenciar por las características mismas de la secreción: color, irritación, prurito, continuidad, etc... Se recomienda consultar el tratamiento para facilitar el reconocimiento de la presencia del Moco Cervical.

¿Por qué se produce y cómo el moco cervical?

El mecanismo de la fertilidad femenina, compleja y bellísima obra del Creador, se conoce detalladamente, gracias a la investigación endocrinológica que fue impulsada de manera extraordinaria, a partir de los trabajos de investigación del equipo Billings, trabajos repetidos en Australia (Profesor Brown), en Europa (Cortes¡ en Italia, Flynn en Inglaterra, Odeblat en Suecia), en Norte América (Hilgers) y en Sur América (Patricio Mena en Chile)

En el hipotálamo se inicia el proceso que se dispara, de una manera no claramente establecida aún, con variadas hipótesis: humoral, nerviosa, sanguínea, etc. estimulado el lóbulo anterior de la hipótesis o pituitaria, reina de las glándulas de secreción interna, este lóbulo anterior de la hipótesis produce hormonas estimulantes de los ovarios y mamas, entre otras: FSH, LH, Prolactina. Los Folículos de Graaf de los ovarios, mediante la hormona estimulante de los folículos (FSH) provocan la maduración de al llamada masa funcionante del ovario que a su vez produce estrógenos, hormonas que hacen que, en el útero, el endometrio empiece a crecer, y en el cuello comience a fluidificarse el moco cervical.

Lograda la maduración de uno o más folículos, se produce la ruptura de los mismos y la liberación de uno o más óvulos. Esto constituye la ovulación. La cicatriz dejada en el ovario por la ruptura del folículo es asiento del cuerpo amarillo o lúteo, que por efectos del LH (hormona luteínica) produce progesterona, hormona que completa la conversión del moco cervical fértil en tapón mucoso que ocluye el cuello uterino. La progesterona, por un mecanismo retroalimentador sobre el lóbulo anterior de la hipófisis, impide la ulterior producción de FSH.

A consecuencia de esta maravillosa interacción hormonal y orgánica, se produce la fertilidad femenina, haciendo coincidir de manera sincronizada y armónica la presencia: de un óvulo maduro, capaz de ser fecundado; de un lecho acondicionado en el útero con endometrio plenamente desarrollado; y de un moco cervical fértil en el momento preciso de la ovulación.

Y esta maravilla, en lugar de estudiarla a fondo, y de enseñarla y aplicarla, los hombres nos hemos empeñado en entorpecerla con el uso de químicos y otros procedimientos, a costa de la salud de la mujer.

El conocimiento de la fertilidad femenina ha permitido a a través del método Billings enseñar a la mujer a reconocer los síntomas que en su cuerpo le están gritando la inminencia de la ovulación, de tal manera que ella pueda hacérselo saber a su conyuge; y entonces, libremente, decidir si tener relaciones o no.

Aprender el Método Billings es fácil.

En cambio, aplicar el método correctamente no lo es tanto. No es fácil aplicarlo, porque, muchas veces, falta la motivación de uno u otro miembro de la pareja.

Otras veces, porque hábitos adquiridos pueden propiciar hacer variantes o combinar Billings con métodos de barrera o con coitos interruptos. Estas prácticas deben ser rechazadas por 2 razones; en primer lugar, porque con ellas no se es leal al método; y, al desprestigiarlo, puede suceder que otras personas no se beneficien de su eficiencia. En segundo lugar, por que no hay ninguna combinación de métodos que mejore el 99% de Billings. Es por esto que debe usarse sólo y cumplir estrictamente con las reglas de su uso, que daremos a continuación. La experiencia de muchos usuarios ha demostrado hasta la saciedad que hoy no hay ningún método natural o artificial, ni combinación alguna de ambos, que aventaje al Método Billings en ningún concepto.

Reglas del Método

El éxito de la aplicación de Billings depende de:

a- enseñarlo bien

b- aprenderlo bien,

c- Usarlo bien.

a- Enseñarlo bien: es responsabilidad de las personas preparadas debidamente para ello. No basta con la buena voluntad que, gracias a Dios, la encontramos generosamente; se hace necesario canalizar esa generosidad, a fin de lograr instructores cada vez más versados. Para eso ofrecemos entrenamiento en talleres y cursos de actualización, facilitando material audiovisual y escrito. Y otorgamos certificados a los instructores calificados.

b- Aprenderlo bien: significa que, una vez despertado el interés, presentando debidamente las posibilidades del método mediante charlas promocionales, cursos prematrimoniales o entrevistas personales, hay que crear la motivación para su uso, lo que se logra con relativa facilidad, particularmente en las mujeres. Un porcentaje se deslumbrará con lo sencillo y fácil que parece; y creerá que es suficiente con lo oído o leído. Pero, muy pronto, caerá en cuenta de que de la teoría a la práctica hay un trecho no siempre fácil de recorrer. Por eso es necesario insistir en que se debe aceptar ayuda, la cual se ofrece a través de los instructores, bien sea en los centros, bien sea individualmente, haciéndose los arreglos que hagan falta para ello.

Existe toda una metodología que, bien aplicada, cumple con los dos primeros pasos: enseñarlo bien y aprenderlo bien.

c- Usarlo bien: Las personas que conocen y usan bien el Método Billings tienen mucho temor en enseñarlo, porque se sienten responsables de algún fracaso, que pueda presentarse en los futuros usuarios.

Hay que estar muy claro en esto: la responsabilidad del instructor termina, cuando habiendo enseñado bien el método y habiendo hecho a la pareja un seguimiento acorde con su cultura, le ofrece el servicio de su orientación, siempre que sea solicitada. Eso sí, el Método Billings respeta la libertad de la pareja; son los esposos los que han de tomar la decisión de tener una relación sexual o no en los días fértiles.

No podemos pretender estar supervisando a los esposos. Si ellos deciden seguir adelante, a pesar de que la señora tiene signos de fertilidad, están en libertad de hacerlo.

Se les ha enseñado que deben respetar las reglas del Método para poder aspirar a tener los resultados apetecidos. Pero ellos pueden renunciar a esos resultados, suspendiendo el empleo del Método.

Para lograr un embarazo se insistirá a la pareja en que debe tener relaciones ante la presencia de moco. La abstinencia en los días siguientes a la regla, en la etapa preovulatoria, y antes de la aparición de moco no es obligatoria, pero si recomendable, puesto que mejora indudablemente la condición del semen.

A medida que se acerca el día pico, cuando el moco presenta mayor elasticidad (elasticidad que produce la sensación inequívoca de humedad, lubricativa y resbaladiza), aumenta la posibilidad de lograrse el embarazo deseado.

Para posponer o evitar un embarazo se pueden aplicar las siguientes reglas:

1- No relaciones ni contacto genital en presencia de sangre

La sangre se advierte por la sensación de humedad. Con ella no son recomendables las relaciones, porque, aparte de que eso es antihigiénico y de que esas relaciones pueden propiciar la posibilidad de la infección del tracto genital, por encontrarse entreabierto aún el cuello uterino para permitir el paso de la sangre menstrual, la presencia de la regla puede enmascarar el moco que se puede producir temprano en un ciclo corto.

Otras veces ocurre que, durante la ovulación, el moco puede venir con algo de sangre que puede hacer creer a la mujer que su regla está comenzando y, si propicia una relación, lo hace precisamente en la parte más fértil del ciclo. Por tanto, hay dos razones para evitar las relaciones durante la regla.

La sensación de repugnancia que produce la humedad de la sangre y el peligro de confusión con moco y sangre hemos aceptado que la humedad acompaña la fase fértil de la mujer.

Y la dificultad para distinguir el moco acompañado de sangre de la menstruación.

2- Después de la menstruación y, antes de la aparición de la sensación de humedad y de constatar la presencia de moco, las relaciones nocturnas, y nunca dos noches seguidas

¿Por qué de noche? Para poder tener la oportunidad de observarse durante el día y anotar que se ha estado seca.

¿Por qué nunca dos noches seguidas? Porque, al día siguiente de haber tenido relaciones, persiste la sensación de humedad y puede haber restos de semen. Para estar seguros de que no hay humedad hay que esperar por lo menos un día completo.

3- Abstinencia en los días de cambio, más tres (3) días.

¿Cuál cambio? El producido por el paso de sensación de sequedad a sensación de humedad, o de sangramiento, o por el paso de ausencia de moco a presencia de moco.

¿Por qué más de tres días? Es el tiempo, tres días, que la experiencia en la enseñanza y el uso del Método considera necesario para poder garantizar la imposibilidad de un embarazo.

Si se aplican esas tres reglas no habrá embarazos imprevistos.

Teóricamente es el Método Billings el único infalible, porque, al no permitirse relaciones en la etapa fértil del ciclo, no puede producirse un embarazo. Es esta la razón que hace concluir a la Organización Mundial de la Salud que el Método tiene 99% de efectividad, si se cumple con las reglas recomendadas.

No se puede hablar de una cuarta regla. Pero del conocimiento que adquiere la mujer del funcionamiento de su organismo puede deducir con toda seguridad que, una vez producida la ovulación, que sucede en lo que llamamos día pico, o día clave, si se esperan 3 días, tiempo suficiente para que el óvulo muera, puede tener relaciones, sin restricciones y sin ninguna posibilidad de embarazo, porque pasada la fase fértil no hay óvulo que fecundar.

Si lo prefieren podríamos enunciarlo así:

4- Regla: Una vez identificado con certeza el día pico, o clave, se guardarán 3 días completos solamente de abstinencia.

Los instructores se encargarán de asesorar a los esposos hasta que estén razonablemente convencidos de que entienden ambos, la diferencia entre humedad y sequedad, y entre la presencia o la ausencia del moco de características fértiles. No recomendarán el uso de la cuarta regla, hasta que no estén seguros de que puede la mujer identificar con certeza su día pico.

Es aplicable al 95% de las parejas.

El 5% restante va a necesitar posiblemente una asesoría algo más prolongada. Son los casos de las señoras cercanas al climatérico o menopausia, las lactantes, o las sometidas a situaciones de stress, o que han dejado de tomar píldoras, o han retirado un dispositivo intrauterino.

Conscientes de las diferencias causadas por las condiciones antes descritas, siempre se podrá entrenar para que usen el Método Billings con éxito.

Llevar sus anotaciones y atender las recomendaciones de su instructora, permitirá a la pareja usar el método y conseguir los resultados que han hecho tan felices a tantas personas en todo el mundo.

Hagan la prueba y se transformarán en los mejores promotores de esta manera tan extraordinaria de vivir y disfrutar a plenitud su sexualidad, cumpliendo con su obligación de esposos.



 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Sexualidad y Bioética
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Sexualidad y Bioética
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo

Links relacionados
ADEMPLAN
Asociación para la divulgación y enseñanza de métodos de planificación familiar natural
Liga de Pareja a Pareja: Planificación natural de la familia
Planificación Familiar Natural: materiales ,cursos y localiza instructores
Los hijos,primavera de la familia y de la sociedad
Sobre la paternidad responsable
Organización Mundial del Método de Ovulación Billings
Sitio de los doctores Billings
Planificación familiar natural
Han enseñado el método Billings en diversos países, incluyendo China.
Compendio sobre familia, vida y ética
Curso en línea sobre el amor humano
Cursos en línea
Aborto
Adicciones
Anticoncepción
Bioética personalista
Células madre o troncales o estaminales
Ciencia
Clonación
Depresión
Eutanasia y cuidados paliativos
Fertilización artificial
Homosexualidad
ONU e ideología de género
Origen de la vida
Paternidad responsable
¿Qué es?
Fertilidad y paternidad responsable
Salud y paternidad responsable
Iglesia y paternidad responsable
Testimonios de paternidad responsable
Pena de muerte
Proyecto genoma humano
Sexualidad
Sida y enfermedades de transmisión sexual
Suicidio
Trasplantes
Bioética.Magisterio de la Iglesia
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la seccion
Dudas y asesoría acerca de dilemas en temas de la vida: aspectos científicos, jurídicos, éticos y prácticos
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, facultad de bioética
Universidad Católica del Sacro Cuore, Centro de Bioética
Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Fundación Jérôme Lejeune, Gènéthique
Conoze.com

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
MAESTRIA EN BIOETICA Y BIODERECHO
Maestría en Bioética
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!
Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: