El don de la amistad de Jesús
Incluso al que se aleja o traiciona, Dios le sigue llamando “amigo”, dice el Papa Francisco