Menu




Autor: | Editorial:



Antes de nacer

1.- El apellido LORING es norteamericano.
Mi tatarabuelo era de Boston. Vino a Málaga por asuntos de negocios y se casó en Málaga.
Todos los LORING de España provienen de Málaga.
Pero también hay una rama LORING en Filipinas.

Primera anécdota.
Estaba yo dando conferencias en Palma de Mallorca.
Cuando tengo conferencias en un sitio procuro tener antes entrevistas en la prensa radio y televisión locales para que me sirva de propaganda.
Me hicieron una entrevista, a doble página, en el periódico local con una gran fotografía.
Al día siguiente de salir en el periódico iba yo a tener un retiro a unas monjas, conduciendo mi coche. Detrás de mí una larga fila de coches, y vi uno delante, a mi derecha, que llevaba un rato esperando para cruzar, pero nadie le dejaba.
Al llegar yo, frené y le hice señal para que pasara.
La señora que conducía se fijó en la persona amable que le dejaba, por fin, pasar.
Y me reconoció por la foto del día anterior en el periódico.
Giró en redondo y se puso detrás.
Aunque había varios coches entre los dos, como yo aparqué cerca, no me perdí y ella paró detrás.
Se bajó y me dijo:
- ¿Vd. es el P. Loring?
- Sí.
- Soy Lourdes Loring, de Filipinas. Le he reconocido por el periódico de ayer. Debemos ser parientes.
Me invitó a comer y hablamos de nuestro común origen norteamericano.
El haber sido amable me hizo encontrar un familiar de Filipinas.

Ella me enseñó un libro, que yo desconocía, con el árbol genealógico de los LORING, DESDE LA EDAD MEDIA.
El apellido viene de la Lorena francesa. De allí pasó a Inglaterra y después a Estados Unidos.
El libro lo hizo Eduardo Loring que vive en Boston.
Más tarde, estando yo dando conferencias en Nueva York, me prestaron un CHEVROLET-IMPALA y me fui a Boston a ver a Eduardo Loring.
Quería informarle de algunos errores que había puesto en mi familia.
Entre otros ponía que mis cinco hermanas religiosas eran de la Ascensión, y son de la Asunción. No es lo mismo.
En este viaje a Boston cometí un error que quiero contarlo por si le sirve a alguien.
La distancia entre Nueva York y Boston, en el mapa es la misma que hay entre Madrid y Toledo. Por eso yo pensé que podía ir y venir en el día.
No advertí que al ser Estados Unidos mucho mayor que España la escala del mapa es distinta, y por lo tanto la distancia entre Nueva York y Boston era mucho mayor.
Caí en la cuenta ya en la carretera, al ver las millas que tenía que recorrer. Pero ya no podía rectificar, porque me esperaban en Boston.
Este error mío fue la causa de que llegara a Nueva York a las dos de la madrugada, después de un palizón.


2.- Evidentemente que las virtudes de mis antepasados no son cosa mía. Pero doy gracias a Dios por lo que me haya podido tocar en la herencia genética.


3.- De mi abuelo Manuel Loring Heredia dice el diario SUR de Málaga, del 5 de agosto de 1991, página 10:
«Manuel Loring Heredia formaba parte de una de las más señeras familias locales. Era el segundo de los hijos del matrimonio formado por Jorge Loring Oyarzábal y Amalia Heredia Livermore, Marqueses de Casa Loring, fundadores de la finca La Concepción y de su famosísimo Museo Loringiano, base y fundamento del actual Museo Arqueológico de Málaga».


4.- A mi bisabuelo Jorge Loring Oyarzábal, la HISTORIA DE ANDALUCÍA, de la editorial Planeta, le dedica siete páginas: tomo7º,III,368-374 .
Entresaco:
«En 1854-55 Málaga se vio afectada por una terrible epidemia de cólera. (...) En el tiempo que duró la epidemia se formó una comisión, promovida por el Ayuntamiento, en favor de los más necesitados que habían sido víctimas del mal. (...) Entre estas personas descuella sobremanera Jorge Loring Oyarzábal, de vital trascendencia, y que le valió el ennoblecimiento al serle otorgado el título de Marqués de Casa Loring. Prueba inequívoca de su labor humanitaria en esta epidemia, amén de dicho título, es el sinnúmero de muestras de adhesión a su persona mediante testimonios dirigidos al Ayuntamiento de la ciudad, en donde se propugnaba la eficiente labor humanitaria en bien de las clases menos agraciadas.
Por ejemplo:
Excmo. Ayuntamiento Constitucional de esta Ciudad: (...)
Don Jorge Loring, no solamente ha sacrificado su reposo en aras de la humanidad doliente y afligida, sino que ha prestado su fortuna para darle pan al desgraciado. Muchísimas víctimas más habrían sucumbido al azote si él no hubiera puesto su persona y sus bienes. (...) Cuatro establecimientos de farmacia, por cuenta de este hombre eminentemente grande, preparaban las medicinas que se derramaban a manos llenas entre el pueblo, que al recibirlas, gratuitamente, bendecían el nombre de su bienhechor. (...)».

Además de sus virtudes humanitarias y cristianas, Jorge Loring Oyarzábal fue un hombre emprendedor.
Fue el promotor del ferrocarril Málaga-Córdoba.
En 1860 fundó una sociedad con su cuñado Tomás Heredia y Martín Larios para llevar a cabo la gigantesca obra de ingeniería, por lo accidentado del terreno por donde debía transcurrir, sobre todo la zona de El Chorro.
Se realizaron diecisiete túneles, ocho viaductos y dieciocho puentes, con un total de seis kilómetros lineales (Diario SUR: Málaga en el recuerdo, del 31 de enero de 1998, página 309).

En 1877 nace la compañía de ferrocarriles ANDALUCES fundada por Jorge Loring Oyarzábal y La Gándara.
Por los años 1940 los ferrocarriles ANDALUCES se unen a los de M.Z.A. (Madrid-Zaragoza-Alicante), y a los del NORTE y el OESTE para formar la actual RENFE.

A su dedicación a los ferrocarriles de Andalucía se debe que la plaza de la estación de la RENFE de Málaga lleve el nombre de LORING.


5.- Cuento todo esto porque creo que debo a Dios el tener un modo de ser activo y emprendedor heredado de mis antepasados.


6.- Mi padre, malagueño, ingeniero, se enamoró en Barcelona de mi madre viendo el cariño con el que acompañaba a mi abuela por el Paseo de Gracia.
Buscó un amigo que se la presentase, y se casó con ella.


7.- Trabajaba en los Talleres Hereter de Barcelona. Aunque era una fábrica de automóviles, él construye un avión.


8.- Siendo novio iba a ver a mi madre a Malgrat, en avión, y pasaba volando, muy bajo, sobre el mar junto a la playa, saludando a la gente, con la admiración de todos.
Era un avión primitivo, con ruedas de bicicleta y motor de «mosquito», pero en 1918 ver un avión volando tan cerca era un acontecimiento.


9.- Después de casado se va a Madrid y levanta una fábrica de aviones, que más tarde se llamó AERONÁUTICA INDUSTRIAL (AISA).


10.- Sobre la historia de esta fábrica Luis Utrilla escribió un breve artículo, pero muy bien hecho, en MÁLAGA, variaciones: 19(VII-98)25.
Luis Utrilla también ha publicado un libro, muy bien presentado, en unión de Carlos Herraiz, actual Director de AISA, que han titulado:
JORGE LORING: La pasión por la aeronáutica.
En éste libro se cuenta lo mucho que hizo mi padre por el desarrollo de la aviación en España.






Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!