Se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas
Evangelio según San Mateo 9, 32-38. Martes XIV de Tiempo Ordinario.