> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Sacerdotes | sección
Homilía para la Misa del domingo | categoría
Homilías para exequias | tema
Autor: Vicente Díaz-Pintado | Fuente: iglesiaendaimiel.com
Homilía para la celebración de las exequias XV: Jn 17, 24-26
Por Vicente Díaz-Pintado, sacerdote en las Parroquias de Villarrubia y Las labores (Ciudad Real)
 
(Puede ser acompañada por 2Mac 12,43-46; Sal 102)

La oración por los difuntos

Acogemos en nuestro templo el cuerpo de nuestr@ herma@ N, y os acogemos a vosotros, familiares y amigos que habéis compartido con él/ella su peregrinación Estamos aquí para orar con recogimiento, para ofrecer a N un último testimonio de amor. El/ella, como todos nosotros, sintió la necesidad de ser amad@ y de amar, de corresponder al amor, al ansia de vivir, de descubrir el horizonte de alegría y de paz; su historia ha sido una historia fundamentalmente de amor, de amor a su familia y de amor y simpatía hacia los demás.

Orar, confiada y humildemente, es un modo real de acompañar a nuestros seres queridos más allá de la muerte. Porque la oración es la que nos pone en comunión con Dios; un Dios de vivos y no de muertos.

Eso es lo que hizo aquel israelita por sus compañeros: los encomendó a la misericordia de Dios para que los perdonase y así pudiesen participar un día de la resurrección gloriosa. Lo hemos escuchado en la primera lectura.

Esto es también lo que hizo Jesús la noche antes de su muerte. Pidió al Padre por todos los hombres para que pudiésemos estar con Él, más allá de la frontera de la muerte que Él mismo iba a vencer con su muerte y resurrección. Cuando nosotros ahora rezamos por nuestr@ herman@ difunt@, estamos actualizado aquella oración de Jesús que hemos escuchado en el evangelio: queremos que esté para siempre en la gloria de Jesucristo, ya que desde el comienzo de su vida fue de Jesús, por la fe y el bautismo.

Jesús sólo habla del descanso y del perdón, de la puerta abierta: “Yo soy la resurrección y la Vida”; “Hoy estarás conmigo en el Paraíso”. “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré”. “Yo soy el buen Pastor y conozco a mis ovejas”. “Venid, benditos de mi Padre, heredad el Reino prometido”. “Nosotros hemos de gloriarnos-decía San Pablo- en la cruz de nuestro Señor Jesucristo. En él está nuestra salvación, nuestra gloria para siempre”.

Hace falta escuchar los versos de los místicos para percibir aquellas hermosas palabras: “Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero” afirmaba Santa Teresa. ¿Por qué no pensar que Dios Padre sale al encuentro de su hij@ y le abraza y le coloca el anillo y celebra un banquete en su honor?

Al final de nuestro camino –como también al principio- está Dios. Un Dios que nos acoge, un Dios que nos recibe en Él. Un Dios Padre que nos ha creado por amor y nos salva, en Cristo su Hijo, también por amor. “El nos amó primero y entregó a su Hijo por nosotros para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”.

Esta es la fe de los cristianos. Allí donde algunos sólo descubren el final y la corrupción de la muerte, nosotros descubrimos, con los ojos iluminados del corazón, el inicio de una Vida nueva, glorificada y resucitada en Cristo Jesús.

Oremos, pues, familiares, amigos, fieles presentes. Es un gesto noble, es un gesto cristiano, es un acto de fe, de amistad y de amor para con nuestr@ herman@ N a quien despedimos. Encomendémoslo con confianza a las manos del Padre del cielo, que lo ha amado desde siempre y sigue amándolo en el seno de su Reino.

Es precisamente la fe en Cristo, muerto y resucitado la que da sentido a esta eucaristía que estamos celebrando. La presencia de Jesús resucitado nos da también la presencia misteriosa de todos los que están con Él, como pedimos que esté también nuestro herman@: “Que así como ha compartido ya la muerte de Jesucristo, comparta también con él la gloria de la resurrección”.

Que la Virgen María, madre de los llenos de fe, interceda por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


Textos para la celebración de las exequias:

  • Lecturas del Antiguo Testamento

  • Lecturas del Nuevo Testamento

  • Salmos

  • Evangelios

  • Para niños bautizados

  • Para niños no bautizados





  • Suscríbase aquí para recibir este servicio por e-mail





    Le invitamos a participar en el FORO PARA SACERDOTES. Una comunidad para que los sacerdotes de todo el mundo puedan interactuar y beneficiarse compartiendo conocimientos, intercambiando experiencias, logros y dificultades.




     

     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
    Descargarlo a tu Palm
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro para Sacerdotes
    Mapas Mapa de Sacerdotes
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Sacerdotes
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    • Identidad y misión del sacerdote
    • Formación permanente del sacerdote
    • Meditaciones del Papa Francisco durante las Misas diarias
    • Espiritualidad sacerdotal
    • Recursos Pastorales
    • Homilía para la Misa del domingo
    • Tiempo de Adviento
    • Ciclo A
    • Tiempo de Cuaresma
    • Ciclo B
    • Ciclo C
    • Tiempo de Pascua
    • Fiestas y Solemnidades
    • Homilías para exequias
    • Seminarios y seminaristas
    • ¿Puedo yo ser sacerdote?
    • Vocación es... (Boletín semanal)
    • Sínodos de los Obispos
    • Órdenes y congregaciones de sacerdotes
    • Hombres de la Iglesia
    • Especiales
    • Año de la Fe (11 de octubre 2012- 24 de noviembre 2013)
    • Documentos - sacerdotes
    • Actualidad en la Iglesia
    • Cursos on-line
    • La Iglesia
    • Los Papas y el pontificado
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la comunidad
    Un servicio exclusivo para sacerdotes. Orientación y acompañamiento espiritual a Sacerdotes. Dudas y cuestiones acerca de la Vida Sacerdotal, la Liturgia, el uso y aplicación del Derecho canónico, la Formación en los seminarios y la Formación permanente del Sacerdote
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la comunidad
    • Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM
    • Sagrada Congregación para el Clero
    • Conferencia Episcopal Ecuatoriana
    • Esglesia
    • Conferencia Episcopal del Uruguay

    Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

    Eventos de la comunidad
    Congreso “Prevenir para Conservar. Acciones para la salvaguarda del patrimonio religioso"
    Rescate y conservación de los bienes culturales destinados al culto.
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    ¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
    Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
    Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
    Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
    Sí, pero creo que no soy capaz
    Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
    Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
    Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
    Estoy satisfecho con mi vida de oración
    No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro para Sacerdotes
    ¡Participa!
    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red