Los grandes filósofos de la modernidad, ¿han refutado a Dios?
No reflexionan sobre el Dios que conocemos, sino sobre la divinidad hegeliana, que no se le parece en nada.