Podemos tocar la eternidad
Santo Evangelio según San Lucas 16, 9-15. Sábado XXXI del tiempo ordinario.