> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Psicólogos católicos | sección
Cursos y Simposios | categoría
Curso de Gnoseología | tema
Autor: P. Alfonso Aguilar | Fuente: catholic.net
Tema 6.2: El Relativismo
Conocer la doctrina fundamental del relativismo y sus motivos de fondo
 
Tema 6.2:  El Relativismo
Tema 6.2: El Relativismo
Tema 6.2 : El Relativismo

Objetivos


1. Conocer la doctrina fundamental del relativismo y sus motivos de fondo.
2. Apreciar y aprender las exigencias positivas que tiene.
3. Mostrar críticamente sus deficiencias en relación con la teoría del conocimiento.

A. Información histórica

El relativismo considera que la verdad depende absolutamente de las condiciones relativas del sujeto y puede variar de individuo a individuo, de grupo a grupo, de época a época, sin que exista ningún criterio objetivo. Esta doctrina comenzó a ser enseñada por los sofistas griegos, particularmente por Protágoras (480-410 a.C.), que comenzaba su libro Sobre la verdad con esta célebre sentencia: «El hombre es la medida de todas las cosas, de las cosas que son en cuanto que son, de las que no son en cuanto que no son». Con esta fórmula sintetiza el núcleo del pensamiento sofista: el individuo decide lo que es verdad para uno mismo; lo que no venga determinado por el sujeto va considerado como incognoscible (escepticismo), porque la realidad no es objetiva, sino subjetiva y mudable (relativismo).

El relativismo informa la filosofía de varios autores y corrientes de pensamiento a lo largo de la Historia, pero sobre todo en la época contemporánea, en la cual, podríamos decir, se ha convertido en el sustrato común de la mayor parte de los sistemas: pragmatismo, historicismo, piscoanálisis, ciertas formas de existencialismo, neopositivismo, filosofía análitica, determinadas epistemologías, hermenéutica, estructuralismo y postestructuralismo, nuevas filosofías políticas, decostrucionismo...

B. Doctrina

En el campo gnoseológico, el relativismo es la doctrina según la cual el conocimiento humano es relativo al sujeto cognoscente y a las condiciones del cuerpo y de los órganos del sentido. La verdad, pues, dependería totalmente, tanto en su contenido como en el modo de ser conocida, de las condiciones y circunstancias del sujeto, como pueden ser: la edad, la perspectiva cultural, el subconsciente, la historia, el interés personal, el placer y utilidad encontrados en el objeto, el lenguaje de la sociedad, la educación recibida, el propio carácter y estado de ánimo. Lo que es «verdad» para uno no lo es necesariamente para otro.

En el campo de la moral, se considera que las verdades, normas o criterios éticos son relativos, que la rectitud de una acción y la bondad de un objeto dependen de o consisten en la actitud que asume al respecto el individuo o el grupo, y pueden por tanto variar de individuo a individuo y de grupo a grupo. Así como no hay verdad ni falsedad objetivas, absolutas, tampoco hay bondad ni maldad en cuanto tal: nada es bueno ni malo en sí mismo, sólo lo es en relación a un sujeto.

El relativismo se presenta normalmente emparentado con el subjetivismo, que considera el objeto conocido como creado, construido por el sujeto que lo aprehende.

C. Razones más importantes

1. La verdad es un relación entre sujeto y objeto, y por tanto es relativa

En lugar del objeto que mide el conocimiento, se considera algún elemento subjetivo como la norma de la verdad. Esa «verdad» es una posesión personal, única en cada individuo. Y dado que el sujeto y sus circunstancias varían constantemente, la «verdad» va variando con ellos.

2. La casi infinita variedad de culturas, filosofías, religiones, lenguajes, opiniones personales...

Tal constatación motiva a pensar que, en realidad, todo lo que conocemos depende absolutamente de cada sujeto y que nada puede conocerse de modo objetivo.

D. Exigencias positivas

1. Oposición al dogmatismo racionalista

Nuestro conocimiento no es angélico, omnicomprensivo, exhaustivo. No podemos demostrar todo lo que conocemos. El relativismo nos enseña a considerar, precisamente, la limitación de nuestro conocer debido a tantos elementos relativos, mudables, accidentales que condicionan nuestro modo de aprehender la realidad. Debemos, pues, ser cautos para no absolutizar o «dogmatizar» todo lo que no es absoluto, objetivo. Por ejemplo, debido a las limitaciones de nuestras técnicas de investigación, no podemos comprobar hasta el presente que haya existido una evolución en la formación del cuerpo humano; la evolución es, pues, una hipótesis, quizás con un buen índice de probabilidad, pero no debe considerarse como una certeza ni proponerse como un «dogma de fe»

2. Valorización del papel de la experiencia subjetiva

Del relativismo debemos aprender, pues, a tener siempre muy en cuenta la cantidad de elementos que influyen en nuestro modo de conocer. La propia biografía, sensibilidad, interés personal, educación, ambiente familiar y cultural, y demás factores subjetivos, condicionan la perspectiva y el grado de penetración con que conozco algo (por ejemplo, la gravedad de la difusión del relativismo en nuestras sociedades). Como consecuencia, debo ser consciente de que nunca puedo aprehender algo completamente, en toda su profundidad. Puedo y debo seguir penetrando en más y más en cada verdad.

3. La promoción de la apertura de mente y del diálogo

La conciencia de la limitación subjetiva del conocimiento humano debería motivarnos a permanecer abiertos a otras culturas, sistemas filosóficos, perspectivas, opiniones, etc. El contacto con ellos enriquecerá mi visión y ahondará en la penetración de la verdad conocida. Por ejemplo, de una determinada cultura puedo aprender a valorar más los derechos del individuo y de otra a valorar más la importancia de trabajar por el bien común y no sólo individual.


E. Deficiencias estructurales y refutación del relativismo

1. El relativismo no distingue entre el contenido del conocimiento y el modo de conocer

Las condiciones subjetivas, como vimos en el tema 4 de la primera unidad, influyen sobre todo en el acercamiento del sujeto al objeto, no tanto en lo que se conoce. Hay contenidos universalmente válidos para todas las culturas y épocas, absolutos, objetivos, independientes del sujeto: «Existe la naturaleza», «el fuego quema», «hay que hacer el bien y evitar el mal», «matar a un inocente es injusto». El relativismo no explica, pues, buena parte de nuestra experiencia gnoseológica.

2. El relativismo destruye el significado y el valor del conocimiento y de la comunicación

a. Si todo fuera relativo al sujeto, entonces vano es nuestro esfuerzo por conocer las cosas. No tiene sentido que leamos libros, vayamos a la escuela y a la universidad, hagamos ciencia. La educación desmiente la teoría del relativismo. Los mismos relativistas contradicen su doctrina al intentar adoctrinarnos.

b. Si todo fuera relativo al sujeto, entonces inútil y sinsentido es nuestro esfuerzo por comunicarnos. Cada quien captaría «su» verdad y no una misma idea o contenido. ¿Para qué sirve, entonces, que nos hablemos, escribamos, enseñemos, tengamos medios de comunicación social? Los mismos relativistas contradicen su doctrina al intentar comunicarnos su pensamiento.

3. El relativismo es contradictorio

Propone la relatividad de la verdad como verdad absoluta, universalmente válida para todas las épocas, culturas y hombres. Siguiendo su lógica interna, deberíamos concluir que, si esto fuera verdad, nosotros no seríamos capaces nunca de saberlo, dado que esta «verdad» se nos presentaría también como un objeto relativo. Para ser coherente, pues, el relativismo no debería proponerse como una doctrina más objetiva que otras; no debería proponerse, por ejemplo, como una teoría mejor que la de la validez del conocimiento.

Por otro lado, si nuestro conocimiento fuera relativo, no habría ningún sabio ni ningún ignorante en el mundo, pues cada uno tendría «su» verdad, no «la» verdad, y cada «verdad» tendría el mismo valor o peso. Si este es el caso, ¿por qué el relativista se me presenta como maestro de una doctrina? ¿Qué diferencia cualitativa habría entre lo que yo pienso y lo que tú piensas? ¿Y por qué ha de ser el hombre más sabio que un mono, si el mono también ve las cosas desde su perspectiva, posee «su» propia «verdad»?

Al negar la diferencia entre verdad y falsedad, el relativismo niega el principio de no-contradicción. Todo, pues, es «verdadero», tanto una cosa como su contraria. Por ejemplo, los juicios «el mundo existe» y el «mundo no existe» tendrían el mismo valor. Igualmente, la teoría del relativismo y la de la validez del conocimiento tendrían el mismo valor. Nadie cometería jamás un error. Quien niega el relativismo no está para nada equivocado.
Conclusión
El relativismo propone que la verdad humana depende totalmente de las condiciones subjetivas del cognoscente, dado que la relación sujeto-objeto varía en cada individuo y momento, como lo muestra la multiplicidad de opiniones y teorías. Ciertamente los elementos subjetivos influyen en nuestro modo de conocer (de ahí que nuestro conocimiento sea limitado, mejorable y abierto a nuevas perspectivas), pero no en lo que conocemos. De lo contrario, todo conocimiento y comunicación carecerían de sentido. Además, el relativismo se contradice al proponerse como verdad absoluta o, al menos, mejor que su contraria. No se ve, pues, porqué tenga que ser aceptada.

Términos claves

Relativismo: doctrina según la cual el conocimiento humano depende totalmente de las condiciones subjetivas del cognoscente, es decir, tanto en el modo de conocer como en lo que conoce.

Subjetivismo: doctrina según la cual el conocimiento humano se limita al sujeto cognoscente, a sus estados sensoriales, afectivos, volitivos y a todas las realidades externas derivadas de los estados subjetivos del cognoscente. Se trata en una palabra, de reducir el conocimiento a como aparece al sujeto.


Autoevaluación

1. ¿Cuál es la máxima de Protágoras que sintetiza la teoría del relativismo y subjetivismo?
2. Nombre algunas corrientes de pensamiento contemporáneo que se subscriben al relativismo.
3. ¿Cuál es, en el fondo, la única diferencia entre el relativismo gnoseológico y el ético?
4. ¿Cuáles son los dos motivos principales que motivan a muchos a seguir el relativismo?
5. ¿Qué exigencias positivas podría aprender del relativismo?
6. En el fondo, ¿en qué consiste el error del relativismo? Es decir, ¿qué es lo que confunde o exagera? ¿qué es lo que no distingue?
7. ¿Qué consecuencias prácticas en cuanto al conocimiento y a la comunicación tendría la admisión universal del relativismo?
8. ¿Por qué es contradictorio el relativismo como doctrina?


Participación en el foro

1. Reflexione sobre la naturaleza del relativismo. Pondere, en primer lugar, el término «relativismo»:
¿qué quiere decir que «todo es relativo»? ¿Hay alguna diferencia real entre el relativismo y el subjetivismo?
¿O son sólo dos puntos de vista de una misma doctrina?
¿Qué diferencia hay entre relativismo y escepticismo?


Si deseas participar en el foro da un click
Foro Tema 6.2: El Relativismo

  • Preguntas o comentarios al autor
  • P. Alfonso Aguilar



     
     

     
    Publicar un comentario sobre este artículo

     Nombre

     Email (no será publicado)

     País

    Comentario



    Escriba las letras como aparecen



    * Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     
     
         Herramientas del Artículo:
    Arriba
    .
    Ver más artículos del tema
    .
    Preguntas o comentarios
    .
    ¿En donde estoy?
    .
    Hacer un donativo
    Envíalo a un amigo
    .
    Formato para imprimir
    .
    Descargar en PDF
    .
      Suscripción canal RSS

    Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
    DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

    Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
    Servicios por email Servicios por email
    Foros Foro de Psicólogos católicos
    Mapas Mapa de Psicólogos católicos
    Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
    Comentarios Comentarios al editor de esta sección
    Biblioteca Documentos de apoyo de Psicólogos católicos
    Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
    Donativos Hacer un donativo
    • Teorías y corrientes en Psicología
    • Antropología cristiana
    • Psicología y Familia
    • Actualidad
    • Cursos y Simposios
    • Jornadas de Psicología Cristiana
    • Curso de Metafísica
    • Curso de Gnoseología
    • Simposio Psicólogos Católicos
    • El New Age o Nueva Era
    • Libros
    Lista de correo


    Suscribir
    Cancelar suscripción
    Consultores de la comunidad
    Consultas acerca de la rectitud ética y doctrinal de algunas terapias utilizadas actualmente en la Psicología
    Ver todos los consultores
    Apoyan a la comunidad
    • The Institute for the Psychological Sciences
    • Talleres de Oración y Vida
    • Educacioncatolica.org

    Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

    Eventos de la comunidad
    Día del Perdón - Jornada de Evangelización através del Perdón
    Este día nos convoca desde el lugar en el que nos encontremos a perdonar de corazón a aquel que nos ofendió...
    Ver todos los eventos

    Encuesta
    Como psicólogo católico, piensas que la homosexualidad es:
    Una enfermedad
    Una opción
    Una preferencia
    > Ver resultados
    > Ver todas las encuestas
    Foro de Psicólogos católicos
    ¡Participa!

    Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
    © 2014 Catholic.net Inc.
    Todos los derechos reservados
    El lugar de encuentro de los católicos en la red
     
    Publicidad: