Jesús no es indiferente
Santo Evangelio según San Marcos 8, 1-10. Sábado V de Tiempo Ordinario.