> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Religiosas | sección
Autor: Octavio Ortíz de Montellano | Fuente: D.A.R. Escuela de la fe
Formación espiritual en la vida consagrada 1
Este curso, dirigido a formadoras de religiosas de vida consagrada quiere ofrecer una serie de elementos de carácter pedagógico y no tanto doctrinal, sobre la formación espiritual.
 

Importancia y características de la vida espiriual en la vida consagrada

Este curso, dirigido a formadoras de religiosas de vida consagrada quiere ofrecer una serie de elementos de carácter pedagógico y no tanto doctrinal, sobre la formación espiritual.

a) La formación espiritual es el fundamento que sostiene toda la vida d la persona consagrada.

Los fundamentos de un edificio son los elementos que lo sostienen y qu e le dan un soporte. Más grade el edificio, más sólidos deben ser los cimientos. Es decir ,que la vida consagrada.

Así cuando recibimos un apostulante o novicia, el primer paso es formarla en la vida espiritual, es decir, educar en ellas la disposición habitual y positiva para relacionarse con Dios, y para buscar hábitos de vida.

b) La formación espiritual desarrolla la vida interior.

Tenemos una vida exterior y una interior. La vida interior es una verdadera vida que consiste en nuestra relación con Dios. Nace, crece, se desarrolla, fecunda y obra frutos de vida eterna. Santo Tomás dice: la vida es doble una exterior, según la naturaleza sensible corporal; y otra interior, según la razón y la gracia: aquí se tiene la comunión con Dios... imperfectamente en esta vida y perfectamente en la otra.

La vida interior es la infusión de la vida divina en el corazón. El organismo espiritual sería la vida de gracia, las virtudes teologales, los dones del Espíritu Santo. Estas realidades se deben formar y desarrollar. La persona sin vida interior es como un aljibe que no contiene al agua. La vida interior es especialmente importante para un alma consagra es un signo que lleva a los demás a Dios. De allí la importancia de formar en vuestras hermanas la vida interior.

c) La formación espiritual es una condición indispensable para la felicidad y para la fecundidad espiritual.

El deseo de felicidad está inscrito en el corazón de cada persona. Todos queremos ser felices. Pero hay una distinción entre la alegría externa y la verdadera felicidad. La primera es un hecho externo ruidoso. El gozo es íntimo silencioso y profundamente radicado. El verdadero gozo debe ser independiente de horas buenas o malas, del clima y de las molestias. No depende del dinero, de la vida cómoda o del placer. La fuente del gozo en nuestro corazón es Dios. Quien tiene el verdadero gozo ve en las dificultades y obstáculos ocasiones para crecer y las afronta con ánimo. Y si leste gozo viene de Dios y anida en el corazón. Lo tenemos que sentir por encima de nuestras tristezas y cuitas.

Tenemos que acercar a Dios lo más íntimo de nosotros. Esto puede darse en varios modos, pongamos aquí un ejemplo:

Lo más profundo que hay en nosotros son las intenciones. Si somos una sola cosa con Dios, digámosle con sinceridad: "Señor, quiero lo que tú quieres" y abriremos el camino hacia el verdadero gozo en Dios. Se trata de asimilarnos a Dios con todo lo que somos capaces y una de las cosas que nos son más íntimas son las intenciones. A la lucha en la formación espiritual la podemos llamar conformidad con la voluntad de Dios.

Sólo quien vive así y quien tiene una fuerte vida interior y quien está unido a Dios, puede dar frutos de vida eterna. Es decir, sólo quien tiene una vida espiritual intensa es capaz de dar frutos en la propia vida y en el apostolado. Aquí sólo queremos subrayar la importancia que la vida interior tiene en la fecundidad de una persona consagrada. No podemos no ser fecundos en nuestra vocación pues ésta es nuestra misión.

Y qué significa que la formación espiritual es el centro de la persona. Significa que de ella vienen todos los demás aspectos de la formación. La vida espiritual , como diálogo ininterrumpido con Dios da fuerza y energía a toda la vida.

d) Características de la formación espiritual

- Profunda: Ante todo debe ser profunda, no diluida sino siempre pronta para afrontar la vida debe ser objetivamente profunda es decir en el contenido y subjetivamente profunda, es decir , que debe ir a toda la persona hasta sus raíces sin ser nada superficial.

- Sistemática : Si queremos educar a nuestras hermanas a fondo, debemos proceder de modo sistemático. Aquí se revela toda la sabiduría de la formación organizada, del horario comunitario, de la dirección espiritual, de la meditación y demás actividades propias de la vida consagrada.

No se puede dejar a la inspiración del momento una cosa de tanta importancia. Una verdadera formación no puede contentarse con decir las cosas esperando que por sí solas se entienden. Es necesario dar un seguimiento de tal forma que se formen hábitos. Una formadora es una persona que repite las cosas de tal manera que vayan calando y asimilándose poco por las más jóvenes. Claro que debe ser una repetición motivada espiritualmente pero siempre una propuesta cordial y profunda.

-Llena de caridad. La formación espiritual debe ir acompañada de la simpatía, debe estar rodeada de una atmósfera de interés por la formanda. La caridad es interés por el otro, es atención a sus necesidades, es hacer a los otros lo que quisiera que se me hiciera. por ello es creativa. La caridad es perdón, es paciencia para esperar el momento para intervenir. La caridad es vivir y sufrir por las lamas a nosotros encomendadas. Sin caridad no podemos hablar de formación espiritual.

-Personalizada La formación espiritual debe ser personalizada, no en grupo. Cada persona tiene su propio camino, su propio temperamento, sus tendencias buenas y malas. Se debe acompañar a cada formanda personalmente, no sólo en el noviciado, sino también en cada una de las etapas de formación y en el apostolado. En cierto sentido la formación no termina. El alma necesita siempre un experto en Dios que la ayude a llegar a Él. Conviene preguntarnos si conocemos bien a nuestras almas y si somos conocidas por nuestras formandas y si fomentamos la formación continua y personalizada.

- Exigente Una buena formación debe ser exigente. Debe decir a la persona: lo mejor de ti todavía no se ha manifestado. Puedes dar todavía mucho. Debes ponerte de pié y trabajar, debes ser exigente contigo misma, debes formarte a ti misma. La formadora ayuda pero eres tú quien debe exigirse. Para ello es bueno corregir con caridad pero claramente mis defectos, hace falta la direcci{on espiritual, una asistente etc.

Texto de San Agustín: Sermón 169

Si tu dijeras no puedo más, basta, aquí me quedo, estas perdido. Camina siempre, no te pares en la cuneta, no des marcha atrás, no te desvíes, se para lo que ya no avanza y retrocede. Quien se replantea el comienzo a él regresa. Mejor es caminar en el camino correcto que correr en el equivocado.


La pedagogía en la formación espiritual

a)
Definición de la pedagogía

Es la ciencia que estudia las leyes que rigen las actividad del educador para desarrollar las virtudes del hombre para que pueda vivir su vocación.

- Es una ciencia: cognitio rerum per causas conoce las cosas no por intuición sino a través de sus causas.

- Estudia las leyes: es un conjunto de reglas que ofrecen al formador una guía necesaria para desarrollar adecuadamente su misión.

- Actividades de la educadora. La formadora debe servir de guía, es un testimonio. Puede influir de tres formas:

- Con la palabra hablada o escrita: instruye, predica, da dirección espiritual, orienta...

- Con la acción pedagógica: motiva, corrige, orienta, enseña el comportamiento, tiene actos de caridad cuando la person atraviesa por un mal momento.

- Con el propio ejemplo personal e palabra de testimonio. (Maximiliano Kolbe)

- Desarrolla las facultades del hombre ese es el fin pedagógico: lograr que todas las facultades lleguen al máximo de su capacidad. No es algo banal sino un gran compromiso. La persona tiene facultades, tendencias, dificultades, obstáculos para desarrollar bien su vocación. Las consecuencias del pecado original: la concupiscencia. Para ello es necesaria una base de antopología. Per questo è necessaria una base di antropologica teolóica. Todos los elementos de la personalidad deben ser puestos en juego, especialmente los típicamente femeninos volcados a la generosidad y a los demás y no hacia el egoísmo.

- Para que la persona pueda vivir plenamente la propia vocación, la actividad del formador debe ser desinteresada, debe lograr la confianza de la formanda pero no la familiaridad. No debe buscar afecto, éste debe estar orientado sólo a Cristo. Toda la obra formativa debe estar sostenida en al amor. El medio convincente no es la instrucción sino el ejemplo.

b) Pedagogía cristiana

Está basada en el ejemplo de Cristo, tiene su propio método y sus medios de motivación. Su finalidad es formar a Cristo en el corazón del formando. Miguel Angel a quien le preguntaba cómo era capaz de sacar una bella imagen de un pedazo de mármol respondía: "la imágen yá estaba allí, yo solamente la saque quitando lo que sobraba. Cuánto más si se trata de tesoros que pertenecen a Dios C´è un oggetto: il contenuto della formazione. Metodo: la carità evangelica.

c) Pedagogía de la vida consagrada

Hay también una pedagogía de la vida consagrada. Es decir, un comportamiento específico para ayudar a las religiosas a conocer y vivir la propia vocación consagrada. Pedagogía para vivir en comunidad, para vivir la disciplina religiosa, para vivir los votos y las promesas y para trabajar apostólicamente. Para dedicar tiempo de estudio y tiempo de donación. Seguramente tendréis diversas etapas de formación: noviciado, estudios de humanidades, filosofía, algún diplomado en educación en la fe...

d) Pedagogía de la vida consagrada femenina

- Conocimiento de la vocación y de la dignidad de la mujer que debe formarse y conocimiento del sujeto concreto que debemos formar.

-Dimensión teológica Es un ser creado por Dios con amor infinito pero herido por el pecado original.

-Dimensión apostólica:
Parte esencial en toda vocación es la dimensión apostólica con las características propias de la mujer.

- La orientación hacia lo personal es una característica propiamente femenina, le interesan las personas más que las cosas. Ello le da una especial tendencia a ayudar a otros física y espiritualmente. Claro que esta cualidad puede degenerar en la hipertrofia, es decir en el preocuparse y preocupar a los demás en torno a los propios problemillas, al egoísmo a la sed de reconocimiento y la tendencia a entrometerse. A los chismes, intrigas, curiosidad y fuerte deseo de influir en la vida ajena.

- L´orientamento verso l´oggetto considerato come un tutto. Cerca sempre di aiutare alla persona e tutta la persona. Per questo quando trova persone incapaci di avvalersi per se stesse ella trova un campo di azione. Anche qui si può deviare verso: la dispersione di forze, ripugnanza per la disciplina richiesta dalle attività, brama superficiale di interesse in ogni campo. Con rispetto agli altri può deviare: inclinazione all´attaccamento, al posto di servizio subentra la volontà di dominio.

- Conocimiento del contenido de la formación y del ideal de la religiosa: María, Esposa y Madre.

- Conocimiento práctico de los medios para la formación espiritual de la mujer consagrada.

- La vida de gracia: vida sacramental
- La oración
- La vida comunitaria
- La dirección espirituale: el arte de educar.
- El exámen de conciencia
- La caridad fraterna
- La motivacion epiritual
- El trabajo apostólico
- El desarrollo del sentido de responsabilidad
- El desarrollo de las virtudes concretas de la donación a los demás.

e) El centro de la pedagogia de la vida consagrada femenina

- formación religiosa y espiritual: Formar el interior del alma de la mujer consagrada es la tarea más importante. Su relación con Dios, el descubrimiento de la dignidad de su vocación conducen a todo lo demás. Si el mundo está en crisis es porque la figura de la mujer está en crisis, no se desarrolla en ella la riqueza más grande que posee: su amor. Se acentúa sólo su realización como si ésta fuera el valor más importante y no como resultado de la donación de sí misma.

- La donación de sí misma : esta característica netamente femenina debe ser aprovechada para ayudar a los demás especialmente en el campo de la formación con el objetivo de que el otro logre ser quien Dios ha pensado de él.
El centro del alma femenina lo ocupa la afectividad. Por ello es importante formarla, formar buscando lograr un espíritu grande y lanzado a las grandes empresas y en ella s empeñar los sentimientos, las emociones y las pasiones.

-Claridad intelectual: Es importante para la formación espiritual de las religiosas tener esta claridad intelectual para colocar en su justo medio todos los conceptos y los pasos del camino espiritual. Es importante aprovechar el don de la intuición en la mujer.

- Energía operativa: La vida consagrada tiene gran necesidad de esta energía operativa. La llamada a ser esposa de Cristo es fatigosa y exige almas grandes, fuerza y magnanimidad.

- La actividad práctica: La pedagogía debe estar dirigida a desarrollar personas consagradas con espíritu práctico para afrontar la vida y la consagración con altura.





 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
 
 
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro para Religiosas
Mapas Mapa de Religiosas
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Religiosas
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Noticias
• La vida religiosa: Un llamado a la santidad
• Diferentes carismas en la vida religiosa
• Formación
• Promoción Vocacional
• Religiosas ejemplares
• Biblioteca de la religiosa
• Cursos para Religiosas
• La oración
• Religiosas (Portuguese)
Lista de correo
Recibirás mensualmente en tu correo, materiales de espiritualidad y formación permanente, relacionados con el carisma de la Vida religiosa femenina en el mundo.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consultas y acompañamiento espiritual y formativo. Un servicio exclusivo para mujeres consagradas o religiosas
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María
• Esglesia
• Servidoras
• Dominicas de la Presentación
• Iconos, un camino de espiritualidad

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
Una tarde de la mano de María
Alabanza y predica en honor a la Virgen María
Ver todos los eventos

Encuesta
¿Te gustaría mejorar tu comunicación con Dios?
Sí, lo necesito, pero no sé cómo ni tengo quién me enseñe
Sí, hago un poco de oración al día, pero quiero mejorar
Realmente me urge, llevo tiempo buscando eso
Sí, pero creo que no soy capaz
Creo que eso es para sacerdotes y monjas, no para mí
Sé que lo necesito, pero no estaría dispuesto a ir a un curso de oración
Lo he intentado muchas veces y no lo logro, no es para mí
Estoy satisfecho con mi vida de oración
No lo considero importante en mi vida, hay cosas prioritarias
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro para Religiosas
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red