Archidiócesis de Nápoles
Según la tradición, Nápoles fue visitada por San Pedro y San Pablo, y el mismo San Pedro procedió a consagrar al primer obispo de la ciudad