Humildad y confianza para estar cerca de Dios.
Santo Evangelio según San Mateo 8, 5-11. Lunes I de Adviento.