15 minutos de oración pueden cambiar tu vida
La clave es apartar este tiempo todos los días. Como dice el dicho: ¡El que persevera, alcanza!