> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sexualidad y Bioética | sección
Anticoncepción | categoría
Anticoncepción de emergencia y aborto | tema
Autor: Carlos Polo | Fuente: www.lapop.org
Sobre la píldora del día siguiente
En el tema de la “píldora del día siguiente” (PDS), existe una bien montada campaña de desinformación construida en base a una pregunta muy conveniente para quienes quieren promoverla, ¿la píldora es abortiva o no?
 
Boletín N.36 - Miercoles 14 de Marzo del 2006
 
En todo debate público siempre hay una pregunta de fondo y de acuerdo a las posibles respuestas se alinean los bandos y argumentos. Sin embargo, la pregunta de fondo puede marcar los límites del debate e influir decisivamente en el resultado del mismo. En el tema de la “píldora del día siguiente” (PDS), existe una bien montada campaña de desinformación construida en base a una pregunta muy conveniente para quienes quieren promoverla. Esta pregunta es ¿la píldora es abortiva o no?

Hemos visto que muchas personas, en su afán de defender el derecho a la vida, insisten en afirmar que “la PDS es abortiva” y caen en el juego porque esta afirmación no es adecuada ni efectiva para lograr el propósito deseado.

No es adecuada porque no existen estudios científicos que prueben el carácter abortivo de la PDS (tampoco lo contrario), ni podrían existir puesto que tendría que darse la PDS a un grupo de mujeres donde se verifique la certeza de la concepción y se compruebe empíricamente la muerte de estos embriones. Ningún Comité de Ética aceptaría un estudio de esta naturaleza ni siquiera uno que tenga como hipótesis la muerte de un ser humano.

¿Cuál es el estado actual de la medicina con respecto al mecanismo de acción de la llamada “anticoncepción oral de emergencia” (AOE) ?

Todos los estudios que existen sobre el mecanismo acción, incluidos los estudios en monas y en ratas del Dr. Croxatto, tienen afirmaciones parciales sobre el mecanismo de acción y ninguno de ellos es concluyente. Mucho menos descartan el efecto antimplantatorio atribuido a Levonorgestrel o al método Yuzpe. Razón por la cual hasta el término “anticoncepción” que se atribuye a la AOE estaría en discusión. No es casualidad que la FDA, la OMS y los fabricantes de todas las marcas de levonorgestrel 0.75 mg. siguen incluyendo el efecto antimplantatorio en los insertos que acompañan el producto.

Por lo tanto, la pregunta “¿la PDS es abortiva?” no es la adecuada para zanjar o dilucidar el tema.

Tampoco es efectiva para vencer la estrategia de desinformación. Sencillamente porque existen muchos personajes que se prestan a dar declaraciones astutamente ambiguas, preparadas, “enlatadas” como decíamos en un boletín anterior. Sin embargo, esta estrategia no es nada sólida. Esta “ciencia” hecha en base a “declaraciones” de miembros de sociedades de ginecología muy ligadas a laboratorios farmaceúticos o a ONGs pro aborto, tiene un gran defecto. Dicen que la PDS no es abortiva pero no pueden probarlo. Lo sabemos porque hemos visto a estos pseudo científicos desarmarse y quedar en evidencia ante la pregunta correcta.

La pregunta correcta es: ¿Tiene evidencia científica (estudios) para descartar completamente el efecto antimplantatorio de la PDS? Ante ella la respuesta ha sido casi siempre no responder e irse por las ramas. En Lima, la Ministra de Salud y uno de sus asesores, el Dr. Luis Távara, tuvieron incluso la osadía de citar fraudulentamente media docena de estudios para lograr que el Ministerio de Justicia declare la Constitucionalidad de la PDS. Lo que tuvo por respuesta sustenta aún más nuestro punto. El Ministerio de Justicia le dijo que sería constitucional “si existen los estudios suficientes y actuales” que demuestren sin lugar a dudas que la AOE no tenga el efecto antimplantatorio. (1)

¿Por qué es la pregunta correcta?

Porque el bien jurídico a proteger es la derecho a la vida. Todos los países latinoamericanos que protegen la vida del niño desde la concepción plantean esa exigencia a quienes quieran comercializar o promover una droga , en este caso la PDS. Ellos tienen la carga de la prueba. No se puede comercializar un droga cuando existe la posibilidad de que uno de sus mecanismos de acción pueda atentar contra el derecho a la vida. Para la ética es sumamente claro: la duda favorece a la vida, en este caso al embrión.

El Dr. Horacio Croxatto Avoni es todo un personaje en el debate sobre la “Píldora del Día Siguiente” (PDS) en América Latina. Presentado como “reconocido investigador mundial” en el tema se ha paseado por todos los países donde el debate ha prendido. Hoy le toca estar en Costa Rica. Un proyecto de Ley General de Salud quiere incluir por segunda vez la llamada “Anticoncepción de Emergencia” y los interesados han echado mano de sus servicios.

El día 7 de marzo de 2006, el diario La Nación de Costa Rica reproduce una entrevista que sigue el calco de lo que ha sido su labor en otros países. Su testimonio es simple y directo: “la píldora del día siguiente no es abortiva”. En este punto cuando uno espera de este “experto en reproducción humana” que acompañe las pruebas de su afirmación como lo haría cualquier profesional aplica lo que se ha convertido en su marca personal. Dueño de una habilidad que sería envidia de los mejores ilusionistas pasa inmediatamente la carga de la prueba a quienes no aprueban el uso de la píldora.

Comienza diciendo: “se pensaba que la píldora impedía la implantación del embrión, algo que es sinónimo de aborto”.
Es decir establece el objetivo a destruir y lo cuestiona frontalmente. Y para esto toda su imagen está estudiada. En su presentación en los medios no falta alguna mención adrede de sus investigaciones en curso para dar la idea de que nos ofrecerá el estado actual de la ciencia médica. Sin embargo, no es así, lo que viene es la repetición del cuento.

Dr. Horacio Croxatto

El libreto de Croxatto continua así “Lo cierto es que no existían suficientes pruebas científicas para respaldar esa afirmación, pero de ahí viene la creencia de que la actual píldora es abortiva” El punto central de su estrategia está dado. Ahora quién quiera oponerse a la píldora tendrá que demostrar que no es abortiva. Lo dijo esta “eminencia” y un coro de “médicos” locales cuya cercanía al laboratorio que está detrás no se menciona, pasa desapercibida. Si no fuera por el cambio de locación sería un “refrito” como lo llaman en el argot periodístico. Lo dijo igual en Chile, en Perú y en cuanto sitio se le necesitó.

Planteada la estrategia de los promotores de la PDS de esta manera. La pregunta: ¿la píldora del día siguiente es o no abortiva? Les resulta conveniente. Un manejo desigual de medios de comunicación presentará desafiantes a Croxatto y Cía repitiendo sin cesar que no hay pruebas para decir que no es abortiva.

Porque comunicacionalmente es más efectiva. Aunque parece sencilla e inofensiva la diferencia, en el debate es crucial. Los promotores de la PDS tiene una estrategia comunicacional diseñada para rebatir la afirmación de que la PDS es abortiva. Esta discusión sobre si la PDS es abortiva o no termina siempre en un debate filosófico, de principios. Y en ese tipo de debates, comunicacionalmente hablando, no hay vencedores ni vencidos. Frente a un debate en medios, el común de la gente tiende a pensar que cada uno tiene su “verdad”; “tú tienes tu verdad y yo la mía”, y cada uno piensa como quiere.

En cambio debatir sobre los efectos antimplantatorios de la PDS se convierte en una cuestión técnica. Se traduce en una pregunta directa para ser respondida por un sí o por un no. ¿se puede o no se puede descartar el efecto antimplantatorio de la PDS? ¿qué dice la ciencia actual, los estudios más recientes? ¿qué dice la FDA? ¿qué dicen los fabricantes? ¿qué dice la OMS? Eso da lugar a presentar pruebas y a mostrar documentos, y a superar la pseudo ciencia de las “declaraciones”. Obviamente al confrontar las evidencias científicas nuestros adversarios se desarman y mienten, tal como ha pasado en Perú y Ecuador. Eso pone a toda la documentación médica de nuestro lado y a ellos contra la pared, con el peso de la prueba.

Porque además es la norma en el mundo farmacéutico. Recordemos que no hace mucho el laboratorio Merck, Sharp & Dome retiró del mercado su producto “Vioxx” por la posibilidad que existía de embolias cerebrales. Era una posibilidad en uno de varios miles de pacientes que usaban el producto. Merck no pidió que alguien le demostrará que su producto tenía esos efectos colaterales. Lo reconoció como su obligación y responsabilidad que finalmente los llevó a retirar el producto del mercado con una pérdida millonaria y la devaluación de alrededor de 20% en el valor de sus acciones en bolsa. Y no es el único caso, algunos años antes la misma figura se cumplió para Bayer con cerivastatina, un producto para reducir el colesterol que tenía la posibilidad de causar daño muscular. Y podemos citar muchos casos más. La seguridad y la protección de la vida humana son una norma que en el caso de la PDS se pretende ignorar.

¿A quién hay que hacerle la pregunta correcta?

A Croxatto, a sus discípulos y a sus “sponsors” .

No nos dejemos engañar por sus artilugios. Son ellos quienes tienen la obligación de demostrar que la PDS no tiene el efecto antimplantatorio. Es la obligación moral y legal que tiene todo aquel que quiera usar una droga en seres humanos. E incluso los grupos ecologistas exigirían los mismos estándares de inocuidad para tratar animales.

A las autoridades y a los políticos

Conocemos la presión a favor de la PDS por parte de organizaciones internacionales como UNFPA, OMS, IPPF y éstas a su vez a asociaciones locales para entre todas influir en políticos, autoridades sanitarias y hasta jueces. Estos impondrán la pregunta que les conviene a menos que nosotros hagamos algo al respecto.
Dos ejemplos de la campaña electoral peruana. El primero es Alan García que preguntó a su hija bióloga que estudia en USA si la píldora es abortiva o no, y ésta le había asegurado que la mayoría de científicos decía que no era abortiva. Con esa seguridad, García promovería la PDS en un eventual gobierno, a pesar de estar en contra del aborto. ¿El Sr. García concluirá lo mismo si le hace la pregunta correcta a su hija?
El segundo es Lourdes Flores Nano que ante la insistencia de la prensa dijo que su gobierno “seguiría el criterio de la OMS sobre la AOE”: Lo hizo porque no hace mucho la OMS emitió un Fact Sheet donde decía que la AOE no era abortiva (documento publicitado ampliamente por los grupos feministas). Sin embargo, la OMS no ha negado el efecto antimplantatorio sino sólo lo ha dicho que no es abortiva porque considera la implantación como inicio del embarazo. Pero ¿seguirá diciendo lo mismo si al hacerle la pregunta correcta se dé cuenta que aceptar la legalidad de la AOE contravendría el criterio de constitucionalidad explicitado por el Ministerio de Justicia?

Notas:
(1) Ver el oficio 516- 2004/JUS-DM en http://www.minjus.gob.pe/ website del Ministerio de Justicia del Perú
Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigación en Población (Population Research Institute), una organización sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la sobrepoblación en el mundo.
(c) 2001 Population Research Institute.
 

 
 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foros de discusión
Mapas Mapa de Sexualidad y Bioética
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Sexualidad y Bioética
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
Compendio sobre familia, vida y ética
Curso en línea sobre el amor humano
Cursos en línea
Aborto
Adicciones
Anticoncepción
Métodos anticonceptivos
Anticoncepción de emergencia y aborto
Anticonceptivos y salud reproductiva
Consecuencias de los anticonceptivos
Anticonceptivos y ética
Anticoncepción y demografía
Iglesia y anticonceptivos
Bioética personalista
Células madre o troncales o estaminales
Ciencia
Clonación
Depresión
Eutanasia y cuidados paliativos
Fertilización artificial
Homosexualidad
ONU e ideología de género
Origen de la vida
Paternidad responsable
Pena de muerte
Proyecto genoma humano
Sexualidad
Sida y enfermedades de transmisión sexual
Suicidio
Trasplantes
Bioética.Magisterio de la Iglesia
 
Lista de correo


Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la seccion
Dudas y asesoría acerca de dilemas en temas de la vida: aspectos científicos, jurídicos, éticos y prácticos
Ver todos los consultores
Apoyan a la sección
Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, facultad de bioética
Universidad Católica del Sacro Cuore, Centro de Bioética
Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Fundación Jérôme Lejeune, Gènéthique
Conoze.com

Ver todas las alianzas que apoyan a la sección

Eventos
MAESTRIA EN BIOETICA Y BIODERECHO
Maestría en Bioética
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foros de discusión
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: