Menu

Acción Católica
La unión de las fuerzas católicas organizadas para la afirmación, la difusión, la actualización y la defensa de los principios católicos en la vida individual, familiar y social

Los orígenes de la Acción Católica
La fuerza de los acontecimientos ha contribuido a desarrollar una evolución en lo que es concepto básico de la Acción Católica, a saber su cooperación en el apostolado y su vinculación a la jerarquía

¿Qué es la Acción Católica?
La Acción Católica tiene como fin el mismo fin que la Iglesia: la evangelización

Los campos de actuación de la Acción Católica
Poner en práctica todas las posibilidades cristianas y evangélicas, escondidas pero a su vez ya presentes y activas en las cosas del mundo

La espiritualidad de la Acción Católica
La Acción Católica General tiene que ser para sus propios militantes lugar de vivencia comunitaria de su fe y de su ser entero de cristianos

La Acción Católica es una vocación y un carisma
Los seglares que descubren en la Acción Católica la concreción de su vocación cristiana, encuentran su lugar específico dentro de la Iglesia

La Acción Católica es una asociación cuyas notas precisa el Concilio Vaticano II
Cuatro notas que definen el movimiento, y dan un talante concreto a sus militantes

Fuentes de la Acción Católica
Una sensibilidad y una docilidad renovadas para valorar, comprender y seguir la llamada de Dios que se nos comunica desde estas fuentes

Es un ministerio seglar
La Acción Católica constituye en la Iglesia un ministerio seglar reconocido de forma institucional por la Jerarquía dentro de la estructura visible y orgánica de la comunidad de la Iglesia

El compromiso formativo
En la Acción Católica la formación tiene como eje central la vivencia y el cultivo de la identidad cristiana sin más aditamentos

El carisma de la Acción Católica
Cada Centro y cada militante ha de encontrar formas concretas y significativas de este sincero compromiso

Acción Católica tiene un fin inmediato: el mismo de la Iglesia
En la fisonomía genuina de la Acción Católica se destaca su eclesialidad. Sin esta referencia a la Iglesia, manifiesta y vivida, no existe la Acción Católica



 
Reportar anuncio inapropiado |