> English
> Français
> Italiano
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sectas, Apologética y Conversos | sección
Sectas, Un Ataque A La Iglesia | categoría
Las sectas principales | tema
Autor: ACI Prensa/ Secretaría RIES | Fuente: ACI Prensa/ Secretaría RIES
No te dejes sorprender frente a los Testigos de Jehová
Sacerdote y canonista argentino propone a los católicos defender su fe frente a los Testigos de Jehová.
 
No te dejes sorprender frente a los Testigos de Jehová
No te dejes sorprender frente a los Testigos de Jehová
Carlos Baccioli, Juez del Tribunal Eclesiástico Nacional Argentino y Presidente de la Sociedad Argentina de Derecho Canónico, ha publicado en ACI Digital un extenso artículo de apologética católica para confrontar el proselitismo realizado por los Testigos de Jehová.

Según Baccioli, sacerdote católico, “si alguien fuera a tocar el timbre de tu casa y con insistencia obsesiva y pedante te dijera que viene a tomar posesión de la misma por ser él el propietario, ¿qué harías? Seguramente afirmarías tus derechos de propiedad sobre la casa y luego, frente a la pedantería de esa persona, le mostrarías la escritura autenticada por la firma de un escribano.

Algo parecido debería suceder cuando tocan el timbre de tu casa los llamados "Testigos de Jehová", que, desde hace un tiempo a esta parte, van realizando su proselitismo, casa por casa, en nuestros barrios, en forma, muchas veces, inoportuna y abusiva.” Esto lo razona del siguiente modo: “no es del todo correcto aprovecharse de una cierta ignorancia o incapacidad de muchos católicos para contestar a su incisiva propaganda y a la crítica aparentemente ilustrada, que ejercen sin empacho, en contra de la Iglesia Católica”.

Recuerda, a continuación, las palabras de la declaración del Concilio Vaticano II Dignitatis Humanae, sobre la libertad religiosa: "En la difusión de la fe religiosa es necesario evitar siempre todo lo que pueda tener sabor a coacción o a persuasión inhonesta o menos recta, especialmente cuando se trata de personas no preparadas, o sometidas por la necesidad. Tal modo de obrar es un abuso del derecho propio y una lesión del ajeno" (DH 4). En su artículo, que puede consultarse íntegro en Dignitatis Humanae, afirma que sus palabras “no están escritas para iniciar estériles y amargas discusiones, ni tampoco para atacar o derrotar a los seguidores de estas sectas. En efecto, aunque hablo de los Testigos de Jehová, en realidad no me dirijo a ellos sino a los católicos que se sienten perturbados, perplejos y confusos por los argumentos que escuchan”. Varios son los consejos que este sacerdote da a los creyentes católicos: “recíbelos con gentileza pero con firmeza, sin titubeos y afuera, diciéndoles que les agradeces mucho la visita pero que profesas la fe católica. Si no se van y te presentan "argumentos religiosos", intentando confundirte (ellos suelen bombardear con tales argumentos, en general sobre los problemas que aquejan al mundo o decididamente contra la Iglesia o los sacerdotes o el Papa, pasando de un tema a otro sin profundizar ninguna, y tratando de demostrar, con su Biblia o con otro libro, una cultura religiosa que no tienen en profundidad).

No te dejes sorprender: toma tú la palabra, y diles que no los puedes aceptar por sus ideas que van en contra de la Biblia. Para eso ten a mano una Biblia Católica ¿Cómo saber si es tal? Fíjate en la hoja que sigue a la del título: si tiene alguna de estas frases: "imprimatur", "nihil obstat", "con las debidas licencias", "puede imprimirse", quiere decir que es católica, lo que significa que concuerda con los textos originales primitivos.

Eso te lo dice la Iglesia que, como un Escribano, autentica con su firma veinte siglos de estudios e investigaciones.” A continuación, señala varios puntos de discusión doctrinal sobre cuestiones escatológicas, sobre la divinidad de Cristo, la resurrección, las transfusiones de sangre, etc., de las que ofrece la versión jehovista y las afirmaciones de la Sagrada Escritura. Para concluir con las siguientes consideraciones: “Si después de exponerles estos argumentos a los Testigos de Jehová que van a visitarte, insisten todavía, diles que vuelvan un día en que esté presente tu párroco u otro sacerdote amigo. Es sabido que los Testigos de Jehová rechazan a la Virgen, Madre de Jesús y Madre nuestra. Por esta razón, también, diles que no los puedes aceptar porque sin ella tu fe sería como un hogar donde falta la Madre. Repíteles que estás a disposición, con el sacerdote, para enseñarles el verdadero camino de la salvación y, luego, siempre con gentileza pero con firmeza, cierra la puerta y dale gracias al señor y a la Virgen por tu testimonio.”

A continuación reproducimos el artículo publicado en ACI Prensa

Si alguien fuera a tocar el timbre de tu casa y con insistencia obsesiva y pedante te dijera que viene a tomar posesión de la misma por ser él el propietario, ¿qué harías? Seguramente afirmarías tus derechos de propiedad sobre la casa y luego, frente a la pedantería de esa persona, le mostrarías la escritura autenticada por la firma de un escribano.

Algo parecido debería suceder cuando tocan el timbre de tu casa los llamados "Testigos de Jehová", que, desde hace un tiempo a esta parte, van realizando su proselitismo, casa por casa, en nuestros barrios, en forma, muchas veces, inoportuna y abusiva.

Digo inoportuna y abusiva porque no es del todo correcto aprovecharse de una cierta ignorancia o incapacidad de muchos católicos para contestar a su incisiva propaganda y a la crítica aparentemente ilustrada, que ejercen sin empacho, en contra de la Iglesia Católica. Lo dice el mismo Concilio Vaticano II en su "Declaración sobre la Libertad Religiosa": "En la difusión de la fe religiosa es necesario evitar siempre todo lo que pueda tener sabor a coacción o a persuasión inhonesta o menos recta, especialmente cuando se trata de personas no preparadas, o sometidas por la necesidad. Tal modo de obrar es un abuso del derecho propio y una lesión del ajeno" (nº 4).

Escribo estas líneas porque hay mucha gente nuestra que no sabe qué responder a las objeciones que estos grupos "no cristianos" insinúan.

Quiero ofrecerte unos fundamentos claros y sinceros de nuestra fe cristiana-católica frente a las extrañas e inventadas interpretaciones muy distantes de las verdaderas contenidas en la Biblia. Estas reflexiones no están escritas para iniciar estériles y amargas discusiones, ni tampoco para atacar o derrotar a los seguidores de estas sectas. En efecto, aunque hablo de los Testigos de Jehová, en realidad no me dirijo a ellos sino a los católicos que se sienten perturbados, perplejos y confusos por los argumentos que escuchan.

Durante la historia del cristianismo ha habido muchas separaciones de la Iglesia fundada por Cristo. Por ejemplo, en 1517 Lutero, ex monje de la Iglesia Católica, funda el Luteranismo del cual se originarán las distintas Iglesias Protestantes; en 1534, Enrique VIII se separa de la Iglesia Católica porque el Papa no le permitió el divorcio, dando origen a la Iglesia de Inglaterra o Anglicana; en 1560, John Knox funda en Escocia la Iglesia Presbiteriana; en 1582 Robert Brown funda, en Holanda, la Iglesia Congresionalista; John Smith, en 1608 funda en Amsterdam la Iglesia Bautista; Michael Jones funda en New York, en 1628, la Iglesia Reformista Holandesa; Samuel Seabury funda en el siglo XVII en las colonias americanas, una rama de la Iglesia de Inglaterra; en 1744, John y Charles Wesley fundaron, en Inglaterra, la Iglesia metodista; G. Miller, en 1831, fundó la Iglesia Adventista y José Bages, Santiago White y Elena White, en 1845, la Iglesia Adventista del Séptimo Día; Guillermo Boot en 1865, funda en Londres el Ejército de Salvación; Joseph A. Smith., funda en Palmyra (N. York), en 1829, la Iglesia de los santos de los últimos días o Mormones; Carlos Taze Russell funda en 1870, en EE.UU. a los llamados Testigos de Jehová o Estudiosos de la Biblia.

Pero la Iglesia Católica fue fundada por Cristo hace casi dos mil años. ¿Por qué entonces tantas separaciones de la Iglesia Verdadera? Porque el mismo Cristo lo predijo: "En tal tiempo, si alguno os dice: el Cristo o Mesías está aquí o allí, no lo creáis; porque aparecerán falsos Cristos y falsos profetas, y harán alarde de grandes maravillas y prodigios, de manera que aún los escogidos, si fuera posible, caerían en el error". (San Mateo 24, 23-24). Por eso, el mismo Señor nos advierte: "Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros disfrazados con pieles de ovejas, más por dentro son lobos "voraces". (S. Mateo 7, 15-16).

Si quieres preservar tu fe, debes ser como el hombre sensato del cual habla el Evangelio que "edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa, pero ésta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca" (Mateo 7, 24-26).

¿Qué hacer, entonces, cuando los TESTIGOS DE JEHOVA vienen a tu casa?

- recíbelos con gentileza pero con firmeza, sin titubeos y afuera, diciéndoles que les agradeces mucho la visita pero que profesas la fe católica.

- Si no se van y te presentan "argumentos religiosos", intentando confundirte (ellos suelen bombardear con tales argumentos, en general sobre los problemas que aquejan al mundo o decididamente contra la Iglesia o los sacerdotes o el Papa, pasando de un tema a otro sin profundizar ninguna, y tratando de demostrar, con su Biblia o con otro libro, una cultura religiosa que no tienen en profundidad):

· No te dejes sorprender: toma tú la palabra, y diles que no los puedes aceptar por sus ideas que van en contra de la Biblia. Para eso ten a mano una Biblia Católica ¿Cómo saber si es tal? Fíjate en la hoja que sigue a la del título: si tiene alguna de estas frases: "imprimatur", "nihil obstat", "con las debidas licencias", "puede imprimirse", quiere decir que es católica, lo que significa que concuerda con los textos originales primitivos. Eso te lo dice la Iglesia que, como un Escribano, auténtica con su firma veinte siglos de estudios e investigaciones.

· Sin que te interrumpan y que pasen a otro tema, léeles los siguientes puntos:

1. El fundador de ustedes anunció que en 1874 Cristo iba a volver en forma invisible para preparar el Juicio Final en 1914 (cfr. "Fin del Mundo y retorno de Nuestro Señor").

Russell murió en 1916 y pudo comprobar personalmente que su profecía había fallado.

Ante el fracaso de esta profecía, muchos abandonaron la secta. Los que quedaron afirman que Cristo vino de veras en 1914 pero sin que le viera ojo humano. (cfr. el Paraíso perdido... Cap. 21,n.28).

También el sucesor de Russell, el señor Franklin Rutherford, en un libro titulado "Millones que ahora vienen no morirán jamás", profetizó que en el año 1925 iban a resucitar los Patriarcas y los Profetas y que iba a iniciar el Reino de Jehová visible a todos. Eso no sucedió. En 1925 se retiró el libro de la circulación. ¿Por qué?

Estas profecías del fin del mundo están en abierta contradicción de la Biblia. En efecto:

· En el Evangelio de San Mateo, cap. 24, v. 30 leemos:

"Verán al Hijo del Hombre venir sobre las nubes del cielo, lleno de poder y de gloria".

· El Apocalipsis (cap. 1, versículo 7) afirma: "El vendrá entre las nubes y todos lo verán"

· En el libro de los Hechos de los Apóstoles (cap. 1, versículo 11) leemos que Jesús cuando subió al cielo lo hizo en forma visible y los ángeles aseguraron a los Apóstoles:

"Este Jesús...vendrá de la misma manera que lo han visto partir".

Tanto el fundador de Ustedes como su sucesor decían que conocían el momento del fin del mundo.

· Sin embargo el Evangelio de San Marcos (cap. 13, versículo 32), refiriéndose al fin del mundo, dice;

"En cuanto a ese día y a la hora nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, nadie sino solo el Padre".

· San Pablo, en la "Segunda Carta a los Tesalonicenses" (cap. 2,vv.1-3) afirma:

"Acerca de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con El, les rogamos, hermanos, que no se dejen perturbar fácilmente ni se alarmen, sea por anuncios proféticos, o por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que hacen creer que el día del Señor ya ha llegado. Que nadie los engañe de ninguna manera".

· No podemos concluir este tema sin recordar lo que Cristo dijo a los discípulos que le preguntaban:

"¿Cuándo sucederá esto y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?. El les respondió: "Tengan cuidado de que no los engañen, porque muchos se presentarán en mi nombre diciendo: "Yo soy el Mesías", y engañarán a mucha gente. Ustedes oirán hablar de guerras y de rumores de guerras; no se alarmen: todo esto debe suceder, pero todavía no será el fin" (Mateo 24, 3-6).

2. Ustedes afirman que "solamente irán al cielo 144.000 privilegiados" (ver: Apocalipsis 14, 1-13). Sin embargo:

· Todo el contexto del Apocalipsis está escrito en un sentido simbólico:

el numero 12 significa la perfección y el numero mil significa una multitud considerable.

Teniendo en cuenta que las tribus de Israel eran 12, el número 144.000 significa 12.000 de cada tribu de Israel.

En efecto, el cap. 7 versículos 4-8 del Apocalipsis dice:

"Doce mil de la tribu de Judá, doce mil de la tribu de Rubén, doce mil de la tribu de Gad..." (etc.).

Además, el texto dice a continuación:

"Después de esto vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas..." (Apocalipsis cap. 7. versículo 9).

· San Pablo, en su carta a los Romanos (cap. 10, versículos 12-13) dice:

"No hay distinción entre judíos y los que no lo son: todos tienen el mismo Señor, que colma de bienes a quienes lo invocan. Ya que todo el que invoque el nombre del Señor se salvará".

· En los "Hechos de los Apóstoles" (cap. 10,vv.34-35) leemos que San Pedro, "tomando la palabra", dijo:

"Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas, y que en cualquier nación todo el que le teme y practica la justicia es agradable a El".

· Al enviar a sus Apóstoles a predicar, Jesús les dijo:

"Vayan por todo el mundo, anuncien la buena noticia a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará". (Marcos cap. 19, versículo 15-16).

Ustedes dicen que Cristo habla de un pequeño rebaño: el de los elegidos.

Sin embargo, Cristo dice:

"Tengo otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo rebaño y un solo Pastor". (Juan cap.10, v.16).

· Finalmente, dice San Pablo en la Carta de Timoteo (1 Tim. 2,4):

"El quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad".

· En la Primera Carta a los Tesalonicenses (cap. 4, vv. 14-17), dice:

"Nosotros creemos que Jesús murió y resucitó: de la misma manera, Dios llevará con Jesús a los que murieron con El... Los que vivamos, los que quedemos cuando venga el Señor, no precederemos a los que hayan muerto... Primero resucitarán los que murieron en Cristo. Después nosotros, los que aún vivamos, los que quedemos, seremos llevados con ellos al cielo, sobre las nubes, al encuentro de Cristo, y así permaneceremos con el Señor para siempre".

3. Ustedes niegan la divinidad de Cristo. En el Prólogo del Evangelio de San Juan de la Biblia de Ustedes está escrito: "y la Palabra (Cristo) era un Dios".

Ese un no se encuentra en los textos originales griegos. Ha sido agregado intencionalmente para cambiar todo el sentido de la frase y negar así la divinidad de Cristo.

Contrariamente a lo que dicen ustedes, el Evangelio afirma la divinidad de Cristo que Ustedes niegan. Por ejemplo:

§ En el capítulo 8, versículo 19 del Evangelio de San Juan leemos:

"Ellos le preguntaron: "¿Dónde está tu Padre?". Jesús respondió: "Si me conocieran a mi, conocerían también a mi Padre".

§ Y más adelante (cap. 10, versículo 30):

"El Padre y yo somos una sola cosa".

§ "El Padre está en mí y yo en El". (cap. 10, v.38).

§ A Felipe, uno de los discípulos, que le pide: "Señor, muéstranos al Padre", Jesús le responde:

"Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes. ¿Y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo dices: muéstranos al Padre ? ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mi ?" (Juan 14, 8-10).

§ El la Ultima Cena, Jesús ruega:

"Que todos sean uno como tu, Padre, está en mi y yo en ti" (Jn. 17,21).

§ En la Primera Carta de San Juan (vv. 22-23) se llama mentiroso y Anticristo al que niega la divinidad de Cristo:

"¿ Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el Anticristo: el que niega al Padre y al Hijo. El que niega al Hijo no está unido al Padre; y el que reconoce al Hijo también está unido al Padre".

§ En el Evangelio de San Mateo, Cristo es llamado EMANUEL que significa DIOS CON NOSOTROS. (cap. 1, versículo 23).

§ Cuando el Señor es tentado por el demonio, en el desierto, lo aparta de EL diciéndole:

"No tentarás al Señor, tu Dios...Adorarás al Señor, tu Dios, y solo a El rendirás culto". (Mateo 4,7 y 10).

§ Cristo perdona los pecados, que es una actitud propia de Dios (cfr. la curación de un paralítico en el Evangelio de San Mateo, cap. 9).

§ Que Cristo es Dios lo entendieron muy bien los judíos que, en un momento determinado, quisieron matarlo porque "Se hacía igual a Dios". (Juan 5, 18).

§ El Apóstol Tomás, uno de los doce, cuando ve a Cristo resucitado, exclama: "Señor mío y Dios mío" (Juan 20,28).

§ San Pablo llama a Cristo:

"Dios bendito por los siglos" (Carta de los Romanos 9,5).

4. Ustedes niegan la Resurrección de Cristo diciendo que resucitó espiritualmente y no corporalmente.

Pero la Biblia dice todo lo contrario. Veamos, por ejemplo, lo que dice el Evangelio de San Lucas (cap. 24,vv.36-43):

"Todavía estaban hablando de esto, cuando Jesús se apareció, en medio de ellos y les dijo: "La paz está con ustedes". Atónitos y llenos de temor, CREIAN VER UN ESPIRITU, pero Jesús les preguntó: "¿Por qué están turbados y se les presentan esas dudas?" MIREN MIS MANOS Y MIS PIES, SOY YO MISMO, TOQUENME Y VEAN, UN ESPIRITU NO TIENE CARNE NI HUESOS, COMO VEN QUE YO TENGO". Luego comió un trozo de pescado asado.

En el Evangelio de San Juan (cap. 20,vv.24-28) leemos que Tomás no estaba con los discípulos cuando Jesús se les apareció por primera vez. Entonces no creía que Cristo había resucitado. Unos días más tarde estaban de nuevo reunidos y Tomás estaba presente. Volvió a aparecer Jesús y dijo a Tomás:

"trae aquí tu dedo: AQUÍ ESTAN MIS MANOS, ACERCA TU MANO: METELA EN MI COSTADO. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe".

5. Ustedes dicen que Cristo tenía otros hermanos porque en el Evangelio se lo llama primogénito.

Pero en hebreo la palabra "hermano" significa también "sobrino", "tío", "primo".

§ Por ejemplo: En el libro de Génesis (cap. 13,v.8) leemos que Abraham llama "hermano" a su sobrino Lot (el padre de Lot, llamado Jarán, era hermano de Abraham: cfr. Gen 11,26-27).

§ Santiago el Menor es llamado "hermano del Señor", sin embargo era hijo de Alfeo y no de José (Marcos 3,18).

§ Además, la palabra "primogénito" significa "el primer hijo engendrado", haya o no otros hijos posteriores.

Por ejemplo: en el Libro de las Crónicas (1 Crónicas 23,17) leemos que Eliezer tuvo un primogénito, Rejabías, y luego no tuvo más hijos.

Finalmente, en el Evangelio nunca se llama "hijo de María" a otro que no sea Cristo.

6. Ustedes dicen que no hay que llamar padre a nadie, menos a los sacerdotes, porque el Evangelio dice: " A nadie en el mundo llamen "padre" porque no tienen sino uno, el "Padre celestial". (Mateo 23,9).

Pero, si leemos atentamente todo el texto, veremos que Cristo lo que prohíbe aquí es la vanidad de los fariseos, su soberbia y no la posibilidad de llamar padre a alguien.

En efecto, San Pablo en la "Primera Carta a los Corintios" (cap. 4, versículo 15) se llama a sí mismo "padre de los Corintios" por haberlos engendrado en Cristo Jesús.

7. Ustedes están en contra de las transfusiones de sangre dejando morir a personas que podrían salvarse mediante las mismas. Para esto, Ustedes se basan en algunos textos bíblicos y además sostienen que la ciencia les de las razones (cfr. "La sangre, la medicina y la ley de Dios").

Lamentablemente, Ustedes interpretan mal la Biblia. Cuando en ella se habla de no "comer sangre", esta prohibición se refiere a un "acto de idolatría": comer la sangre de un animal sacrificado era apropiarse de su alma, de su fuerza sagrada, era un acto de idolatría condenada en la sagrada Escritura. Lo que se condena aquí es la idolatría pero no las transfusiones de sangre que en esa época no eran conocidas.

También en la Biblia se prohíbe comer la grasa de los animales. Dice a este respecto el Levítico (cap. 7,v.25): "Cualquiera que coma la grasa de los animales que pueden ser ofrecidos en sacrificio al Señor, será excluido de su pueblo". En el versículo 23 dice: "Ustedes no comerán grasa de buey, ni de cordero, ni de cabra". El versículo 24 afirma: "La grasa de un animal muerto o despedazado por las fieras podrá servir para cualquier uso, pero no deberán comerla".

En el Levítico se prohíbe también comer liebre (cap. 11,v.6) cerdo (ib.v.7), animales acuáticos que no tienen aletas ni escamas (v. 11). Se prohíbe tocar los cadáveres de animales (Lev. 11.24-28" 39-40). Se declara impura la mujer durante la menstruación y cuando da a luz (Lev. cap. 12). Esta impureza le impide ir al Templo (ib. v.4). Para terminar con la impureza el sacerdote debe realizar todo un rito de purificación (ib. vv.6-8). No se pueden comer los frutos de un árbol sino después del quinto año de haber comenzado a dar frutos (Lev. 19,23-25)... Las prescripciones siguen a lo largo de todo el Levítico.

Ahora yo les pregunto: ¿Ustedes cumplen con todas estas prescripciones? Ciertamente que no porque se dan cuenta que son propias de una época y de un contexto cultural y religioso distinto del nuestro. No las toman al pie de la letra. Entonces, ¿por qué toman al pie de la letra lo de la sangre?, ¿no se dan cuenta que todo esto se refiere a ritos que hoy ya no tienen sentido?

Además Cristo, que en la Ultima Cena dio a sus Apóstoles una copa de vino para beber, diciéndoles: "ESTA ES MI SANGRE".

Leemos en el Evangelio de San Juan (cap. 6, vv.53-54) que Jesús dijo:

"LES ASEGURO QUE SI NO COMEN LA CARNE DEL HIJO DEL HOMBRE Y NO BEBEN SU SANGRE, NO TENDRAN VIDA EN USTEDES, EL QUE COME MI CARNE Y BEBE MI SANGRE TIENE VIDA ETERNA".

Como ven, Cristo no está en contra de las transfusiones de sangre que nada tiene que ver con las prescripciones del Antiguo Testamento.

8. Por último: Ustedes definen a la Iglesia Católica como una Gran Prostituta.

Pero, les preguntamos: ¿cómo puede ser valedera una religión cuyo fundador tuvo una vida bastante inmoral ? Nos referimos a Russell:

v En 1903 su esposa pidió la separación legal de él apoyándose en las injurias graves que recibía de parte del "pastor", el cual, además, era bastante mujeriego. El tribunal dio las razones a su esposa.

v En 1912, el "Brooklyn Daily Fagle" acusa a Russell de vender "trigo milagroso" a 60 dólares, cuando costaba un dólar. Russell emprendió una acción judicial contra el periódico y la perdió.

v Un pastor anabatista lo acusó de no conocer teología. Russell emprendió contra él una acción judicial. En una de las audiencias afirmó conocer griego, latín, hebreo. El abogado le presentó un texto griego y él ni siquiera fue capaz de reconocer las letras del alfabeto...

Para concluir:

Si después de exponerles estos argumentos a los Testigos de Jehová que van a visitarte, insisten todavía, diles que vuelvan un día en que esté presente tu párroco u otro sacerdote amigo.

Es sabido que los Testigos de Jehová rechazan a la Virgen, Madre de Jesús y Madre nuestra. Por esta razón, también, diles que no los puedes aceptar porque sin ELLA tu fe sería como un hogar donde falta la Madre.

Repíteles que estás a disposición, con el sacerdote, para enseñarles el verdadero camino de la salvación y, luego, siempre con gentileza pero con firmeza, cierra la puerta y dale gracias al señor y a la Virgen por tu testimonio.

Pbro. Dr. Carlos Baccioli
mail: bacciolicarlos@hotmail.com


  • Sugerencias, comentarios, propuestas, envíalas a Dr. Baamonde, anfitrión de la comunidad.




  • “Foro de Apologética"

     

     
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR
    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto

    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de Conversos al catolicismo
    Mapas Mapa de Sectas, Apologética y Conversos
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Sectas, Apologética y Conversos
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    Boletines: Sectas, Apologética y Conversos
    Apologética. Aprende a defender tu Fe
    Nueva Era y Cristianismo
    Exégesis
    Sectas, Un Ataque A La Iglesia
    Noticias
    ¿Qué es una secta?
    Las sectas principales
    ¡Cuidado con las sectas!
    Las sectas hoy
    Comunidades Eclesiales
    Respuestas pastorales al ataque sectario
    Atrapado en una secta ¿Cómo rescatarlo?
    Sectas de origen cristiano
    Sectas de origen oriental
    Sectas afro - brasileñas
    Paganismo, esoterismo y ocultismo
    Otras corrientes filosóficas
    Un Magisterio Paralelo
    El Camino A La Conversión
     
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores en línea
    Consulta a nuestro grupo de consultores, son más de 300 disponibles para responder todas tus dudas
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la sección
    Pontificio Consejo para los Laicos
    Vaticano
    Las controversias de la fe
    Evangelización Activa
    Aciprensa

    Ver todas las alianzas que apoyan a la sección
    Encuesta
    ¿Cuáles temas consultas más en nuestra sección de Sectas, Apologética y conversos?
    Apologética, resuelve dudas sobre de la fe católica y ofrece argumentos para defenderla.
    Nueva Era, alerta sobre modas espirituales y enseñanzas que no son compatibles con la fe católica.
    Sectas, da las bases bíblicas para poder dialogar con los miembros de éstas.
    Magisterio Paralelo, respuestas de la Iglesia a grupos y personas que no van de acuerdo con el Papa.
    Camino a la conversión, testimonios de personas que se convierten a la fe católica.
    Todos, porque me parecen interesantes.
    Ninguno, no me parece una sección útil
    Ninguno, no sabía que existía una Sección de Sectas y Apologética en Catholic.net
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de Conversos al catolicismo
    ¡Participa!
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red