El miedo paraliza, acoger a Jesús lleva a tierra firme
Santo Evangelio según San Juan 6,16-21. Sábado II de Pascua