Menu

Lo que Dios unió, que no lo separe el hombre
El divorcio es la consecuencia de no comprender el sentido original del matrimonio
“Más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al lugar de castigo”
Es un escándalo que un discípulo de Jesús viva en la maldad, la mentira y la injusticia

Tú eres Pedro y yo te daré las llaves del Reino de los cielos.
Si creemos en Cristo como el único mesías, tendrá sentido la misión de la Iglesia Católica.

Aprender a servir, no aprender a que nos sirvan.
En muchos de nuestros ambientes actuales, se lucha por los primeros lugares, pero ¿quien lucha por servir primero?

“Creo, Señor, pero dame tú la fe que me falta”
Cristo hoy nos ofrece su fuerza y su poder, pero necesitamos tener fe en su persona.

Más allá de la violencia; VII Domingo Ordinario
A Cristo lo llamaron loco, pero sus propuestas son las únicas que de verdad pueden solucionar la violencia.

“Por la fe, sabemos que el universo fue hecho por la palabra de Dios”
Mirar a Cristo, no para sentarnos indiferentes y dejarnos llevar por la apatía, sino para transformar este mundo, en la casa que Papá Dios nos ha dado.

“El que pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará”
Las palabras que hoy escuchamos de Jesús, han sido causa de muchas conversiones y de grandes heroísmos de los santos.

Dijo Pedro: "Tu eres el Mesías"
Hoy Jesús quiere que cada uno de nosotros descubra lo que significa seguirlo.

El ciego quedó curado y veía todo con clarida
Vislumbramos la solidez de la alianza que cada vez se irá fortaleciendo hasta hacerse realidad en Jesús que ofrece el perdón a los hombres

Borraré de la superficie de la tierra al hombre que he creado
El hombre religioso no puede mirar los acontecimientos, todos, lejos de la relación con Dios.

Historia de dos hermanos: Caín y Abel
Caín se lanzó contra su hermano y lo mató

La ley del Corazón; VI Domingo Ordinario
Mientras las relaciones no estén fundadas en la aceptación del otro, con toda su dignidad y con todos sus derechos, las relaciones serán solamente superficiales

El Señor expulsó al hombre del jardín de Edén para que trabajara la tierra
Nadie se quiere hacer responsable. Todos tienen alguien a quien acusar y sobre quien cargar las culpas.

Hace oír a los sordos y hablar a los mudos
Una de las interrogantes más duras con las que se encuentra el hombre es la presencia del mal en su vida.

Lo que mancha al hombre es lo que sale de dentro
El que Dios sople en la nariz un aliento de vida, nos indica que Dios transmite una vitalidad especial al hombre.



Reportar anuncio inapropiado |