Texto completo del Papa en el ángelus en el estadio Swedbak, Malmö
Los católicos suecos sean luz, sal, respetuosos y solidarios