Menu

Cristo, Mediador entre Dios y los hombres
Por ser Cristo una Persona divina con dos naturalezas; se constituye en "puente perfecto" entre Dios y los hombres
Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote
El sacrificio de Cristo en la cruz supera todos los sacrificios del Antiguo Testamento por el sacerdote que lo ofrece, la víctima ofrecida y la unión entre el sacerdote y la víctima.

Jesús y los niños
Jesús siente una gran predilección por los niños, y los pone como ejemplo de inocencia

Jesús ante la mujer
Jesús supo tratar a la mujer con respeto y dignidad

Jesús y la amistad
Para ser amigos de Jesús no es suficiente un amor de sentimientos, de emociones. Hay que amar a Jesús con un amor de entrega, de fidelidad. Con un amor hecho obras.

Jesús ante la opinión pública
Las convicciones de Jesús eran la gloria del Padre, cumplir su voluntad santísima y la salvación de los hombres

El Cristianismo es la aceptación de la divinidad de Cristo en la Encarnación
«El que en Mí cree, no solamente tiene fe en Mí, sino que ésta se remonta hasta el Padre que me envió» (Jn 12,44)

Jesús y los apóstoles
Ellos, para seguir a Jesús, dejaron todo, y se lanzaron a este mundo, confiados en este Jefe y Maestro

Cristo exige la fe como condición previa de la unión con él
«no hizo muchos milagros por razón de la incredulidad de sus moradores» (Mt 13,58)

Jesucristo hombre perfecto y perfecto hombre
Jesús es perfecto hombre (igual a nosotros en todo menos en el pecado) y hombre perfecto (Él no tiene imperfección o vicio)

El Soneto a Cristo Crucificado
El anónimo Soneto a Cristo crucificado, también conocido por su verso inicial "No me mueve, mi Dios, para quererte"

El Señor de los Milagros de Buga
La imagen se encuentra en la Basílica Menor del Señor de los Milagros de Buga - Colombia

Los principales nombres que se le dan a Jesús.
Todos los títulos que se le dan nos demuestran la riqueza escondida en Jesús, el Hijo de Dios.

Jesús ante el pecado y los pecadores
Jesucristo vino a salvar a los pecadores. Esa fue la misión encomendada por el Padre desde el momento de la Encarnación.

Juan el Bautista se pregunttaba ¿Es Jesús el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?
Mandó una embajada de discípulos suyos a hacerle tal pregunta directamente a Cristo Jesús



Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!