¡Sólo Dios basta!
Santo Evangelio según San Lucas 21, 5-11. Martes XXXIV de Tiempo Ordinario.