Nada ni nadie nos podrá quitar nuestra alegría
22 de mayo de 2020
Santo Evangelio según san Juan 16, 20-23. Viernes VI de Pascua