Evitar los desgastes innecesarios
Buscar en exceso el dinero, o hacer deportes arriesgados, o comer demasiado, provocan desgastes y daños innecesarios