La grandeza del silencio
El silencio de DIOS se convierte en una sinfonía en la resurrección, no permanece callado, habla en los momentos necesarios