Presentación del Señor
2 de febrero:Dios cumple siempre sus promesas