Menu




Autor: | Editorial:



Glosario Jesús Nuestra Salud
Glosario

África:- Este continente tiene habitantes originarios blancos, morenos y negros. La religión tradicional es el animismo, que en la conquista de América, pasó a ésta por el tráfico de esclavos negros que trajeron a acá su religión y que dio lugar a sincretismos religiosos. Actualmente están presentes el cristianismo y el islam. El cristianismo fue llevado por los misioneros católicos, anglicanos y protestantes. El islam, fue impuesto por la fuerza de las armas.

Agua bendita.- El agua natural es bendecida por el ministro católico con una oración propia, y entonces ya se llama agua bendita Se usa para ponerla en la frente, como signo de bendición de Dios o de arrepentimiento de nuestros pecados, igual que la ceniza vendita el Miércoles de Ceniza. Con ella se rocía a las personas para recordarles su Alianza hecha con el Señor el día de sui bautismo. Con ella se bendicen las imágenes de los santos, los vehículos y las casas, invocando la bendición y protección de Dios y comprometiéndose quien pide la bendición a vivir siguiendo el Evangelio de Jesús. Es muy estimada en la Religiosidad popular.

Alianza (cf. Testamento).- “Palabra clave para entender las relaciones entre Dios y su pueblo. Alianza es pacto de amistad. Conocemos las ‘alianzas y pactos’ en la vida ordinaria de las personas. En la Biblia, Dios toma por su cuenta la iniciativa de hacer una alianza con su pueblo, de inaugurar un modo de relaciones entre él y los hombres. El Sinaí es el momento significativo del inicio de la alianza (Ex 19).”

Animismo.- Religión tradicional de África. “En su sentido más amplio, el término designa el conjunto de creencias en un principio superior (“fuerza vital” o “alma”) que reside en los lugares o los objetos. E. B Tylor propuso una teoría que situaba en dicho principio el origen de las religiones. Esta teoría, cuestionada ya por J. G. Frazer y más tarde por M. Mauss, ha sido rechazada por la mayoría de los antropólogos modernos...” “En una etapa posterior el animismo consistió en “creer animados los fenómenos naturales, como el Sol, la Luna, el cielo, el rayo, las nubes, el agua, lo que dio origen al culto a la naturaleza. Desde ahí al politeísmo sólo había un paso; los fenómenos naturales se convirtieron en dioses.”
Los animistas o quienes tienen esa mentalidad, creen que los espíritus que están en los diversos elementos de la naturaleza les pueden causar daño, como son las enfermedades y otras cosas malas. Entonces hay que contentar a los espíritus con ofrendas y sacrificios. Para protegerse de los daños que puedan hacer habrá que usar amuletos. Los brujos, chamanes o curanderos, son los que indican cómo hay que protegerse de ellos.
El animista viven esclavo del miedo a todo, dependiente y manipulado por quienes “saben” el camino de la liberación, como son los brujos o curanderos. Pero lejos de quedar libres cada vez se sumen más en la esclavitud.
Otra clase de animismo es adorar o venerar a los ancestros, padres, abuelos, bisabuelos, etc. difuntos, a los cuales hay que tener contentos, pues pueden favorecer o dañar. Creen que ellos tienen poder para ayudarlos en los problemas de la vida, en las enfermedades. Entonces temen mucho olvidarse de ellos, porque se pueden enojar y castigarlos.
Hay animistas o de mentalidad animista, en muchas religiones, incluso en las Iglesias cristianas. Uno de los temores y creencia muy extendida en esta región es que se puede hacer daño con tierra de panteón (pues tiene contacto con los muertos). Una pareja me presentó a su niño enfermo diciendo que estaba así porque alguien echó en los pañales y en la ropa de cama del niño esa tierra. Les infundí confianza y seguridad en Jesucristo, diciéndoles que Él es más fuerte y poderoso que cualquier mal, y que esa tierra no los puede dañar, al mismo tiempo les pedí que rezaran el rosario en familia, e hicieran un ambiente de confianza y armonía en su casa y el niño sanaría, y así fue, el niño sanó muy pronto.
El espiritualismo está inmerso en el animismo, pues, cree en los espíritus diversos y realiza prácticas para evocarlos, manipularlos y librarse de ellos.

Aquarius o Acuario y Era de Acuario.- Acuario es una constelación del Zodiaco. Ahora de habla de una Nueva Era (New Age), la de Acuario, que comenzará en el año 2,140, cuando el ecuador celeste cortará la Elíptica que dibuja la tierra en su movimiento de precesión. “De aquí surge la interpretación astrológica de New Age. El paso cósmico a una nueva era, traerá aparejado un cambio en la evolución de la humanidad. Así como la era de Piscis coincidió con la irrupción y difusión del cristianismo, la de Acuario traerá una nueva religión basada en la plena armonía del hombre consigo mismo y con el cosmos. Estos cambios de la conciencia humana se enmarcan dentro de una transición cósmica, dependiendo del ciclo planetario.”

Catecismo.- Es el folleto o libro que contiene enseñanzas de las verdades de la fe católica a fin de profundizar la fe cristiana. Puede haber catecismos pequeños o grandes; diocesanos o nacionales, o bien universales. Para niños o para adultos. En este Diócesis desde 1975 hicimos un catecismo para adultos muy elemental llamado “Dios nos habla”. Actualmente existe un catecismo a nivel universal llamado “Catecismo de la Iglesia Católica (Catic), “escrito en orden a la aplicación del Concilio Ecuménico Vaticano II”. Juan Pablo II presenta este Catecismo diciendo: “Un catecismo debe presentar fiel y orgánicamente la enseñanza de la Sagrada Escritura, de la Tradición viva en la Iglesia y del Magisterio auténtico, así como la herencia espiritual de los Padres, de los santos y santas de la Iglesia, para permitir conocer mejor el misterio cristiano y reavivar la fe del Pueblo de Dios. Debe tener en cuenta las explicaciones de la doctrina que el Espíritu Santo ha sugerido a la Iglesia a lo largo de los siglos. Es preciso también que ayude a iluminar con la luz de la de las situaciones nuevas y los problemas que en el pasado aún n se habían planteado. El Catecismo, por tanto, contiene cosas nueva y antiguas (Cfr. Mt 13,52), pues la fe es siempre la misma y fuente siempre de luces nuevas.”
La acción de transmitir la verdades de fe se llama Catequesis. Catequista es el agente de pastoral que transmite está enseñanza. Los padres de familia deben ser los primeros catequistas de sus hijos. Hay catequistas para niños y para adultos. Por lo general en las parroquias, sobre todo las de pocos recursos humanos y económicos, escasamente hay catequistas para preparar a los sacramentos. Faltan catequistas para una catequesis sistemática y continuada.

Cátedra.- Así llaman al espiritualismo al día y acto de la enseñanza. “Las cátedras son las máximas celebraciones (de los espiritualistas) cuando las personas “divinas”: Moisés, Jesucristo, Elías y María, bajan para enseñar (en el español de España) el pueblo bendito de Israel.” Por supuesto que quienes hablan son el guía o el médium.

Catequesis.- “La catequesis, minimizada al ser reducida al catecismo de preparación a los sacramentos, y despreciada como tarea eclesial de segunda, es hoy día ... la acción pastoral más comúnmente atendida por un verdadero ejército de catequistas, agentes voluntarios en su mayoría, que pueden ser la esperanza del mañana de la Iglesia.”
Los católicos alejados de la vivencia y práctica de su fe con frecuencia rechazan la catequesis presacramental y lo ven como “requisito” pesado que hay que cumplir, prefiriendo llevar a sus hijos a recibir los sacramentos del Bautismo, Confirmación y Eucaristía (Primera Comunión) a parroquial o diócesis donde no se les pide una preparación, lo cual los lleva a un mero ritualismo o sacramentalismo, y que con frecuencia sólo es una ocasión para festejo social y estrechar relaciones de compadrazgo. Entonces se está lejos de ir a una catequesis sistemática y continuada como es de desear para todo católico que quiera conocer y vivir su fe en serio.

Católico.- “Es la persona que ha sido bautizada en la Iglesia Católica. A partir del bautismo, conforme se vaya creciendo en edad y de acuerdo con el ambiente religioso que se encuentre en la familia, el católico ira definiendo su personalidad religiosa y se podrá ubicar en la siguiente clasificación:” Católico practicante, Católico ocasional, Católico piadoso o religioso-popular y Católico alejado.

a) El Católico practicante.- Es el que desde temprana edad va conociendo y asumiendo más su fe y busca estudiar y prepararse como cristiano según avanza en edad para no quedarse con las enseñanzas elementales que recibió de niño. Se compromete con su comunidad en servicios eclesiales y busca que su vida sea coherente con su fe, comprometiéndose también en el bien de su pueblo en todos los ámbitos de la vida social, económica y política, sin dejarse seducir por los atractivos nocivos del poder, sino permaneciendo siempre fiel al Evangelio de Jesús, a quien ama y sigue en todo momento.

b) El Católico ocasional.- “Es el bautizado que se conforma con una serie de prácticas religiosas, porque así están establecidas o porque ‘así lo heredé de mis padres’. Su compromiso de fe es poco, casi nulo. Su práctica religiosa se limita a ‘oír misa los domingos’; huye al compromiso y a una formación en su fe, alegando falta de tiempo. En resumen, es el católico de ocasión.”

c) El Católico piadoso o religioso-popular.- “Es aquel que vive más intensamente la religiosidad popular, ya como creador, transmisor o promotor de la misma. Se le encuentra ordinariamente entre gente pobre y campesina, y en la periferia de la urbe (ciudad). Tienen un calendario propio de festividades, cuyo culmen es la Fiesta Patronal. Son tolerados por los pastores, pero poco evangelizados por ellos.”

d) El Católico alejado.- “Es en número el de mayor porcentaje ... Su práctica religiosa es mínima, ordinariamente con motivo de una ceremonia, fiesta, novenario u otra manifestación religiosa.” Estos católicos tienen el peligro grave de ser pasto fácil de las sectas.

Cielo.- “En sentido religioso, es la situación de felicidad plena, en la que se comparte la vida de Dios; el lugar donde se vive con Dios; también el lugar donde Dios habita”

Comunidad.- “Reunión de personas que viven juntas bajo ciertas reglas y en la cual cada individuo participa a los otros lo que tiene y todos toman parte de lo que es común... Comunidad es aquel grupo que llega a la capacidad de vivir la comunión; esa común-unión por tener entre las personas intereses comunes y pretender los mismo valores esenciales, porque llegan a agruparse para luchar por el mismo ideal y a relacionarse de persona a persona.” Hay diversas clases de comunidad: Familia, comunidad monástica (monjas o monjes), comunidad religiosa, comunidad apostólica (grupo de personas que no viven juntas físicamente, pero buscan comunión de vida y trabajo apostólico), etc.

Comunidad Eclesial de Base (CEB).- “Es la expresión concreta más pequeña donde está presente la Iglesia de Jesucristo con todos sus elementos esenciales. Es la Iglesia misma en su nivel de base. Los otros niveles de la Iglesia son la parroquia, la diócesis –Iglesia particular- y la Iglesia universal: ‘la CEB es el primero y fundamental núcleo eclesial, que debe, en su propio nivel, responsabilizarse de la riqueza y expansión de la fe como también del culto que es su expresión. Ella es, pues célula inicial de estructuración eclesial, y foco de la evangelización, y actualmente factor primordial de promoción humana y desarrollo”. (Med. 10).” En lo concreto actualmente se le llama CEB a la comunidad de católicos, localizada en un barrio o poblado, donde existen grupos estables y comprometidos con el conglomerado social, y que se reúnen periódicamente en una casa (Iglesias de casa), y éstas, junto con otros grupos activos eclesialmente en ese lugar animan la vida ecclesial y la transformación social a partir de su fe.

Comunión.- “Don del Espíritu por el que los creyentes se mantienen unidos, en comunión entre sí, mediante la unión con los pastores y con el sucesor de Pedro en la fidelidad al Señor” Lo contrario a comunión es la excomunión. Se llama también comunión al hecho de recibir el sacramento de la Eucaristía, ya que ella nos une en común unión con Cristo y con los hermanos. Al acto de recibir la comunión eucarística se llama comulgar. En el credo decimos “creo en la comunión de los santos”, porque todos estamos unidos en Cristo Jesús: los santos que están en el cielo, los que se purifican en el purgatorio, y los que aún peregrinamos en esta tierra. Los santos del cielo interceden por nosotros. Nosotros podemos pedir por las ánimas del purgatorio; y unos por otros.

Curandería.- “La curandería es parte de la medicina tradicional de México y Latinoamérica. Destruida en su mayor parte en tiempo de la Conquista, pero recuperada ahora por diversos grupos. De ella sólo conocemos retazos. Comprende la herbolaria en todas sus formas, la acupuntura con espinas de nopal u otras, con espinas de pescado u otros objetos punzantes; los masajes, el baño de temazcalli, etc. La mamás curan a sus hijos con esta medicina, o bien, los llevan a personas que saben más de la medicina que necesitan sus hijos. Es necesario cuidarse de ser engañado en cualquier sentido, porque existen vividores que se aprovechan de los incautos.

Elías.- Profeta del Antiguo Testamento y el más popular entre los judíos, cuyo ministerio nos narran el primer libro de los Reyes a partir del capítulo 17 hasta el 21; y el segundo libro de los Reyes en los primeros dos capítulos. A Elías se le llama el profeta de fuego por su palabra, porque hizo bajar fuego del cielo tres veces, y porque finalmente fue arrebatado por un carro de fuego. Nació entre los judíos “la esperanza de que el gran profeta regresaría para anunciar la venida del Mesías (Mt 11,14; 17,10)”. El fundador de los espiritualistas, conociendo esta esperanza de Israel, se proclamó a sí mismo como reencarnación de Elías. “Reconoce y acepta ... a Roque Rojas como tercer Enviado Divino y legislador (la segunda venida del Profeta Elías Thisbita [sic] sobre la tierra)”, así escribe Roque.
Nada más absurdo usar a este gran profeta como bandera en el espiritualismo, pues este profeta se distinguió por luchar por la pureza de la religión de su pueblo y defender los derechos del Dios vivo; por eso combatió con mucha fuerza la idolatría y los malos manejos de quienes detentaban el poder político y religioso en el Israel de entonces. Usar su nombre y pretender que Roque es su reencarnación es ofender a Dios y al profeta.

Esoterismo.- Se refiere a conocimientos ocultos, incomprensibles para las personas “no iniciadas”, es decir, que están fuera de ese ámbito. Doctrinas esotéricas son las que proceden del oriente.
En la Iglesia católica hablamos de sacramentos de iniciación cristiana que son el Bautismo, Confirmación y Eucaristía, que no tienen el sentido que lo esotérico da a la palabra de “ritos iniciáticos”, sencillamente son los primeros sacramentos que nos incorporan a la Iglesia católica y nos dan la vida divina. La Sagrada Biblia en su Antiguo y Nuevo Testamento no están reservados para poco privilegiados sino que están destinados a todos lo que quieran conocer la palabra divina. Es cierto que por su antigüedad, y porque fueron escritos en otra cultura y contextos diferentes, esos libros requieren una clave de interpretación para poderlos comprender correctamente, pero de ningún modo son esotéricos. Lo mismo pasa con toda la Tradición y el Magisterio de la Iglesia.

Espíritu.- Es un ser que no es material. Dios es un Espíritu, lo es el Padre y el Espíritu Santo. Jesús, el Hijo del Padre es Dios y Hombre. Los ángeles también son espíritus. Lo mismo se dice de nuestro principio vital.

Espíritu Santo.- Tercera Persona de la Trinidad. Espíritu originariamente designa un elemento activo que lo llena todo de vida. La revelación del Espíritu Santo sólo aparece en la Biblia a partir del Nuevo Testamento: Gabriel dice a María que concebirá por obra del Espíritu; en Juan se nos menciona al Espíritu: 14,16-17.26; 16,7-13. Al Espíritu se le atribuyen todos los efectos de crecimiento del Reino actualmente, así como la germinación de la semilla del Reino en la tierra buena de cada persona. En el credo profesamos: “Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria”

Espiritual.- Lo relacionado con la vida que engendra en nosotros el Espíritu Santo, y las acciones movidas por Él. Así hablamos de Ejercicios Espirituales, de Retiro Espiritual. Sobre los Ejercicios Espirituales dice San Ignacio de Loyola: “La primera anotación es que por este nombre, ejercicios espirituales, se entiende todo modo de examinar la conciencia, de meditar, de contemplar, de orar vocal y mental, y de otras espirituales operaciones, ... Porque así como el pasear, caminar y correr son ejercicios corporales, por la mesma manera, todo modo de preparar y disponer el ánima para quitar de sí todas las afecciones desordenadas y, después de quitadas, para buscar y hallar la voluntad divina en la disposición de su vida para la salud del ánima, se llaman ejercicios espirituales.” Rezar el Rosario es un ejercicio espiritual. Los mismo que toda oración.
Una persona es espiritual cuando vive en una actitud de permitir al Espíritu Santo que cambie sus actitudes, ella se va asimilando al modo de Dios, une su vida y su fe, y trata de ser siempre y en todas partes, la misma persona, conducida por el Espíritu. Entonces se dice también que esa persona tiene vida espiritual.

Nuestro primer Sínodo Diocesano sobre Vida espiritual y Espiritualidad dice lo siguiente:
Vida espiritual es “como un movimiento o fuerza que viene del interior, Espíritu de Dios y nos impulsa a buscar la verdad y el bien en nuestra vida. Esta dirección es fuente de vida.”
Espiritualidad es “como una acción que tiende a manifestarse concretamente, en las obras y en el estilo de vida. Esta otra dirección es compromiso de amor, es servicio, que garantiza el auténtico amor al hermano o hermana.”

Espiritismo.- La práctica de evocar a los muertos, reprobada por Dios en las Sagradas Escrituras desde el Antiguo Testamento.

Espiritualismo.- La secta fundada por Roque Rojas, quien primero rechazó la práctica del espiritismo de evocar a los muertos, pero luego la asumió como práctica común. Actualmente los espiritualistas practican esta evocación.

Espíritu de Exterminio.- Así llaman los espiritualistas a la muerte, a la que rinden culto, dándole también el nombre de Hermana blanca o santa muerte. Lo ven los espiritualistas como un espíritu de luz “escogido por Dios que puede aparecer en cualquier momento, especialmente en la cátedra del dos de noviembre, cuando expone su rol de cumplir la justicia de Dios.” “La Biblia condena la devoción a la muerte en Sabiduría 1”. Hay tristes datos del culto a la muerte. Conozco a una persona que atentó suicidio. No murió gracias a la rápida intervención de su esposo, padres y hermanos. Promovía el culto a la muerte, regalando imágenes de la “santa muerte”. Su suicidio fallido fue el desenlace de esa promoción. En plática con ella en medio de su familia le pedí que en adelante promoviera la devoción a la vida.

Hermana blanca.- ver espíritu de exterminio.

Idolatría.- “La idolatría se da cuando el ser humano adora su propia creación en vez de adorar a su Creador. Esta creación toma casi siempre la forma de piedras, plantas, animales o figuras humas; y estas representaciones reciben el nombre de ídolos, que fabrican en piedra, metal, madera, piel, cristal, o cualquier otro material. ... En el catolicismo se da también la representación de Dios en imágenes, pero estas imágenes no se adoran, se veneran, y se adora solamente a Dios a quien representan; y cuando hay imágenes de santos, no se les da a éstos el mismo culto que se reserva a Dios.” La moderna idolatría consiste en divinizar y absolutizar el dinero, el poder, el placer, el sexo, la fama, el Estado, la gloria, la política; y codiciarlos a toda costa, aun por encima de la vida de los semejantes. También tiene carácter idolátrico, todo acto mágico o supersticioso, pues se quiere manejar a Dios con objetos, colores o palabras.

Iglesia Católica.- Es la Iglesia fundada por Jesucristo destinada a recibir a todos los hombres y mujeres del mundo. Nadie está excluido. Católica es lo mismo que Ecuménica, que en español significa Universal. En el Credo Niceno-Constantinopolitano profesamos: “Creo en la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica.” Los católicos creemos que los que no son católicos, y más aún los que no son cristianos (judíos y musulmanes) o de otras religiones no monoteístas o que no tienen un Dios personal (como los budistas, taoístas, shintoístas, brahamanistas, etc.), irán al cielo, si estando allí de buena fe, viven y actúan según la voluntad de Dios. Una de las características de una secta es afirmar que los que no pertenecen a esa secta no irán al cielo. La Iglesia católica tiene los brazos abiertos como Jesús y el Padre para abrazar a todos, aun a los que nunca serán católicos ni cristianos, y así colaborar con Jesús para ir todos juntos al cielo. Esto no nos quita la obligación de predicar el Evangelio a todos los pueblos de la tierra, pues es éste el mandato de Cristo, como testigos de su Resurrección, y enviados por Él a llevar la paz, el perdón y la alegría por el Don del Espíritu Santo. Tampoco se puede caer en la trampa de irse de mala fe a una secta.

Iglesia evangélica.- Se llaman Iglesias evangélicas a las que emanaron de la Reforma Protestante de Martín Lutero y Juan Calvino en el Siglo XVI d. C. La Iglesia Anglicana tiene otro nacimiento, más bien de tipo cismático. Aquellos perdieron la tradición Apostólica, mientras que éstos la perdieron, pero la recuperaron, haciéndose reordenas Obispos y Presbíteros de parte de la Iglesia Nacional Polaca. Los Anglicanos conservan el sacerdocio, en cambio los Luteranos y Calvinistas lo perdieron. La Iglesia Anglicana en Estados Unidos y en México se llama Iglesia Episcopaliana. Iglesias emanas de la Reforma son entre otras, la Bautista, Metodista, y Presbiteriana. En nuestro medio las más abundantes no son Iglesias sino más bien sectas evangélicas, como la de los Pentecostales y la de los auto llamados “cristianos”. Tanto las Iglesias como las sectas evangélicas usan este adjetivo de “evangélicas” porque dicen que ellos sí conocen el Evangelio y viven conforme a él, y los católicos no.

Inculturación.- “Es la radicación del Evangelio en una cultura, su penetración transformante hasta la raíz misma de la cultura, hasta su núcleo esencial epistemológico (visión del mundo) y axiológico (conjunto de valores).” El Papa Paulo VI no dice la palabra inculturación, pero sí habla trasvasar el mensaje evangélico, sin traicionar la verdad la verdad esencial, al lenguaje de los destinatarios, para anunciarlo en su mismo lenguaje. Dice el Papa Juan Pablo II: “El proceso de inserción de la Iglesia en las culturas de los pueblos requiere largo tiempo: no se trata de una mera adaptación ‘significa una íntima transformación de los auténticos valores culturales mediante su integración en el cristianismo y la radicación del cristianismo en las diversas culturas’ ... Por medio de la inculturación la Iglesia encarna el Evangelio en las diversas culturas y, al mismo tiempo, introduce a los pueblos con sus culturas en su misma comunidad; transmite a las mismas sus propios valores, asumiendo lo que hay de bueno en ellas y renovándolas desde dentro. Por su parte, con la inculturación, la Iglesia se hace signo más comprensible de lo que es e instrumento más apto para la misión...” Posteriormente dice que “es necesario inculturar la predicación, de modo que el Evangelio sea anunciado en el leguaje y la cultura de aquellos que lo oyen.”

Instituto Secular.- Se refiere a un estado de vida consagrada, distinta de la vida religiosa o monástica. Se llama secular porque las personas asociadas en esos institutos viven en su casa, no en comunidad, dedicándose a profesiones u oficios diversos, de los cuales viven. Forman una familia espiritual cuya mística mantienen mediante prácticas cristianas individuales y específicas del instituto del que se trate, y mediante encuentros periódicos y frecuentes de distinta índole y duración. Estos institutos seculares pueden ser laicales, si son laicos o laicas consagradas, o bien clericales, si son sacerdotes los asociados. Emiten compromisos de por vida, similares a los votos religiosos: pobreza, obediencia y castidad celibataria.

Laico.- Esta palabra “causa muchas veces, un cierto enredo o desconcierto, pues se habla de estado o escuela laica y también de que hay laicos en la Iglesia. En el primer caso se expresa un significado sociológico que indica una posición contraria, indiferente, separada de la religión, y en el segundo se tiene un término teológico del lenguaje de la Iglesia referido a una clase de sus miembros. Aquí se habla de este último significado.” Laicos son “todos los fieles cristianos, que, en cuanto, incorporados a Cristo por el Bautismo, integrados al pueblo de Dios, y hechos partícipes, a su modo, de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, ejercen en la Iglesia y en el mundo la misión de todo el pueblo cristiano en la parte que a ellos corresponde” (LG 31). “Los seglares, otra manera de llamar a los laicos, también son Iglesia, son pueblo de Dios...” El Laico tiene un gran importancia en la vida de la Iglesia, poseyendo una vocación y misión propias. Juan Pablo II dedicó en 1988 la exhortación apostólica “Christi Fideles Laici (Los Fieles Laicos)” a hablar sobre la vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo. Esta exhortación fue fruto de un Sínodo Universal de los Obispos católicos.

Jehová.- “Forma artificial de pronunciar el nombre divino a partir de las vocales del término Adonai (“Mi Señor”), acomodadas al tetragrama divino YHVH. La costumbre, iniciada al parecer por Pedro Galatinus hacia 1520, es utilizada comúnmente por la tradición protestante, si bien deriva de la antigua costumbre judía de evitar la pronunciación de tal nombre por respeto al mismo o sustituyéndolo con equivalentes honrosos como “Los Cielos”, “El Nombre”. Cf. Yahvé.”

Jesucristo.- El ángel Gabriel le dijo a María le pusiera por nombre Jesús (Yeshuah). Este nombre era muy común; el autor del Sirácide, se llamaba Jesús, hijo de Sirac. Yeshuah quiere decir “Yahvé salva”. Y verdaderamente en Jesús somos salvados por el Padre, porque en él fue manifestada la ternura de Dios. El nombre se complementa con la palabra Cristo que significa Ungido y que proveniente del hebreo se dice “·Mesías” (Mashiah). “Hoy muchos admiten a Jesús como personaje histórico, pero tienen dificultad en admitirlo como Hijo de Dios.”
Dice el Apóstol y Evangelista San Juan, que la relación de todo lo que hizo Jesús, no cabría en el mundo entero, menos aún se puede expresar ni en poco espacio ni en mucho espacio lo que es Jesús y su obra de salvación. Más aún la comprensión de su persona rebasa nuestro entendimiento. Él es el Hijo Unigénito del Padre. Es el centro de nuestra vida, el que le da sentido, y el jefe de nuestra fe. Sólo en él nos podemos encontrar con Dios plena y definitivamente, porque él es verdadero Dios y verdadero hombre. Irrumpiendo en la historia de los hombres y cargando el pecado del mundo, es conocido como el hijo del carpintero , tan hondamente se solidarizó con todo hombre y toda mujer de esta tierra. Haciéndose hombre bajó hasta el abismo de nuestra miseria de tal manera que ya “no tenía gracia ni belleza”, pues “él llevaba nuestros sufrimientos, soportaba nuestros dolores”. Así es como sana nuestras heridas con sus heridas. Es en la cruz donde Jesús es más grande y más hermoso.
Cuando se comprende a Jesús, aunque sea limitadamente, como lo expresa San Pablo, entonces todo lo demás es nada, todo se relativiza, todo es basura y pérdida ante el sublime conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, “mi Señor”. El Nuevo Testamento destaca varios títulos de Jesús. El Beato Antonio Chevrier recoge estos: Nuestra Luz, nuestra Sabiduría, nuestra Justicia, nuestra Santificación, nuestra Redención, nuestro Rey, el único Rey, nuestro Maestro, el único Maestro, nuestro Jefe, nuestro Modelo. Es el Principio, Creador y Fundamento de todas las cosas. Es la raíz de la cual debemos sacar la savia que nos da la vida, es el centro hacia el cual todo converge, Es el fin hacia el cual todo confluye. Él es la resurrección y la vida. Es el esplendor del Padre, la imagen de Dios invisible, la Belleza infinita. Él es el Camino, la Verdad y la Vida. El Enviado de Dios o Mesías, Hijo de Dios, Hijo del Hombre, Salvador Jesús, Redentor, Sacerdote. El Beato Antonio Chevrier cautivado por la grandeza y belleza de Jesucristo exclama:
¡Oh Verbo! ¡Oh Cristo!
¡Qué bello y grande eres!
¿Quién sabrá conocerte?
¿Quién podrá comprenderte?
Haz, oh Cristo,
que yo te conozca
y que te ame...
Tú eres mi Señor
y mi solo y único Maestro...
Habla, Señor,
tú eres mi Señor y mi Maestro
Y no quiero escucharte sino a ti.

Santa Teresa del Niño Jesús le dice a Jesús:
“Mi única paz,
mi único amor.
Mi única dicha,
tú eres, Señor.”

San Juan de la Cruz exclama herido de amor:
“¿Adónde te escondiste,
Amado y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste habiéndome herido;
Salí tras ti clamando y eras ido.”
y
“¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡Rompe la tela de este dulce encuentro!”

Y la enamorada Santa Teresa de Jesús:
“Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.
Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí...”

Vayamos al Evangelio para conocer a Jesús; y conociéndolo, amarlo; y amándolo, seguirlo y proclamarlo a todos, para que encuentren en él, el Camino de fraternidad y de solidaria comunión al Padre.

Levantacruz.- “Es una ceremonia indígena para despedir un muerto. Celebra la muerte después de nueve días de sepultado. Al contacto con el cristianismo, esa ceremonia evolucionó hasta lo que es hoy, y en el proceso integró elementos cristianos, como rezos, oraciones y alabanzas, conservó el simbolismo antiguo y perdió algunos elementos, como la incineración del cuerpo que se realizaba después de envolver al difunto en un petate (‘petateándolo’). Esta ceremonia manifiesta la mentalidad popular sobre la muerte y la vida y sobre su sentido religioso, comunica este sentido y lo actualiza en los participantes.”

Leví.- Es uno de los doce hijos de Jacob, que dio nombre a una de las doce tribus de Israel. Su tribu fue sacerdotal, encargada del culto a Yahvé Dios. No recibieron dotación en la tierra prometida, pues su heredad sería el Señor. Moisés y Aarón fueron descendientes de Leví.

Limpias.- Hay frotaciones conocidas como limpias, pero hay de limpias a limpias. Las terapéuticas con yerbas medicinales son practicadas en el seno de las familia con un fin curativo, sin carga supersticiosa, pues las plantas medicinales pueden curar por dentro y por fuera, según sea el caso. Existe también la limpia religiosa que da el mayordomo del templo o el de la fiesta, en las regiones indígenas, el día de la fiesta del Santo Patrono, a todo el que la pida. Se da con la reliquia que se llevará la persona a su casa, con la veladora o la moneda que dejará como ofrenda, o bien, con los ejotitos (chicotito de ixtle), Ésta es para implorar la bendición de Dios o para pedir el perdón de los pecados.

Magisterio de la Iglesia.- Lo forman las distintas enseñanzas que la autoridad de la Iglesia, tanto el Papa, como Episcopados continentales, nacionales, o el Obispo local, han escrito para bien de los distintos miembros de la Iglesia en los 20 siglos de existencia que ella tiene.

María.- Éste es nombre de la Madre de Jesucristo nuestro Señor, por lo tanto ella es Madre de Dios. Este título no aparece en la S. Biblia, pero se concluye de la identidad de Jesucristo, que es Hijo del Padre, y por tanto verdadero Dios y verdadero hombre. La Virgen María aparece pocas veces en el Nuevo Testamento, pero su presencia es muy importante. Ella aceptó ser la madre virgen del Hijo de Dios hecho hombre diciendo “Aquí está la esclava del Señor, que me suceda como tú dices.” Aparece finalmente perseverando en la oración junto con los Apóstoles y Discípulos de Jesús en la espera del Espíritu Santo, que enviaría a los seguidores de Jesús a llevar la Buena Nueva de salvación. María acompaña a Jesús en su entrada en este mundo y en el nacimiento de su Iglesia, por eso es llamada Madre de la Iglesia. Los mexicanos, sentimos cercana a la Virgen María con el nombre de Guadalupe. María de Guadalupe en el Tepeyac se muestra como nuestra piadosa madre y nos regala a Jesucristo y su mensaje de salvación. Los espiritualistas, que aunque se llaman trinitarios marianos, no son ni una cosa ni otra, “aunque sus libros estén llenos de cantos tradicionales a María” pues consideran a María como “un miembro de la Trinidad: Un poco inferior a Dios, pero casi una semidiosa. Le llaman la ternura de Dios.”

Medicinas Alternativas.- Se llaman así porque son una alternativa a la medicina alópata, facultativa o de farmacia, que normalmente recetan los médicos egresados de las Escuelas oficiales de Medicina. La medicina homeopática, aunque reconocida actualmente, está dentro de las alternativas. La medicina casera y las tradicionales de los distintos países, son alternativas.

Medicinas Tradicionales.- Ver Curandería.

Mesías.- Esta palabra es bíblica castellanización de Mashiaj, que significa “Ungido”. Cristo, castellanización de la lengua griega, es lo mismo. En la antigüedad de Israel, se ungía a los profetas, a los sacerdotes y a los reyes. El ungido era el Elegido de Dios. Los profetas anunciaban la venida del Mesías prometido por Dios, y el pueblo lo esperaba con ansia, pues era anunciado como un liberador ungido, enviado y lleno del Espíritu para construir en la tierra una nueva situación. En Jesús se cumplió esta promesa divina , aunque los suyos lo recibieron.

Misa.- Así se le llama comúnmente a la celebración de la Sagrada Eucaristía, porque en latín se decía al final: “Ite missa est”, que significa, “Vayan, la (celebración de la) misa ha terminado”. Missa en latín viene del verbo míttere, enviar, pues el sentido es del saludo final es de envío a aquellos que han participado del Sacramento. En la Eucaristía los participantes se han alimentado en la doble mesa de la Palabra y del Cuerpo y la Sangre del Señor Jesús. Así alimentados, se les envía a llevar a sus hermanos la vida y el mensaje de salvación de Jesucristo.
Los espiritualistas llaman erróneamente “misa dominical” a una ceremonia “que consiste en cánticos, oraciones, descenso del Padre Jesús, comunión espiritual, cánticos finales.” Esta comunión es ficticia, pues hacen como que les dan pero no les dan nada, justifican esta mentira diciendo que no es material la comunión sino espiritual.

Moisés.- Descendiente de la tribu de Leví, salvado de las aguas por la hija del Faraón de Egipto. Y educado en la corte del rey, fue elegido por el Señor para liberar a su pueblo Israel de la esclavitud de Egipto. Por eso providencialmente fue conducido al desierto donde conoció al “Dios de nuestros padres” de parte de su suegro Jetró. Allí mismo Yahvé se le hizo presente en la zarza que ardía sin consumirse, y lo envió a sacar a su pueblo de la servidumbre y esclavitud, y conducirlo a través del desierto durante cuarenta años hacia la tierra prometida, a donde ya no alcanzó a entrar Moisés. Para nada es miembro de la Trinidad como dicen los espiritualistas. Fue un servidor fiel del Dios trino y uno y liberador del pueblo hebreo.

Muerte.- “Cese de la vida biológica. En la concepción cristiana, la muerte entró en el mundo a causa del pecado. En sentido positivo, la muerte es la llamada de Cristo hacia él; si morimos en Cristo, viviremos con él. La muerte, así entendida, es un acto de obediencia al Padre.” Es también el cumplimiento de la promesa de Jesús que dijo: “En la casa de mi Padre hay lugar para todos; ... ahora voy a prepararles ese lugar. Una vez que me haya ido y le haya preparado el lugar, regresaré y los llevaré conmigo, para que puedan estar donde voy a estar yo.” La imaginería popular representa a la muerte de distintas formas como si se tratara de una persona, cosa que no lo es. Los espiritualistas la llaman la santa muerte y le dan culto, lo cual es contrario a la fe cristiana.

New Age (Nueva Era).- Corriente religiosa y cultural que inició en los años sesentas. Es Alice Bailey, fundadora del grupo teosófico Escuela Arcana, quien menciona por primera vez este nombre en 1948 en Inglaterra. “La Nueva Era, como todos los movimientos posmodernos, se caracteriza por su sincretismo, es decir, por la utilización de elementos de religiones y teorías precedentes.” La nueva era excluye a Jesucristo como el Mesías y Salvador, diciendo que en esta nueva era, la de aquarius (acuario), ya no es Jesucristo el Mesías y Redentor; ahora lo es cada una de las personas humanas, pues lo que propone la Nueva Era es “un camino de autorredención que le permite al hombre salvarse a sí mismo ... a través de su método de iniciación y meditación...” La era de aquarius comenzará el año 2,140. Las medicinas alternativas asiáticas y programas de nutrición le sirven de propaganda a la nueva era.

Número siete.- El número 7 en la fe judía y en la cristiana católica, por lo tanto en la Biblia, tiene un significado simbólico, que quiere decir perfección y plenitud. Por eso son 7 los sacramentos y los dones del Espíritu Santo, porque al usar ese número, el mensaje es que toda la vida divina que necesitamos y que el Señor nos quiere regalar, se nos comunica a través de los siete sacramentos. Claro que no necesitamos recibir los siete sacramentos, porque ellos corresponden o bien a una etapa o circunstancia de la vida, o bien al ministerio o servicio eclesial al que está llamada cada persona a favor de la Comunidad. Se ve que los espiritualistas pervierten el significado del número 7 para darle un poder mágico.

Ojo avizor.- “En los templos del espiritualismo vemos el Ojo Avizor de Dios, un ojo dentro de un triángulo por medio del cual Dios observa a los humanos, y el retrato de Roque Rojas sentado con una Cruz en la mano izquierda.”

Palabra de Dios.- Se llama Palabra de Dios a todo lo contenido en la S. Biblia. Se llama Palabra de Dios al mismo Hijo de Dios. Jesucristo nuestro Señor es la Palabra de Dios hecho carne. San Juan lo llama la Palabra de la vida. Vea Sagrada Biblia y Jesucristo.

Piscis.- Palabra latina que significa pez en español. La figura del pez era para los cristianos en los primeros siglos, signo de identificación entre ellos, así podían guardar en secreto su identidad, ya que eran perseguidos a muerte. ¿Por qué el pez como símbolo? Es que en lengua griega, pez se dice Icqus (Ijthys) y las letras eran las iniciales de Jesús-Cristo-de Dios-Hijo-Salvador, es decir, Jesucristo Salvador, Hijo de Dios. Entonces Jesús no tiene nada que ver con el símbolo zodiacal de piscis. Jesucristo es el mismo Ayer, Hoy y por todos los siglos. Sigue siendo nuestro único Señor y Salvador. El año 20,004 y el 200,000 y para siempre es y será Jesucristo por los siglos de los siglos, sin fin.

Protestantismo.- “Conjunto de confesiones religiosas nacidas del movimiento luterano a partir del siglo XVI.” Existen Iglesias protestantes históricas como son la Luterana, Calvinista, Metodista, Presbiteriana, Bautista, etc. De las Iglesias históricas se desprendieron sectas, como las evangélicas Pentecostés. Otras más se desprendieron de ellas, pero perdieron la fe en la Trinidad, y por tanto en la Divinidad de Jesús, como los Testigos de Jehová y los Mormones, entre otras. La Iglesias protestantes también se llaman Iglesias de la Reforma. La Iglesia Anglicana no es propiamente protestante sino una Iglesia cismática que conserva actualmente la tradición Apostólica, y por tanto el Sacramento del Orden sacerdotal. Las otras tienen ministros Laicos.

Psicología.- Rama de la ciencia que estudia los fenómenos u operaciones psíquicas. Ciencia que se ocupa de las relaciones mutuas entre el organismo y el medio a través de la transmisión de energía (es decir, estimulación, reacción), a diferencia del intercambio de sustancia.

Parapsicología y fenómenos paranormales.- “Se denomina parapsicología a la disciplina que estudia los fenómenos paranormales de manera científica. El nombre de “parapsicología” fue introducido por la Sociedad de Investigación Psíquica”, fundada en Inglaterra en el año 1882. Básicamente, la parapsicología se dedica a estudiar y experimentar con dos tipos de fenómenos paranormales: 1) La percepción extrasensorial, es decir, la adquisición de información por medios no sensoriales. 2) La psicoquinesis, o capacidad de mover objetos a distancia con la mente.”
Los fenómenos llamados parapsicológicos o paranormales son cosas naturales que se dan notablemente en algunas personas por disfunción o desajuste psicológico que puede tener una causa orgánica anatómica (testimonio de un médico internista). Uno de ellos es la telepatía, que posibilita conocer la mente de otra persona, captando de alguna forma sus recuerdos auditivos o visuales, por eso cuando invocan a los difuntos los médiums pueden hablar con el timbre y acento con el que el difunto hablaba en vida, por lo cual los familiares interesados en hablar con él, se convencen de que efectivamente su difunto se hace presente para hablarles, sea consolándolos, sea reclamándoles algo. Sin embargo, con frecuencia esto se presta a fraudes. Otro fenómeno parapsicológico es “la clarividencia, o capacidad para percibir objetos distantes o fuera del campo de la visión...”

Psiquiatría es el estudio y tratamiento de trastornos mentales, incluyendo el aspecto psicopatológico y médico general de estos estados. Psiquiatra es el médico especialista en estas enfermedades.

Purgatorio.- “Estado temporal de espera de la plena contemplación de Dios después de la muerte. No sabemos describir en qué consiste. Desde siempre la Iglesia eleva peticiones a Dios por los muertos.”

Religión.- Sistema social cuyos integrantes comparten un conjunto de creencias, símbolos y valores (la cultura religiosa) y se organiza para participar en determinadas prácticas y ritos (la estructura religiosa) con el fin de generar una experiencia religiosa (la experiencia de lo divino y sagrado o experiencia de Dios) y para regular las condiciones y pertenencia a este sistema y la dimensión ética de la conducta ( la función social de la religión).
Teológicamente “tiene dos significados principales: Conjunto de relaciones que unen al hombre con Dios; y virtud que lleva al hombre a rendir a Dios el culto que le es debido.”

Reencarnación “es la creencia según la cual el alma, o el elemento psíquico, o el cuerpo sutil, se dota, en cada una de las existencias sucesivas, de un cuerpo diferente en el que se “reencarna”. Según esta creencia, en cada individuo se da una sucesión de nacimientos y de muertes, y así se habla de “nuevo nacimiento” (palingenesia), de “paso de un cuerpo a otro” (metensomatosis), de “trasvase” (metangismosis) o de “estados sucesivos del alma” (metempsicosis). Estos términos a menudo se utilizan indistintamente, a pesar de que el concepto de palingenesia y el de metempsicosis no son idénticos al de reencarnación, pues solamente se refieren a otro nacimiento o a otro estado del alma, en otra parte, y no forzosamente en un nuevo cuerpo, en una nueva carne (reencarnación).” Sin embargo en occidente los que creen en la reencarnación la entienden como volver a nacer en un cuerpo humano, y lo afirman como posible. El judaísmo, el cristianismo y islamismo rechazan esto porque en las tres religiones creemos que vivimos en esta tierra sólo una vez, y después de la muerte iremos a la vida eterna. La creencia en la reencarnación lleva al fatalismo y a la pasividad ante la injusticia social que causa la riqueza desproporcionada en unos pocos y la extrema pobreza en la gran mayoría. Estorba a colaborar en la construcción del Reino de Dios en la búsqueda de una nueva sociedad.

Religiosidad es la vivencia colectiva o individual de la religión a la que se pertenece.

Religiosidad popular.- También se llama, Religión del pueblo, Piedad popular o Catolicismo popular. ¿Qué es? Es difícil dar una definición. Más bien se la describe en muchos documentos tanto del Magisterio de la Iglesia, de investigaciones de Teólogos, Pastoralistas, Antropólogos y Sociólogos. La Religiosidad popular “encierra un conjunto de expresiones antiguas y modernas, espirituales y corporales, mediante las cuales es posible asomarse al alma del pueblo.” Dice el Documento de Puebla: “Por religión del pueblo, religiosidad popular o piedad popular, entend0emos el conjunto de hondas creencias selladas por Dios, de las actitudes básicas que de esas convicciones derivan y las expresiones que las manifiestan. Se trata de la forma o de la existencia cultural que la religión adopta en un pueblo determinado. La religión del pueblo latinoamericano, en su forma cultural más característica, es la expresión de la fe católica. Es un catolicismo popular.” Por tanto, el espiritismo que rechaza a la Iglesia católica y se coloca expresa y libremente fuera de ella, no es religiosidad popular.

Sábila o Áloe.- Planta curativa de hojas carnosas que contiene jugo amargo. Es aplicada externa e internamente. Usada en la medicina casera, tradicional y por laboratorios que la procesan en bebidas, ungüentos, pomadas, jabones, etc. Supersticiosamente es usada para la buena suerte a la entrada de los negocios. No sirve para eso.

Sagrada Biblia o Sagrada Escritura.- Es el Libro (Biblos), o más bien el conjunto de Libros (Biblia) sagrados inspirados por Dios mismo, y escritos en distintas épocas. Consta de Antiguo y Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento es la Historia de Salvación, el paso de Dios en medio de su pueblo Israel, y anuncia y prepara al Nuevo Testamento, que comienza con la entrada de Jesús el Mesías, es decir, el Cristo a nuestro mundo, encarnado en el vientre purísimo de la Virgen María por obra del Espíritu Santo, por eso los primeros libros del nuevo Testamento son los cuatro Evangelios que nos narran los hechos y dichos de Jesucristo nuestro Señor. Los libros del antiguo testamento, que en su mayoría están escritos en hebreo, son 46. Los del Nuevo son 27. Setenta y tres en total. Hay libros o fragmentos de libros que se llaman deuterocanónicos, porque no están en el canon (lista aprobada) judío, pero sí son del canos católico, pues la Iglesia, desde los comienzos, los consideró inspirados por Dios, es decir, siempre los ha tenido como palabra de Dios. La Biblia protestante no contiene estos libros.

La lectura de la Sagrada Biblia es necesaria para todo católico a fin de conocer el amor que Dios ha derramado siempre sobre la humanidad. Para una mejor comprensión es mejor comenzar con el Nuevo Testamento, pues a la luz de él podemos comprender el Antiguo. Es muy bueno hacerlo con personas que han avanzado en su estudio y comprensión, pero sobre todo en grupo. La Palabra de Dios allí contenida es ante todo para vivirla. Ver allí a Jesús, contemplarlo, escucharlo y palparlo, como dice San Juan en su primera carta, es decir, llegar a tener la experiencia del Dios vivo, de la Palabra de la Vida.
“Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído,
lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos
y tocaron nuestras manos acerca de la Palabra de la vida,
-pues la vida se manifestó y nosotros la hemos visto
y damos testimonio, y les anunciamos la vida eterna
que estaba junto al Padre y se manifestó-,
lo que hemos visto y oído, eso les anunciamos
para que también ustedes estén en comunión con nosotros.
Nosotros estamos en comunión con el Padre y con su Hijo, Jesucristo.
Les anunciamos estas cosas para que nuestra alegría sea completa.

Es necesario leer e interpretar la Palabra de Dios en Iglesia, es decir vinculado a la Iglesia, pues nadie puede apropiársela e interpretarla por sí mismo. Cuidado también con los Testigos de Jehová, quienes llegan como “estudiantes de la Biblia” ofreciendo su ayuda para entender la Biblia. Cabe decir aquí que su Biblia no es ni siquiera la de los Evangélicos, pues está muy adulterada y manipulada para llevar al error.

San Bernardo.- El nombre completo es San Bernardo de Claraval. Nació en el año 1090 en Francia. Desde joven se dedicó al estudio de la literatura a fin de poder estudiar la Sagrada Escritura y hacerla que ella fuera la que hablara en él. Se distinguió por su devoción especial a la Santísima Virgen María de la cual habló cosas bellas. Muy joven pidió su admisión a la Orden de monjes cistercienses. Se distinguió por su ciencia y sabiduría. Era escuchado con mucha atención y respeto por monjes, obispos y presbíteros y por el Papa mismo. Su Abad le encomendó fundar un nuevo monasterio del cual fue nombrado Abad. Fundó sesenta y tres monasterios en diferentes partes de Europa. Tuvo un gran celo por evangelizar en todos los niveles de la Iglesia, preocupándose porque los cristianos llevaran una vida según el Evangelio, comenzando por él mismo; por eso escribió y predicó al pueblo en general, a monjes, a presbíteros, a obispos y al Papa. Obtuvo conversiones importantes de personas alejadas de la fe. A petición de su Santidad Eugenio III escribió el “Libro de Meditación”, que afirma que para que la Iglesia vaya por buen camino se debe comenzar por la santidad del Papa. Muchos de los Papas de la Iglesia lo han usado como lectura ordinaria. Murió en Claraval en 1153, a los sesenta y tres años de vida, de los cuales cuarenta y tres vivió en el monasterio.

Equivocadamente le han llamado San Bernardo a un esqueleto que representa a la muerte, con la cual hacen actos supersticiosos, reprobados por la Sagrada Biblia, y por tanto por la Iglesia. Nada más contrario a la vida según la voluntad de Dios que promovió San Bernardo. Esos actos son reprobables en general porque son supersticiosos de tinte idolátrico, sobre todo los rituales en que piden la muerte de personas concretas.

San Pedro.- Aparece en el Nuevo Testamento, primero con el nombre de Simón, hijo de Juan. Jesús le puso ese sobrenombre de Cefas (Pedro en español), que quiere decir piedra, pues Él quiso edificar sobre esa piedra su Iglesia. Él fue el primer Papa de la Iglesia. El Papa Juan Pablo II es sucesor de San Pedro. Nada tiene que ver con los mentados pedro de los templos espiritualistas, ni éstos con aquél.

Santa muerte.- ver espíritu de exterminio.

Santo.- Es aquella persona que en vida siguió la voluntad de Dios. Es alguien que aceptó la invitación de Jesucristo de seguirlo muy de cerca, haciendo siempre la voluntad del Padre celestial. Ellos son, después de Jesucristo, nuestro ejemplo a seguir, nos animan a hacerlo como ellos lo hicieron; y son nuestros intercesores en el cielo. Podemos invocarlos y encomendarnos a ellos. Las imágenes con las que son representados nos ayudan a tenerlos presentes, pero de ninguna manera la imagen es el santo, como la fotografía de nuestros seres queridos tampoco son ellos. Ellos no son el centro, ni siquiera la Virgen María. El centro de nuestra vida y del nuestro culto es Dios en sus tres divinas personas. Los hermanos separados reprueban la práctica católica de tener imágenes de los santos, por no comprender su sentido auténtico, pero también por prácticas erróneas de algunos católicos. En el Antiguo Testamento el Señor prohibió a Israel hacer imágenes, dadas las circunstancias históricas de ese momento; sin embargo el mismo Señor ordenó a Moisés fabricar dos imágenes de querubines y colocarlas sobre el Arca de la Alianza, lo mismo que le ordenó fabricar una serpiente de bronce para salud de los israelitas mordidos por las serpientes venenosas.

Santísima Trinidad.- “Dogma que afirma que Dios se revela al hombre a través de la historia como uno en tres personas. El término “trinidad” no aparece en la Biblia. El Antiguo Testamento acentúa la unidad de Dios, contra el politeísmo. Jesús revelando su identidad, su relación con el Padre y, prometiendo el envío del Consolador, nos ha dado a conocer una pluralidad de personas en la unidad de una sola y única naturaleza.” Así pues, con este nombre nos referimos a la intimidad e identidad más profunda de Dios. Es un misterio cuya comprensión no está a nuestro alcance. Este secreto de Dios nos fue comunicado por el mismo Jesucristo, quien como amigo que cuenta la intimidad a los amigos, nos confió esta realidad tan bonita, pues de este modo sabemos que Dios no es un solitario, sino una Comunidad de amor en que el Padre ama al Hijo, y el Hijo le corresponde con igual amor, y así es generado el Espíritu Santo. Desde el principio de la humanidad este amor fue vertido en nosotros, pues la existencia misma de la humanidad es el resultado del amor trinitario compartido a sus criaturas, nosotros. Esta realidad es de gran trascendencia, pues hechos a imagen y semejanza de Dios, somos para vivir en comunidad, para dar y recibir amor, para ser felices juntos, por eso canta el salmo 133: “¡Oh, qué agradable y delicioso es que los hermanos vivan unidos!”. Por eso se eligió el Señor un pueblo en el Antiguo Testamento, que llevó a plenitud fundando una Iglesia Católica, es decir, Universal, donde todo mundo quepa y nadie quede excluido. Ser católico es tener un corazón abierto a todo como Dios lo tiene.
La Trinidad de los espiritualistas no es la de la S. Biblia, pues hablan hasta de tres trinidades: “La primera consiste en: El ‘Gran Jehová’, Jesucristo y el Espíritu Santo, aunque confunden los tres. Dice el espíritu Jesucristo por el médium en trance: ‘Yo soy el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” . La segunda es “una trilogía de divinidades que componen un todo único. Esta trinidad se compone de las siguientes personas: El gran Jehová, el Padre Jesús y el Padre Elías (o San José).” La tercera: Roque dice que la forman Moisés de Leví, Jesús y Roque Rojas, lo cual expone en un credo que deben profesar los espiritualistas.

Secta.- Este vocablo viene de la palabra latina sectare, que significa cortar, de allí viene también la palabra sector. Entonces es una palabra meramente descriptiva, que religiosamente tiene una carga ideológica. Pueden existir sectas cristianas y no cristianas de diversos tintes. La sectas cristianas son las derivadas de Iglesias evangélicas, como las que abundan en nuestra diócesis de Tula. Existen sectas no cristianas fundadas por personas que en un tiempo fueron miembros de una Iglesia o secta evangélica y descontentos de ellas, fundaron su secta propia. Casi siempre fueron personas problemáticas por una u otra razón y hasta enfermos mentales. Ejemplo de sectas no cristianas son

a) Los Adventistas del séptimo día o Sabatistas, fundados por Guillermo Miller en 1813. Su fe ya no es la que Cristo nos dejó en el Evangelio, pues para ellos es más importante leer y creer la doctrina de los libros de Elena Harmon de White (la “hermana White”) que la Biblia; por no conservar toda la doctrina bíblica, aun los protestantes no los consideran como “cristianos”. Hacen mucho proselitismo con libros de formación en valores humanos. Dicen que el día de culto y de descanso es el sábado y no el domingo. El católico debe tener cuidado de no caer en confusión.

b) Los Testigos de Jehová fueron fundados en 1870 en Estados Unidos por Taze Russell. Su organización se llama la “Torre del vigía”. En su Biblia y revistas siempre aparece ese nombre en inglés: “Watch Tower”. Difunden además de la Biblia, libros para diversas edades y las revistas Atalaya y Despertad. Según ellos no hay Santísima Trinidad, sólo hay un Dios unipersonal que se llama Jehová. Dicen que Jesucristo no es Dios, sino sólo un ángel encarnado, y que el Espíritu Santo tampoco es Dios ni es una Persona. Por esta razón, no son cristianos. Sobra decir que, al no aceptar que Jesucristo es Dios, tampoco aceptan que María sea la Madre de Dios. Niegan la Resurrección de Jesús y la nuestra. Cuando el hombre muere, muere también su alma. Hablan del Reinado de los mil años y al cumplirse éstos, sólo 144,000 testigos de Jehová subirán al cielo a reinar eternamente.
Dicen que ellos no son una religión, ni iglesia, sino Estudiantes de la Biblia. Por eso, dicen que, no tienen templo, sino “Salón del Reino”, que en realidad tiene fachada de templo. Se ofrecen a las personas para ayudarles a estudiar la Biblia y encontrar la verdad. Para ellos en teoría “la Biblia es la única regla de fe; pero cada quien la puede interpretar a su manera. Por eso han hecho una traducción de la Biblia muy cambiada, la llaman ‘Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras’. En esa traducción ellos componen las cosas sin respetar las más elementales normas del texto original. En fin de cuentas, no respetan a la misma Biblia. Tienen más respeto por los libros escritos por sus fundadores y por lo que dicen sus revistas y publicaciones.” Hablan de libertad de interpretación, pero hay una actitud dictatorial para interpretar la Biblia solamente como lo ordenan los Jefes, y está dicho en sus libros y revistas. Así hay que interpretar los textos y de ningún otro modo. Esta actitud de tiranía y dictadura férrea llega al clímax de su intolerancia inquisitorial con motivo de las expulsiones. “Los Testigos son antisociales y promueven el odio contra todos y contra todo que no venga de ellos. A todos los no Testigos se les mira como a gente sin entendimiento siendo ellos solos, los sabios, los entendidos.”

c) Los Mormones, cuyo nombre completo es “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días”. Fundados por José Smith, quien comenzó su predicación el 11 de abril de 1830. José Smith nació dentro de la Iglesia Presbiteriana, conoció la Iglesia Metodista, pero viviendo en una gran confusión, no sabe quien tiene la razón si esa Iglesias o la Bautista. Es un visionario y buscador de tesoros. Escribió el libro de Mormón basado en una visión y hallazgo de escrituras grabadas en planchas de oro, que luego de la traducción y escritura al inglés desaparecen. A este libro “le dan más importancia que a la misma Biblia. Su libro es un tipo de novela y creencias religiosas, mezcladas con leyendas de los tiempos de la conquista del Oeste de los Estados Unidos.” De ahí que tergiversen las auténticas verdades reveladas por Dios: Ellos dicen: “Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, en su Hijo Jesucristo, y en el Espíritu Santo.” Dicen los Mormones. Su doctrina “Parece una doctrina completamente cristiana, que admite la Trinidad. De hecho, se trata de tres dioses distintos, unidos en el mismo propósito. Además, el Padre, antes de ser Dios, fue como uno de nosotros, y nosotros podemos llegar a ser dioses. (Esto afirman los Mormones). Como se ve, se trata de paganismo puro con pantalla cristiana”, pues afirman que ”El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos,... (Doctrinas y Convenios 131,22). También afirman: que “Dios Padre fue espíritu, se hizo hombre, se casó por la eternidad, murió, resucitó y así llegó a ser Dios. Evidentemente no corresponde al concepto bíblico de Dios...” Entonces claramente se ve que no son cristianos y no siguen las enseñanzas de la S. Biblia. Para que alguien sea cristiano es necesario confesar la Divinidad de Jesucristo y la Unidad de la Trinidad: un solo Dios en tres personas distintas. El Padre siempre ha sido Dios, y es Espíritu, igual que el Espíritu Santo. Lo demás son inventos de la fantasía.

d) Ciencia cristiana.- Más que religión es parte del movimiento de las sectas de la salud. Fue fundada en el año 1879 por la señora Mary Baker Eddy en los Estados Unidos. Señalan cuatro caminos para llegar a la perfección humana a) Afirmación de la propia personalidad, b) concentración del propio yo, c) meditación y d) contemplación. Dicen que creen en la Biblia, pero la deforman completamente. Afirman que los escritos de la fundadora son inspirados por Dios. Dicen que admiten la Trinidad, pero le dan otro sentido muy diferente y con otros nombres.

e) Los espiritualistas, fundados por Roque Rojas son también una secta no cristiana por no aceptar a Jesucristo y falsear la Trinidad. Ellos son el objeto de este libro.

Siete Sellos.- El sello en la S. Biblia es “un símbolo de la persona y de su autoridad”, por eso el sello de Dios “es un símbolo poético de su dominio sobre las criaturas y sobre la historia”. “Cristo se dice marcado con el sello de Dios, su Padre.” El sello le da poder para realizar la obra del Padre (cfr. 5,32.36), pero sobre todo es signo de “la consagración que lo hace ‘Hijo de Dios’ (Jn 10,36). “En esta consagración participa el cristiano cuando lo marca Dios con su sello dándole el Espíritu (2Co 1,22: Ef 1,13s), don que es exigencia de fidelidad al Espíritu (Ef 4,30). Este sello es la marca de los servidores de Dios y su salvaguardia en el momento de la prueba escatológica (Ap 7,2-4; 9,4), es decir, el día definitivo para la eternidad. Los católicos efectivamente hemos sido sellados con el Espíritu Santo mediante los sacramentos del Bautismo y Confirmación. Tengamos esta conciencia y seamos fieles, pues tenemos la garantía de Dios.
En el Apocalipsis aparece el símbolo del Libro sellado y descifrado. “Sellado con siete sellos, que tiene en las manos el que está sentado en el trono y que sólo el “cordero inmolado es capaz de abrir y de descifrar (Ap 5,1-10)” Esto se refiere a que la Sagrada Escritura sólo a la luz de Jesucristo adquiere “un sentido nuevo, insospechado.” Esto es lo que significa y no otra cosa. No se trata de esoterismos de ninguna especie. Los espiritualistas se dicen sellados y hacen ceremonias con aceite con ese fin. Hacen alusión a las siete Iglesias del Apocalipsis que llaman siete sellos. Como se ve hacen gran confusión de los textos del Libro del Apocalipsis sin entenderlos.

Sincretismo religioso.- Resulta de mezclar prácticas religiosas, costumbres, cosas, oraciones y demás, procedentes de varias religiones y culturas. El producto es una añadidura de parches sin coherencia en la lógica cultural de donde procede cada añadido. Otra cosa es la Inculturación , palabra asumida por la Iglesia por medio del Papa Juan Pablo II, que se refiere a la síntesis del encuentro de Evangelio con las culturas locales. Se habla de inculturación del Evangelio, de la fe o de la Liturgia (celebración). La narración de las apariciones de la Virgen de Guadalupe es un ejemplo de cómo el mensaje divino por medio de la Virgen María es transmitido son los signos de la cultura de ese momento en México. Existe en varios países de nuestro América la ceremonia popular del Levantacruz , que se celebra a los nueve días del entierro del difunto, y que es como un segundo entierro. Esto es una síntesis y evolución del encuentro de lo indígena con el cristianismo.

Somatización.- Dice Daniel Goleman: "Esta confusión básica con respecto a los sentimientos a menudo parece llevarlos a quejarse de problemas médicos indefinidos cuando lo que experimentan en realidad es un trastorno emocional: un fenómeno conocido en psiquiatría como somatización, que confunde un dolor emocional con un físico (y que es diferente de una enfermedad psicosomática, en la que los problemas emocionales provocan verdaderos problemas médicos).”

Superstición, es una creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón y, por tanto, es caricatura y falseamiento de la ciencia y de la religión. Es una desviación de la creencia y del sentimiento religiosos que hace creer cosas falsas, fundándose en el temor o la ignorancia, que confiere a ciertas circunstancias carácter sagrado y lleva a falsos temores o a falsa confianza. Superstición también es creer o aceptar revelaciones, apariciones de la Virgen u otros santos a la ligera, sin fundamento, o venerar reliquias falsas, o creer en falsos milagros o profecías.

Teosofía.- “Es una tendencia mística por la que se busca obtener un conocimiento de Dios mediante una especie de visión, iluminación, iniciación o intuición... ¿Cuál es la idea básica de la teosofía? El monismo evolutivo: la existencia de un cosmos con alma espiritual, es decir, de una conciencia cósmica a la que se identifica con Dios y de la cual participa también el hombre en su nivel más alto de identidad. Todas las formas proceden de lo absoluto por emanación, ...” “La Sociedad Teosófica fue fundada por Elena P. Blavatsky en 1875. Es una secta gnóstica (conocimientos secretos que pueden salvar) y esotérica (conocimientos escondidos con la influencia del budismo y ocultismo. Enseñan la reencarnación, el panteísmo (todo es Dios y Dios es todo), y casi nada de la doctrina ortodoxa. Su propósito era fomentar la fraternidad universal sin importar las creencias.” Naturalmente que esta doctrina es contraria a la Sagrada Escritura que nos muestra a un Dios personal y distinto a nosotros y distinto al cosmos. Por tanto esta doctrina es incompatible con la fe cristiana. Alguien no puede ser al mismo cristiano y teósofo.

Templo.- Es una palabra que corresponde al lugar de culto de cualquier religión. En algunos lugares de nuestra patria se le dice templo indiferentemente tanto al católico como al protestante o de alguna secta no cristiana. En otros, al templo católico se le llama preferente o exclusivamente con el nombre de iglesia o capilla. Si es grande, le llaman catedral, aunque no lo sea. En esta Diócesis la gente dice: la catedral de Tula, la catedral de Tepeji, la catedral de Ixmiquilpan. Al recinto espiritualista se le llama templo, o bien, centro, cuando se trata de una sala en domicilio particular.

Testamento.- También se le llama Alianza. La S. Biblia habla de dos Testamentos o Alianzas: el Antiguo y el Nuevo. El Antiguo Testamento es todo el tiempo desde Abraham hasta antes de que se cumplieran las promesas con el nacimiento de Jesucristo nuestro Señor. El Nuevo y definitivo Testamento comienza con la entrada del Hijo de Dios hecho hombre, Jesucristo, hasta nuestros días. Ya no habrá ninguno más.
En cuanto a libros de la Biblia, están organizados en Antiguo y Nuevo Testamento. Los del Antiguo corresponden a esa etapa de la Historia de la Salvación. Comienza con el Génesis y termina con el libro del profeta Malaquías. Los del Nuevo comienzan con el Evangelio según San Mateo, que inicia narrando el origen de Jesús. Termina con el Apocalipsis del Apóstol San Juan.
Estamos viviendo la Nueva Alianza o Testamento, pero con el Apocalipsis se acabaron los libros inspirados como Palabra de Dios. Ya no habrá otro Testamento por lo que eso del “Último Testamento” de los espiritualistas es totalmente falso. El Nuevo, Definitivo y Último, es el que vino a inaugurar Jesucristo Nuestro Señor, nuestro Único Señor y Salvador.

Tradición.- Se llama Tradición a la transmisión viva, oral del Evangelio de Jesucristo, por medio de la predicación. Se le llama Tradición apostólica porque la hicieron los apóstoles. Luego “los mismos apóstoles y otros de su generación pusieron por escrito el mensaje de la salvación inspirados por el Espíritu Santo” (DV 7). Esta Tradición fue continuada pos los sucesores de los Apóstoles, los Obispos de la Iglesia Católica.

Yahvé.- “Nombre que Dios revela a Moisés y con el cual desea ser invocado (Ex 3). Se discute su etimología, sentido y forma primitiva. Algunos lo llegan a interpretar como “Yo soy el que soy”, “Yo traigo la existencia” (= hago existir), “Yo soy el Existente”, “Yo soy el Viviente”; otros lo interpretan en forma exclamativa: “Oh, El!”. Por respeto hacia tal nombre divino de acuerdo al segundo mandamiento, la tradición bíblica lo sustituye con Adonay (El Señor), HaShem (el Nombre), Los Cielos. ...”

*******pie de ágina*******

94 BRAVO Benjamín et al. “Vocabulario de la religiosidad popular”., "Agua-Agua Bendita", pp 9ss
95 GINEL Álvaro, “Vocabulario básico para el cristiano.- Biblia – Catequesis – Liturgia – Teología” DABAR, México, 2000. p. 137
96 POUPARD Paul et al., DICCIONARIO DE LAS RELIGIONES. Ed. Herder, Barcelona, 1987.
97 KÖNIG Franz et al., DICCIONARIO DE LAS RELIGIONES. Ed. Herder, Barcelona, 1964
98 SOUSA DE T. Estela B., “Nueva era – New Age”. Ed. Lumen, Buenos Aires, Argentina, 1994. pp 9ss
99 Precesión de los Equinoccios, adelanto anual del momento de los equinoccios debido al movimiento retrógrado del punto equinoccial.: Larousse, 1997
JP II, Constitución apostólica “Fidei depositum”, Roma, 11 de octubre de 1992.
100 GAGNON Daniel, o.c. p. 50
101 BRAVO Benjamín et al., “Diccionario de Pastoral Urbana”. México, 1994, p 33.
102 Ibid, p 41

103 Ibid. p. 42
104 GINEL Álvaro, o.c., p. 141
105 BRAVO Benjamín et al., o.c., p. 52. Conviene leer todo el artículo para mayor comprensión.
106 Ibid. p. 53ss. Conviene leer todo el artículo para mayor comprensión.
107 INEL Álvaro, o.c., p.66
108 Ibid. p 55ss.
109 Eclo (Si), 48,1-3
110 Cf. BIBLIA DE AMÉRICA, Ed. Atenas, PPC, Sígueme, Verbo Divino, Madrid, 1998, de la nota al pie del texto 2 Re 2,1-18
111 GAGNON Daniel, o.c. p 12
112 GINEL Álvaro, o.c.
113 DE LOYOLA San Ignacio: EE. 2.- “mesma” se decía en el español del siglo XVI. Salud del ánima, quiere decir salvación del alma.
114 DT. “Documento Conclusivo”. Tercera etapa, del 1er. Sínodo Diocesano de Tula, pp. 38ss. Sentido que en la Iglesia Católica se le da a las palabras “vida espiritual y espiritualidad”.
115 GAGNON Daniel, o.c. p 42. Sb 1,12-13: “No busquen la muerte viviendo en el error, ni se atraigan la ruina con las obras de sus manos, pues Dios no ha hecho la muerte, si se complace en el exterminio de los vivos.”
116 BRAVO Benjamín et al., o.c. p 88.
117 Cf. DP 405. 491. 493. 500.
118 Cf. Mt 28,19s; Mc 16,15-18;
119 Cf. Lc 24,13-49; Hch 1,8
120 Jn 20,19-23

121 BRAVO Benjamín et al., o.c., p 96
122 Cf. E. N. 63
123 Rmi 52
124 EIA 70
125 BRAVO Benjamín et al., o.c. p. 109.
126 PARRA S. Tomás, “Diccionario de la Biblia”, Ed. San Pablo, VIII Edición, México 1992
127 GINEL Álvaro, o.c.
128 Cf. Mt 13,55 y Mc 6,3

129 Cf. Is 52,13-53,12: Cuarto cántico o poema del Siervo de Yahvé.
130 Cf. Flp 3: conviene leer todo el capítulo para dejarse contagiar del amor de Pablo por Jesús.
131 Cf. CHEVRIER Antonio, o.c. pp 85-108
DE LISIEUX Santa Teresa, “Obras completas” Ed. Monte Carmelo, Burgos, Tercera Edición., p 708.
132 DE LA CRUZ San Juan, “Obras completas” 2ª Edición. Ed. de
133 Espiritualidad, Madrid, 1980.
DE JESÚS Santa Teresa, “Obras completas” Ed. Monte Carmelo, Burgos, 12ª Edición, p. 1356
134 BRAVO Benjamín et al., o.c. pp 104ss. Cf. GONZÁLEZ Ausencia et al., “El Levantacruz” Diócesis de Tula.

135 BRAVO Benjamín et al., o.c. pp 104ss. Cf. GONZÁLEZ Ausencia et al., “El Levantacruz” Diócesis de Tula.
136 Cf. Gn 29,35: Leví, cuarto hijo de Jacob o Israel y de Lía.
137 Cf. Nm 18,20-32; Dt 10,8s
138 BRAVO Benjamín et al., o.c., “Limpia” y “Limpia religiosa”, pp 107ss. “Ejotitos”, p. 65.
139Lc 1,38
140 Cf. Hch 1,14
141 GAGNON Daniel, o.c., p 27
142 Cf. Is 11; 61,1-3;
143 Cf. Lc 4,14-22
144 Cf. Jn 1,11
145 CARREÓN M. Jesús, “Protestantismo”, México, 1985, p.97
146 GINEL Álvaro, o.c. p. 165
147 Jn 14,2s
148 SOUZA DE T. Estela B., o.c., p 17
149 Ibid. P 18
150 GAGNON Daniel, o.c., p 8
151 GINEL Álvaro, o.c. p. 172
152 Aporte de Psic. Margarita Valladolid García
153 BAUTISTA M Carreras, “¿Qué hay después de la muerte?”. Ed. Grulla, Argentina, 2003.
154 Ibid.
155 Margarita Valladolid García
156 GINEL Alvaro, o.c., p-173
157 Margarita Valladolid García
Margarita Valladolid García
158 GINEL Alvaro, o.c., p. 174
159 POUPARD Paul et al., o.c.
160 BRAVO Benjamín et al., o.c. p160
161 DP 444
162 Crf. 1 Jn 1,1-4
163 Cf. Jn 1,42: “Tú eres Simón, hijo de Juan; en adelante te llamarás Cefas (es decir, Pedro).”
164 Mt 16,17-19
165 Cf. Ex 20,4-5: No fabricar imágenes ni adorarlas; Ex 25,19-20: Querubines de oro sobre el Arca de la Alianza; Nm 21,8-9: La serpiente de bronce que Yahvé mando hacer a Moisés.
166 GINEL Álvaro, o. c.
167 GAGNON Daniel, o.c., p. 20
168 CARREÓN Jesús, o.c. p. 96
169 Cf. GAGNON Daniel, o.c., p. 20
170 Cf. CARREÓN M. Jesús, o.c., p 77ss
171 Cf. CARRERA Antonio, “Los falsos manejos de los Testigos de Jehová”, Ed. Basilio Núñez , S. A. de C. V. México, D. F. 1993. Leer esta obra para informarse sobre esta secta.
172 NAVA Tomás, “Amo a mi Iglesia Católica”, Diócesis de Tula, 1983, p. 36
173 Cf. CARRERA Antonio, o.c., p. 250; cf. pp 252-273
174 NAVA Tomás, o.c., p 38
175 AMATULLI V. Flaviano, “Los Mormones, Paganismo con pantalla cristiana,“, Ed. Apóstoles de la Palabra, México, 1989, pp 85ss y 105. Leer esta obra para informarse sobre esta secta.
176 Cf. CARREÓN Jesús, o.c., pp 99ss
177 LÉON-DUFOUR Xavier et al., “Vocabulario de Teología Bíblica”. Barcelona, Ed. Herder, 1967.
178 Ibid.
179 Cf. este Glosario
180 Cf. BRAVO Benjamín et al., o.c. pp 124ss;
SILLER A., Clodomiro L. “La evangelización Guadalupana”, en Cuadernos de Estudios Indígenas 1, cuarta edición, CENAMI, 1987.
181 Cf. Levantacruz en este Glosario.
182 GOLEMAN Daniel, “La inteligencia emocional”, Suma de Letras, S.A. de C. V., México, 2002, p.99
183 BRAVO Benjamín et al., o.c., p. 190ss.
184 SOUZA DE T. Estela B., o.c. p. 17s.
185 GAGNON Daniel, o.c. Nota en la p. 9
186 Cf. Catic números 74-83
187 PARRA S. Tomás, o.c.











Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!