Paciencia y mirar siempre más allá
Santo Evangelio según San Lucas 9, 51-56. Martes XXVI del tiempo ordinario.