Creados para amar
La intimidad es muy importante en la vida de fe, pues éstá nos impregna del amor de Dios.