> English

> Français

El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
 
Tus Favoritos   |   Página de Inicio   |   Recomiéndanos   |   Opiniones   |   Suscríbete
Psicólogos católicos | sección
Psicología y Familia | categoría
Adolescencia y Juventud | tema
Autor: . | Fuente: almas ac
¿Es pecado masturbarse?
El fenómeno de la masturbación es un fenómeno común, estadísticamente común, que no es lo mismo que normal
 
¿Es pecado masturbarse?
¿Es pecado masturbarse?
El Catecismo de la Iglesia Católica nos dice que la masturbación “es la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo, incluso sin llegar al orgasmo”.

El fenómeno de la masturbación es un fenómeno común, estadísticamente común, que no es lo mismo que normal o frecuente desde el punto de vista estadístico, por lo que en muchos libros científicos se dice que es normal, pero esto no quiere decir que sea algo propio de correspondiente a la naturaleza humana. La masturbación suele tener el significado de fenómeno sustitutivo, intentando satisfacer así sus estímulos sexuales.

Desde el punto de vista médico, generalmente no tiene consecuencias físicas, sin embargo, debido a la angustia o ansiedad que se presenta en algunas de las personas que la practican se ha comprobado que pueden presentar algunos síntomas o malestares que sí tienen repercusiones físicas, como eyaculación precoz, impotencia o frigidez, entre otros. La masturbación genera en la persona una sexualidad egocéntrica, si la persona se masturba frecuentemente, disminuye su incentivo para salir al exterior, es decir, va perdiendo habilidad para relacionarse con otros y de diálogo.

Algunos psicólogos señalan que cuando la masturbación se convierte en un hábito tiene algunos riesgos como: el riesgo de quedarse en un estadio narcisista, excesiva genitalización del sexo, utilizarlo como evasión. Aclarando que es una acción desordenada, ya que al ser un acto individual y egocéntrico no corresponde a los requisitos de la sexualidad humana. La masturbación genera en la persona una sexualidad egocéntrica, si la persona se masturba frecuentemente, disminuye su incentivo para salir al exterior, es decir, va perdiendo habilidad para relacionarse con otros y de diálogo. Se le llama también vicio solitario. Es un vicio que se adquiere y llega a ser esclavizante.

Produce seres replegados sobre sí mismos. Daña el carácter, conlleva distracción de espíritu, inconstancia, apatía, complejo de culpa, sentimiento de derrota y debilita la voluntad. Puede incluso llevar a una obsesión erótica, a estar pensando y deseando lo sensual, y esto va llenando a la persona de un amargo sentimiento de insatisfacción y de vacío; además se va volviendo una persona cada vez más egoísta, encerrada dentro de sí misma en una sensación de fracaso e incapacidad para dominar sus instintos sensuales.



De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica, la masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado. El uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice a su finalidad, se cual fuere el motivo que lo determine. Así, el goce moral es buscado aquí al margen de la relación sexual requerida por el orden moral. Para emitir un juicio justo acerca de la responsabilidad moral de los sujetos ya para orientar la acción pastoral, ha de tenerse en cuenta la inmadurez afectiva, la fuerza de los hábitos contraídos, el estado de angustia u otros factores psíquicos o sociales que pueden atenuar o tal vez reducir al mínimo la culpabilidad moral.



a) Para conocer su cuerpo: sobre todo en varones después de presentarse la polución nocturna. Psicológicamente no pasa nada. Y es por corto tiempo. Es decir, la misma adolescencia o impulso sexual empuja a tales actos.



b) Por ansiedad: Bajo estrés, presión, exceso de estímulos visuales, ante pérdida afectiva. Además, el influjo del ambiente social y de los compañeros, es decir, los libros, revistas, películas, espectáculos e informaciones sexuales que les llega por todos lados.



c) Por angustia y poco conocimiento de su propia dignidad: es decir, carencias afectivas, los fracasos escolares, el intento de conjurar la soledad y, naturalmente el egoísmo.



d) Por un trastorno psicológico: que en realidad la masturbación es el síntoma y no el problema. Como en el caso de las parafilias. En consecuencia de lo visto anteriormente, se puede concluir, que la masturbación es un pecado en sí, una falta moral grave. Es evidente que en la evolución sexual del hombre, y de modo más decisivo en la pubertad, una serie de influjos de orden físico y psicológico juegan un papel complejo en las fuerzas sexuales de la persona, que en ocasiones afectan seriamente a la advertencia y a la voluntariedad del acto
 
 

 
Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre

 Email (no será publicado)

 País

Comentario



Escriba las letras como aparecen



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.
     Herramientas del Artículo:
Arriba
.
Ver más artículos del tema
.
Preguntas o comentarios
.
¿En donde estoy?
.
Hacer un donativo
Envíalo a un amigo
.
Formato para imprimir
.
Descargar en PDF
.
Descargarlo a tu Palm
.
  Suscripción canal RSS

Todos los servicios de Catholic.net son gratuitos. Sólo nos mantenemos gracias a los donativos que, voluntariamente, nos hacen algunos de nuestros visitantes. Necesitamos de tu ayuda para continuar anunciando el mensaje de Cristo a través de la Red. Ayúdanos, Dios te lo recompensará.
DA CLICK AQUÍ PARA DONAR

Inicio | Secciones | Comunidades | Servicios | Consultorios | Alianzas | Foros | Contacto
Servicios por email Servicios por email
Foros Foro de Psicólogos católicos
Mapas Mapa de Psicólogos católicos
Opiniones ¿Qué opinas de Catholic.net?
Comentarios Comentarios al editor de esta sección
Biblioteca Documentos de apoyo de Psicólogos católicos
Preguntas frecuentes Preguntas Frecuentes
Donativos Hacer un donativo
• Teorías y corrientes en Psicología
• Antropología cristiana
• Psicología y Familia
• Matrimonio en general
• Depresión
• Suicidio
• El Perdón
• Síndrome postaborto
• Sobre el conocimiento de sí mismo
• Peligro y efectos de la pornografía
• Padres divorciados
• Adicciones I
• La Homosexualidad
• Adolescencia y Juventud
• La sexualidad
• El Dolor
• Violencia doméstica
• Codependencia
• Familia
• Celibato
• Artículos y noticias de interés
• Actualidad
• El New Age o Nueva Era
• Cursos y Simposios
• Libros
Lista de correo
Esta comunidad busca brindar bases sólidas y acorde con las enseñanzas de Cristo a estos profesionistas y advertirlos contra los peligros de las "terapias alternativas" cada día más populares.

Suscribir
Cancelar suscripción
Consultores de la comunidad
Consultas acerca de la rectitud ética y doctrinal de algunas terapias utilizadas actualmente en la Psicología
Ver todos los consultores
Apoyan a la comunidad
• The Institute for the Psychological Sciences
• Talleres de Oración y Vida
• Educacioncatolica.org

Ver todas las alianzas que apoyan a la comunidad

Eventos de la comunidad
Día del Perdón - Jornada de Evangelización através del Perdón
Este día nos convoca desde el lugar en el que nos encontremos a perdonar de corazón a aquel que nos ofendió...
Ver todos los eventos

Encuesta
Como psicólogo católico, piensas que la homosexualidad es:
Una enfermedad
Una opción
Una preferencia
> Ver resultados
> Ver todas las encuestas
Foro de Psicólogos católicos
¡Participa!

Homenajes  |   Condiciones de uso   |   Donativos   |   Privacidad   |   Transparencia   |   Publicidad   |   Contáctanos   |  RSS
© 2014 Catholic.net Inc.
Todos los derechos reservados
El lugar de encuentro de los católicos en la red
 
Publicidad: