Menu

Sobre el acto interior de la fe
Corresponde a continuación tratar del acto de la fe: primero, del acto interior; después, del acto exterior.

Suma Teológica: Segunda sección: Segunda parte
Índice de la segunda sección de la segunda parte

Sujeto de la esperanza
Viene a continuación el tema del sujeto de la esperanza.

Sobre la ciencia de Cristo en general
Pasamos ahora a tratar de la ciencia de Cristo. Sobre la misma se plantean dos problemas: primero, qué clase de ciencia tuvo Cristo. Segundo, estudio de cada una de las ciencias que poseyó.

Sobre el uso del nombre de Dios para invocarle por medio de la alabanza
Hablaremos ahora del uso que hacemos del nombre de Dios para invocarlo por medio de la oración o la alabanza. Pero de la oración ya hemos dicho lo que había que decir

Sobre el empleo del nombre de Dios a manera de conjuro
Sobre el empleo del nombre de Dios a manera de conjuro

Sobre el cisma
Corresponde a continuación tratar de los vicios opuestos a la paz en el plano de la acción: el cisma, la riña , la sedición y la guerra.

Preceptos que corresponden a la prudencia
Corresponde tratar ahora el tema de los preceptos que atañen a la prudencia.

Preceptos que atañen a la esperanza y al temor
Corresponde a continuación tratar de los preceptos que atañen a la esperanza y al temor

Partes subjetivas de la prudencia
Viene a continuación el tema de las partes subjetivas de la prudencia. Y dado que ya se trató en su respectivo lugar el tema de la prudencia individual, trataremos ahora el de las especies de prudencia cuya función es gobernar la multitud.

Partes potenciales de la justicia
Trataremos ahora de las partes potenciales de la justicia, es decir, de sus virtudes anejas.

Partes de la prudencia
Viene a continuación el tema de las partes de la prudencia.

Partes de la justicia
Corresponde a continuación tratar sobre las partes de la justicia , que son de tres clases: primera, sobre las partes subjetivas que son especies de la justicia, es decir, de la distributiva y conmutativa; segunda, sobre las partes integrantes ; tercera,

Partes cuasi integrales de la prudencia
Viene a continuación el tema de las partes integrales de la prudencia.

Partes cuasi integrales de la justicia
Corresponde a continuación tratar de las partes cuasi integrales de la justicia , que son: hacer el bien y evitar el mal, y los vicios opuestos.

Otras injurias o pecados de injusticia contra la persona del prójimo
Corresponde a continuación tratar de los otros pecados de injusticia que se cometen contra las personas

Objeto de la fe
En lo concerniente a las virtudes teologales hay que considerar: primero, la fe; segundo, la esperanza

Objeto de la caridad
Viene a continuación el tema del objeto de la caridad. En él hay dos cosas a considerar. La primera, qué debe amarse por caridad. La segunda, en qué orden se debe amar.

Los vicios opuestos a la verdad
Trataremos a continuación de los vicios opuestos a la verdad. En primer lugar, de la mentira; en segundo lugar, de la simulación o hipocresía; y, por fin, de la jactancia y su vicio opuesto

Los vicios opuestos a la templanza
Pasamos ahora a tratar de los vicios opuestos a la templanza.

Los vicios opuestos a la perseverancia
Vamos a estudiar ahora a continuación los vicios opuestos a la perseverancia

Los vicios opuestos a la magnificencia
Hay que tratar ahora de los vicios opuestos a la magnificencia

Los sacrificios
Vamos a tratar ahora de los actos con que se ofrecen a Dios cosas exteriores. Cabe a propósito de ellos una doble consideración: la primera, acerca de lo que los fieles dan a Dios; la segunda, acerca de los votos con que le prometen algo. Trataremos, con

Los que tienen fe
Corresponde a continuación tratar de los que tienen fe

Los preceptos de la templanza
Nos toca ahora tratar de los preceptos de la templanza

Los preceptos de la fortaleza
Vamos a tratar finalmente de los preceptos de la fortaleza

Los preceptos de la caridad
Corresponde a continuación tratar de los preceptos de la caridad.

Los preceptos de justicia
Ahora trataremos de los preceptos de justicia

Los pecados contrarios a la justicia cometidos por el reo
Corresponde a continuación tratar de los pecados contrarios a la justicia cometidos por el reo

Los oficios y estados de los hombres en general
Vamos a estudiar, a continuación, los diversos estados y oficios de los hombres. Primero trataremos de ellos en general, y luego, específicamente, del estado de los perfectos

Los efectos de la fe
Viene a continuación el tema de los efectos de la fe

Los diezmos
Trataremos ahora de los diezmos.

Lo referente al estado episcopal
Nos toca ahora estudiar las cosas referentes al estado episcopal.

Lo concerniente a la acusación injusta
Corresponde a continuación tratar de lo concerniente a la acusación injusta

Las prácticas supersticiosas
Trataremos a continuación de las prácticas supersticiosas

Las partes potenciales de la prudencia
Corresponde a continuación tratar el tema de las partes potenciales de la prudencia.

Las partes de la templanza en general
Corresponde ahora tratar de las partes de la templanza.

Las partes de la fortaleza
Ahora vamos a tratar de las partes de la fortaleza. Primero consideraremos cuáles son esas partes; y después estudiaremos cada una de ellas en particular.

Las oblaciones y primicias
Trataremos a continuación de las oblaciones y primicias

Las funciones propias de los religiosos
Nos toca ahora considerar las funciones propias de los religiosos.

Las especies de la lujuria
Nos toca ahora tratar de las partes de la lujuria.

Las distintas órdenes religiosas
Nos toca ahora tratar de las distintas órdenes religiosas.

La virtud de la fe en sí misma
Viene a continuación el tema de la virtud de la fe en sí misma. Se tratará de la forma siguiente: la fe en sí misma; el sujeto de la fe; la causa de la fe; los efectos de la fe.

La virginidad
Viene a continuación el tema de la virginidad.

La vida contemplativa
Vamos a tratar, a continuación, de la vida contemplativa.

La vida activa
Corresponde ahora tratar de la vida activa.

La vergüenza
Nos toca ahora tratar de las partes de la templanza en particular. Empezaremos por las partes que podemos llamar integrales: la vergüenza y la honestidad.

La verdad
Vamos a tratar ahora de la verdad y de los vicios opuestos

La venganza
Trataremos ahora de la venganza

La vanagloria
Vamos a estudiar ahora la vanagloria

La tentación de los primeros padres
Corresponde ahora tratar de la tentación de los primeros padres

La tentación de Dios
Vamos a tratar ahora de los vicios que se oponen por defecto a la religión, siendo manifiestamente contrarios a la misma, por lo que van englobados todos ellos en la irreligiosidad

La templanza
Trataremos ahora de la templanza y, en primer lugar, de la templanza en sí misma; en segundo, de las partes de que consta y, en tercer lugar, de los preceptos que ordena

La susurración
Corresponde a continuación tratar de la susurración

La superstición en el culto indebido al verdadero Dios
A continuación vamos a tratar de las especies de superstición. Primero, de la del culto indebido al verdadero Dios; segundo, de la superstición idolátrica ; tercero, de la superstición adivinatoria ; cuarto, de la superstición de las (vanas) observancias

La superstición adivinatoria
Trataremos ahora de la superstición adivinatoria

La superstición
Vamos a hablar ahora de los vicios opuestos a la religión y, en primer lugar, de los que coinciden con ella en lo de dar culto a Dios. En segundo lugar, de los vicios manifiestamente contrarios a la religión, por su desprecio de lo que al culto de Dios se

La sobriedad
Pasamos ahora a estudiar la sobriedad y su vicio opuesto: la embriaguez

La soberbia
Pasamos ahora a estudiar la soberbia. Primero, la soberbia en sí misma; en segundo lugar, del pecado del primer hombre, que se supone que fue de soberbia

La simulación e hipocresía
Trataremos a continuación de la simulación e hipocresía

La simonía
Trataremos ahora de la simonía

La sedición
Viene a continuación el tema de la sedición

La riña
Viene a continuación el tema de la riña.

La restitución
Corresponde a continuación tratar de la restitución

La religión
Trataremos a continuación de cada una de las virtudes antes mencionadas (cf. q.80) con arreglo al siguiente programa. Primero, de la religión; segundo, de la piedad (q.101); tercero, de la veneración (q.102); cuarto, de la gratitud (q.106); quinto, de la

La pusilanimidad
Seguidamente vamos a tratar de la pusilanimidad

La prudencia en sí misma
Completado lo anterior, viene ahora, después de las virtudes teologales, el tratado de las virtudes cardinales, y en primer lugar el de la prudencia. Lo haremos por el siguiente orden: primero, de la prudencia en sí misma; segundo, partes de la prudencia

La profecía
Después de haber tratado de cada una de las virtudes y vicios pertenecientes a todas las condiciones y estados del hombre, vamos a estudiar ahora los que pertenecen especialmente a algunos hombres.

La prodigalidad
A continuación vamos a tratar de la prodigalidad

La presunción
Viene a continuación el tema de la presunción

La porfía
Viene a continuación el tema de la porfía.

La piedad
Ahora, después de la religión, vamos a tratar de la piedad. Al estudiarla, daremos a conocer los vicios que se le oponen

La perseverancia
Trataremos a continuación de la perseverancia y de los vicios opuestos

La pena del primer pecado
Nos toca ahora tratar de la pena del primer pecado

La paz
Corresponde a continuación tratar el tema de la paz

La paciencia
Seguidamente vamos a tratar de la paciencia

La oración
Vamos a tratar ahora de la oración

La observancia
Trataremos a continuación de la observancia y sus partes , con lo que se pondrá a la vez de manifiesto lo que hay acerca de los vicios a ella opuestos.

La obediencia
Vamos a tratar ahora de la obediencia

La negligencia
Pasamos ahora al tema de la negligencia.

La necedad
Viene a continuación el tema de la necedad, opuesta a la sabiduría.

La mofa o burla
Corresponde a continuación tratar de la burla

La modestia en cuanto que se ocupa de los movimientos externos del cuerpo
Corresponde ahora tratar de la modestia en cuanto que se ocupa de los movimientos externos del cuerpo.

La modestia en cuanto que consiste en el ornato exterior
Pasamos ahora a tratar de la modestia en cuanto que se ocupa del ornato externo .

La modestia
Ahora vamos a tratar de la modestia. Primero, de la modestia en común, y luego, de las virtudes contenidas en ella

La misericordia
Corresponde a continuación el tema de la misericordia.

La maldición
Corresponde a continuación tratar de la maldición

La magnificencia
A continuación vamos a tratar de la magnificencia

La magnanimidad
Ahora hemos de estudiar cada una de las partes de la fortaleza

La limosna
Corresponde a continuación tratar de la lismosna

La liberalidad
Corresponde tratar ahora de la liberalidad y de sus vicios opuestos, que son la avaricia y la prodigalidad.

La justicia
Corresponde a continuación tratar sobre la justicia

La jactancia
Vamos a tratar ahora de la jactancia y de la ironía, que son partes de la mentira, según el Filósofo en IV Ethic.´.

La ironía
Vamos a tratar a continuación de la ironía

La ira
Pasamos ahora a tratar de los vicios opuestos. En primer lugar, de la ira, que se opone a la mansedumbre. Después, de la crueldad , que se opone a la clemencia.

La injusticia que en el juicio cometen los abogados
Corresponde a continuación tratar de la injusticia que se comete por parte de los abogados

La injusticia por parte del testigo
Corresponde a continuación tratar de las injusticias en relación con el testigo

La injusticia del juez en los procesos
Corresponde a continuación tratar de los pecados opuestos a la justicia conmutativa que se cometen por medio de las palabras con que es ofendido el prójimo

La injusticia
Corresponde a continuación tratar sobre la injusticia

La ingratitud
Trataremos a continuación acerca de la ingratitud

La infidelidad en general
Empezamos ahora a tratar el tema de los vicios opuestos. Primero, la infidelidad, que se opone a la fe; en segundo lugar, la blasfemia, que se opone a la confesión, por último, la ignorancia y la ineptitud, que se oponen a la ciencia y al entendimiento. S

La incontinencia
Nos toca ahora estudiar la incontinencia.

La imprudencia
ues bien, puesto que la diligencia pertenece a la prudencia, en el primer grupo estudiaremos la imprudencia; en el segundo, la negligencia opuesta a la diligencia.

La idolatría
A la pregunta sobre si se ha de comunicar o no con los idólatras se respondió ya, al tratar de la infidelidad.

La humildad
Pasamos ahora a tratar de las especies de la modestia. En primer lugar, de la humildad, y de la soberbia, que se opone a ella

La honestidad
Corresponde ahora hablar de la honestidad.

La herejía
Corresponde a continuación tratar el tema de la herejía

La gula
Nos toca ahora tratar de la gula.

La guerra
Viene a continuación el tema de la guerra

La gracia gratis dada que consiste en la elocución
Nos toca ahora tratar de la gracia gratis dada que consiste en la elocución, de la cual se dice en 1Co 12, 8: A uno le es dada por el Espíritu la palabra de sabiduría, a otro la palabra de ciencia.

La fortaleza
Después de la justicia corresponde tratar ahora de la fortaleza. En primer lugar, de la virtud misma de la fortaleza; en segundo, de sus partes; en tercer lugar, del don correspondiente y, por último, de los preceptos relativos a ella

La estudiosidad
Viene a continuación el tema de la estudiosidad y el de la curiosidad, opuesta a ella

La esperanza
Completando lo anterior, procede ahora considerar el tema de la esperanza. En primer lugar, la esperanza en sí misma. Segundo, el don de temor . Tercero, los vicios opuestos. Cuarto, los preceptos

La epiqueya
Ahora corresponde tratar de la epiqueya

La envidia
Corresponde a continuación tratar el tema de la envidia

La entrada en religión
Pasamos, a continuación, a tratar de la entrada en religión.

La embriaguez
Viene a continuación el tema de la embriaguez.

La dulía
Trataremos a continuación de las partes de la observancia . En primer lugar, de la dulía, que tributa a los superiores el debido honor y las demás muestras de consideración que tienen que ver con esto; en segundo lugar, de la obediencia por la que se obed

La división de la vida activa y contemplativa
A continuación vamos a estudiar la vida activa y la contemplativa. Acerca de ellas vamos a considerar cuatro aspectos: primero, la división en vida activa y contemplativa; en segundo lugar, la vida contemplativa (q.180); en tercer lugar, la vida activa ,

La división de la profecía
Nos toca ahora tratar de la división de la profecía

La discordia
Viene a continuación el tema de los pecados opuestos a la paz. Primero, la discordia, que radica en el corazón. En segundo lugar, la porfía, que se da en la boca . Por último, los que atañen a la acción: el cisma , la riña y la guerra

La devoción
Vamos a tratar ahora de los actos de la devoción

La detracción
Corresponde a continuación tratar la detracción

La desobediencia
Trataremos a continuación de la desobediencia

La desesperación
Corresponde a continuación tratar de los vicios opuestos a la esperanza. En primer lugar, la desesperación, y, en segundo, la presunción.

La curiosidad
Pasamos ahora a tratar de la curiosidad .

La crueldad
Nos toca ahora tratar de la crueldad.

La corrección fraterna
Viene a continuación el tema de la corrección fraterna

La contumelia
Corresponde a continuación tratar de las injurias verbales que se infieren fuera del juicio : primero, sobre la contumelia; segundo, sobre la detracción; tercero, sobre la susurración o murmuración ; cuarto, sobra la mofa o burla ; quinto, sobre la maldic

La continencia
Pasamos ahora a estudiar las partes potenciales de la templanza. Nos ocuparemos en primer lugar de la continencia; en segundo lugar, de la clemencia , y en tercer lugar, de la modestia

La comparación entre la vida activa y la contemplativa
Ahora nos toca estudiar la comparación entre la vida activa y la contemplativa.

La clemencia y la mansedumbre
A continuación pasamos a tratar de la clemencia y de la mansedumbre, y de los vicios opuestos a ellas

La causa de la profecía
Nos toca ahora hablar de la causa de la profecía.

La causa de la fe
Viene a continuación el tema de la causa de la fe

La castidad
Ahora nos toca tratar de la castidad. Empezaremos hablando de la misma virtud de la castidad; después, de la virginidad, que es parte de la castidad; en tercer lugar, de la lujuria, que es el vicio opuesto

La caridad en sí misma
Completando lo anterior, viene ahora el tema de la caridad. Primero, la caridad en sí misma. En segundo lugar, el don de sabiduría que le corresponde

La caridad en relación con el sujeto
Corresponde a continuación tratar de la caridad en relación con el sujeto.

La beneficencia
Viene a continuación el tema de los actos externos o efectos de la caridad. El primero, la beneficencia; el segundo, la limosna, que es una parte de la beneficencia , el tercero, la corrección fraterna , que es, a su vez, una limosna.

La avaricia
Ahora vamos a estudiar los vicios opuestos a la liberalidad En primer lugar, la avaricia; en segundo, la prodigalidad

La audacia
A continuación debemos tratar de la audacia

La apostasía
Viene a continuación el tema de la apostasía

La amistad o afabilidad
Ahora vamos a tratar de la amistad, que aquí llamamos afabilidad , y de los vicios opuestos, que son la adulación y el litigio.

La adulación
A continuación vamos a tratar de los vicios opuestos a la citada virtud En primer lugar, sobre la adulación; en segundo, sobre el litigio

La adoración
Trataremos a continuación de los actos exteriores de latría . Primeramente, de la adoración, por la que con nuestro cuerpo damos muestras de veneración a Dios. En segundo lugar, de aquellos actos con que ofrecemos a Dios parte de nuestros bienes exteriore

La acidia
Viene a continuación el tema de los vicios opuestos al gozo de la caridad. Este procede, naturalmente, del bien divino a cuyo gozo se opone la acidia y del bien del prójimo, y a ese gozo se opone la envidia. Por eso hay que tratar primero de la acidia; de

La acepción de personas
Corresponde a continuación tratar de los vicios opuestos a las partes referidas de la justicia, y en primer lugar, la acepción de personas, que se opone a la justicia distributiva; en segundo, los pecados que se oponen a la justicia conmutativa

La abstinencia
Pasamos ahora a estudiar las partes objetivas de la templanza. Trataremos, en primer lugar, de las que se ocupan de los deleites de la comida, y después, de las que se ocupan de los placeres venéreos

El voto
A continuación trataremos del voto, por el que se promete una cosa a Dios

El vicio de la lujuria
Pasamos ahora a tratar del vicio de la lujuria, que se opone a la castidad. Lo estudiaremos primero en general y, después, en sus especies

El vicio de la impavidez
Ahora corresponde tratar del vicio de la impavidez.

El temor
A continuación vamos a tratar de los vicios opuestos a la fortaleza . Y en primer lugar, del de temor; después, de la falta de temor o impavidez ; por último, de la audacia

El sacrilegio
Trataremos a continuación de los vicios de irreligiosidad, que son expresión de irreverencia hacia las cosas santas. En primer lugar, del sacrilegio; después, de la simonía.

El rapto
Corresponde ahora hablar del rapto.

El perjurio
Vamos a tratar del perjurio

El pecado del primer hombre
Pasamos ahora a estudiar el pecado del primer hombre, que fue de soberbia . Trataremos, primero, de su pecado, en segundo lugar, de la pena del pecado y, en tercer lugar, de la tentación que le indujo a pecar

El pecado de usura
Corresponde a continuación tratar sobre el pecado de usura, que se comete en los préstamos

El orden de la caridad
Viene a continuación el tema del orden de la caridad.

El odio
Corresponde a continuación tratar el tema de los vicios opuestos a la caridad. El primero, el odio, opuesto al amor mismo. El segundo, la acidia y la envidia, opuestas al gozo de la caridad

El modo del conocimiento profético
Pasamos ahora a estudiar el modo del conocimiento profético.

El martirio
Ahora vamos a tratar del martirio

El litigio
A continuación vamos a tratar del litigio

El juramento
A continuación trataremos de los actos exteriores de latría por los que los hombres usan algo divino , ya sea un sacramento, ya el mismo nombre de Dios

El juicio
Corresponde a continuación tratar del juicio

El hurto y la rapiña
Corresponde a continuación tratar de los pecados opuestos a la justicia por los que se perjudica al prójimo en sus bienes, a saber: el hurto y la rapiña.

El homicidio
Corresponde a continuación tratar de los vicios opuestos a la justicia conmutativa, acerca de los cuales trataremos primero de los pecados que se cometen con ocasión de las transacciones involuntarias, y en segundo lugar de los que se cometen en las trans

El gozo
Viene a continuación el tema de los efectos consiguientes al acto principal de la caridad, o sea, al amor. Primero, de los efectos interiores, y después, de los exteriores

El fraude que se comete en las compraventas
Corresponde a continuación tratar de aquellos pecados que versan sobre las transacciones voluntarias

El estado de perfección en común
Nos toca ahora tratar de lo referente al estado de perfección, al que se ordenan los otros estados. En efecto, la consideración de los oficios, en cuanto a otros actos, pertenece a los legisladores, y en cuanto a los sagrados ministerios, pertenece al est

El escándalo
Quedan, finalmente, por estudiar los vicios que se oponen a la beneficencia. Entre ellos hay algunos que atañen a la justicia, o sea, los que injustamente perjudican al prójimo. Mas parece que contra la caridad, especialmente, va el escándalo.

El don de temor
Pasamos ahora a tratar el tema del don de temor.

El don de sabiduría
Viene a continuación el tema del don de sabiduría, que corresponde a la caridad . Primero, la sabiduría misma; en segundo lugar, el vicio opuesto.

El don de piedad
Vamos a tratar a continuación del don correspondiente a la justicia, que es el don de piedad

El don de milagros
Corresponde ahora tratar del don de milagros.

El don de lenguas
Pasamos ahora a estudiar las gracias gratis dadas que pertenecen a la locución. Trataremos, en primer lugar, del don de lenguas, y luego, de la gracia del don de sabiduría o de ciencia

El don de fortaleza
Trataremos a continuación del don correspondiente a la virtud de la fortaleza, es decir, del don de fortaleza.

El don de entendimiento
Viene a continuación el tema del don de entendimiento y de ciencia, que corresponde a la virtud de la fe.

El don de consejo
Viene a continuación el tema del don de consejo, correspondiente a la prudencia.

El don de ciencia
Corresponde tratar ahora el don de ciencia

El Derecho
A continuación, después de la prudencia, ha de tratarse la justicia , sobre la que se presentan cuatro consideraciones: la primera, sobre la justicia; la segunda, sobre sus partes , la tercera, sobre el don que le concierne ; la cuarta, sobre los precepto

El ayuno
Vamos a tratar ahora del ayuno

El amor, acto principal de la caridad
Corresponde a continuación tratar del acto de la caridad. Trataremos, primero, del acto principal de la caridad, que es el amor. Después, de los actos o efectos consiguientes.

El agradecimiento o gratitud
Trataremos a continuación del agradecimiento o gratitud y de la ingratitud

De los preceptos sobre la fe, la ciencia y el entendimiento
Pasamos ahora a tratar el tema de los preceptos que atañen a estos hábitos virtuosos.

De la blasfemia en general
Corresponde a continuación considerar el pecado de blasfemia, que se opone a la confesión de fe. En primer lugar, de la blasfemia en general; después, de la blasfemia tomada como pecado contra el Espíritu Santo.

De la blasfemia contra el Espíritu Santo
Viene a continuación tratar en especial de la blasfemia contra el Espíritu Santo.

De aquellas cosas en que consiste esencialmente el estado religioso
Nos toca ahora considerar los elementos del estado religioso, y sobre ellos cabe una cuádruple consideración. La primera, de los elementos principales del estado religioso.

Ceguera de la mente y embotamiento del sentido
Corresponde ahora la consideración de los vicios opuestos a la ciencia y al entendimiento. Y dado que, al tratar el tema de las causas de los pecados , quedó ya expuesto lo que se refiere a la ignorancia, que se opone a la ciencia, se ha de abordar ahora

Bondad y malicia de los actos humanos exteriores
A continuación debemos estudiar la bondad y la malicia concernientes a los actos exteriores

La remisión de los pecados veniales
Ahora nos corresponde tratar de la remisión de los pecados veniales



 
Reportar anuncio inapropiado |