Menu

Judas, la evidencia del perdón no recibido
El pecado siempre nos provoca dolor cuando lo reconocemos

¡Gracias, Amor eterno!
Hay momentos en los que el corazón sufre por tristezas profundas, por penas que parecen no tener fin.

En medio de la enfermedad
He pasado una semana enfermo, débil, sin ánimo para hacer cosas. Curiosamente, no he dejado de sentir la presencia amorosa de Dios.

Desde el pecado hacia el amor
Para el cristiano, el pecado es siempre una grave ofensa al amor. El pecado lleva al hombre a ir contra Dios.

Abrir una rendija para Dios
Ante los dolores de la vida, ante las penas que carcomen el alma, ansiamos una luz, una mano amiga, una rendija de esperanza.

Querer ayudar sin saber cómo
Vemos el problema. Sentimos un deseo íntimo de tender la mano. Pensamos cómo hacerlo, pero todas las puertas parecen cerradas.

El consuelo divino
El dolor llega de muchas maneras a la propia vida. En esos momentos, sentimos necesidad del consuelo de un amigo.

Busca la salvación quien se encuentra en peligro
La vida está llena de peligros: personales, sociales, físicos, espirituales; que nos dañan, paralizan, hieren y que nos llenan de miedo.

Cuando arrecia la tormenta
Mi Señor, cuando más arrecia la tormenta, más feliz me siento de ser capaz de confiar en Tu Presencia, en Tu cuidado.

Cuando solamente me quedas Tú
Ya no camino en la incerteza. Está abierta la puerta de la esperanza, aprendo a desprenderme de las falsas seguridades humanas.

Tú, ven a Mí porque te veo agobiado y afligido
¿Cómo es que Tú, colgado de la Cruz, aún te preocupas de mí y de mis sufrimientos?

¿Y después de la muerte, qué?
Con lo que yo hago ahora, decido lo que va a ser mi existencia en la eternidad. Decido mi infierno o mi cielo.

Para la edad del ocaso, la fórmula es...
De nosotros depende que ese crepúsculo en el que hoy nos encontramos tenga una bella luz de atardecer.

El Crucifijo, el mejor maestro de mi vida
Mirándole a Él clavado en la Cruz, se tiene valor para todo. No te escapes nunca de la mirada de nuestros ojos.

El tejido de la vida
El hilo negro se cruza con el hilo blanco... Los dos hilos siguen su trabajo, a veces quisiéramos controlarlos, pero un tejedor divino lleva la trama.

Más allá del cansancio
Cuando el cansancio entra en el corazón, la voluntad queda casi paralizada. Falta esa energía para dar un nuevo paso.

Confío en tu decisión, Señor
Pero a veces no comprendo por qué tardas, porque estoy pidiendo cosas buenas.

Dejar mi vida entre tus manos
Todavía me cuesta, Señor, poner las redes de mi vida entre tus manos. Sé que Tú tienes un camino distinto para mi vida.

No se pueden contar todas las piedras
La cruz cristiana encierra una fuerza redentora, la gloria de Dios anticipada.

La fe me da la certeza que el dolor tiene sentido
El hombre que descubre en los sufrimientos propios los sufrimientos de Cristo, les da contenido y significado.

El Corazón de Dios se estremece ante el sufrimiento
Demos cabida a Dios en nuestra vida para que él nos consuele, nos ayude, nos de paciencia.

Los ancianos, una bendición
La misericordia y la ternura de Dios, es un gran consuelo espiritual y nos permitirá descubrir nuevamente el amor y bondad en todos los días de nuestra vida.

Dios está cerca del dolor
El hombre puede afrontar su sufrimiento de diversas formas: desesperación, rabia, escepticismo, odio...

Recomenzar es... resucitar
¿Es posible mirar al futuro con esperanza cuando el presente aparece complicado y oscuro?

Y tú, ¿dónde vas? ¡Seguramente al lugar equivocado!
Buscamos satisfacciones en este mundo, soñamos con algo, y cuando lo alcanzamos, la alegría dura un instante.

El sufrimiento nos lleva a Dios
Un instrumento de Dios para acercarnos más a Él, si sabemos aceptarlo con amor. No hay nadie que, tarde o temprano, no participe de él.

Cuando ya lo hemos intentado todo...
Cuando ya nadie me escucha, Dios todavía me escucha. Cuando ya no puedo hablar con ninguno, ni invocar a nadie, siempre puedo hablar con Dios.

El dolor es un reloj
La explicación del dolor, el porqué de la enfermedad, la incógnita del sufrimiento es una: el amor.

El signo universal de la Cruz
La Cruz nos dice que el amor es más fuerte que el mal, que es posible la salvación. Volvamos la miradas hacia Cristo. Él nos hará libres para amar como Él nos ama.

Tus faltas...Yo las he olvidado para siempre.
Al acercarse a pedir perdón a Dios, hay que estar dispuesto a amar y perdonar al prójimo.

De la vergüenza al perdón
Sólo el enfermo que descubre su mal acude al médico. Sólo quien reconoce sus miserias invoca a Dios para pedir misericordia.

El miedo a la muerte ¿La mejor forma de estar preparados?
El paso de esta vida al más allá nos plantea siempre interrogantes y, aún con el don de la fe, el instinto de supervivencia nos tira.

No tengas miedo de tu debilidad, confía en mí
Éste es el estilo de Dios: no es impaciente como nosotros, que frecuentemente queremos todo y enseguida, también con las personas.

Consolar a Quien me consuela
Jesús quiere ser consolado. Precisamente por aquellos que tantas veces hemos recibido su consuelo.

Sufrimientos anticipados
Aprovechemos de la mejor manera posible lo que ahora está en nuestras manos, y dejemos el futuro en las manos de Dios.

Desilusiones y esperanzas
Hay momentos en los que sentimos una pena profunda. Parece que la vida no tiene sentido. Seguimos adelante, sin saber ni hacia dónde ni cómo.

Es gratis y...¡nadie lo pide!
El perdón es la medicina adecuada, la solución, el sentido de la vida, lo que andaba buscando, lo que más necesitaba.

La confesión desde Dios
La confesión, vivida realmente como lo que es, un sacramento, la parte principal corre a cargo de Dios.

Cuando Dios quita, Dios da
¿Por qué ahora? ¿Por qué a mí? Buscamos explicaciones y agarraderas. Llamamos al cielo y encontramos un silencio extraño, como si nuestra voz no fuera escuchada.

Desde las puertas del dolor
El sufrimiento es un misterio que se esconde detrás de cada esquina, que salta a cada paso en el camino de la vida.

Levantar el corazón
Al llegar a una situación de fracaso, el corazón corre el riesgo de hundirse. Duele no conseguir un deseo fuertemente anhelado.

Tender la mano
Muchos hombres y mujeres sabrán tender la mano a sus semejantes, a los más necesitados de misericordia, de consuelo, de pan y de justicia.

Un día nublado
Nunca estamos solos, especialmente en aquellos momentos de oscuridad y tormenta, la luz de la Iglesia nos alumbra el camino.

Lo que vale la sonrisa de un enfermo
Sin la ayuda del Señor, el yugo de la enfermedad y el sufrimiento es cruelmente pesado.

Esperar más allá de la tormenta
Creí que el viaje iba a ser sencillo. El día claro, el mar sereno. Los pronósticos eran buenos. La tormenta, sin embargo, ha llegado.

Meditación ante la muerte. Pablo VI
Reflexiones del Papa Pablo VI ante su propia muerte

La vida en urgencias
Todo pende de un hilo, todo puede cambiar en un momento. ¿Qué es lo que queda? ¿Qué es lo que vale?

Aparta de tu pecado tu vista
El pasado ha quedado atrás, como pasado, y no debe atarnos ni impedir el inicio de nuevos vuelos.

¿A quién recurro?
Cuando llegan, de golpe o poco a poco, los problemas de la vida, sólo Dios escucha cuando a nuestro alrededor no encontramos a alguien con paciencia para acogernos.

Cuando el reproche llega con veneno
Recibir una herida puede hundirnos en el desaliento. Pero, si abrimos los ojos a la esperanza, Dios puede convertirla en comprensión y perdón.

Dios tiene un lugar para nosotros
Después de la muerte, nada de lo que es precioso y querido se arruinará, sino que encontrará plenitud en Dios.

Meditación del Papa ante la Sábana Santa
Es testigo de ese intervalo único e irrepetible en la historia de la humanidad y del universo, el momento de la resurrección de Jesucristo.

¿Quién soy yo?
Ese granito de arena que se quedó en mi mano del puñado que se deslizó entre mis dedos

Las espinas dan rosas
La vida es un rosal que produce espinas y rosas. Debo cuidarme de no clavarme las espinas, pero no siempre lo conseguiré.

¡Dios no ha muerto! ...
¿Queremos coraje en la vida? Creamos en Dios vivo. ¿Queremos vencer a la muerte? Pensemos que el morir es empezar a vivir de verdad.

Veremos a Dios
Pero, al asegurar esto, ¿sabemos lo que decimos? ¿sabemos lo que significa ver a Dios?...

Tras mis huellas
Dios sigue aquí, tras mis huellas. El misterio de mi vida no se puede explicar sin Él. A veces parece que todo ocurre como si no existiese.

Heridas que ahogan el alma
No puedo permitir que esas heridas paralicen mi alma. Tengo mil horizontes que se harán realidad si empiezo a dar un nuevo paso.

Desde mi cruz a tu soledad
Nadie como yo conoce tu alma, tus pensamientos, tu proceder, y sé muy bien lo que vales.

Sabemos que vamos a morir...
Maravilloso don el de la Fe, por él creemos en la vida eterna y en la resurrección de los muertos.

Libro: Sermón de las siete Palabras
Libro sobre las siete palabras. Las grita el Hombre desde lo alto del mortal extravío de los hombres.

Todos los Santos... que están en el Cielo
Todos los que están en la presencia del Señor son santos. Unos en los altares, otros anónimos, pero cerca del corazón del Padre Eterno.

Del pecado a la gracia
Con su gracia, con su fuerza, su bondad, su mirada, podré dar el paso que me aparte de ese pecado que tantas veces me ha engañado.

El mal derrotado y moribundo
Con la mirada puesta en Cristo, miles de corazones recobran la esperanza, acogen el perdón, celebran los sacramentos. Aprenden a construir, más allá de las derrotas.

María siempre al pie de la cruz
Maria acompañó a Jesús al pie de la cruz y también a nosotros en nuestra cruz de cada día.

Dejarme llamar por Cristo
Él quiere tomar tu vida y unirla a la suya. Déjate atraer por Él. No mires ya tus heridas, mira las suyas.

Cuando sufrir es bello
Hay quienes ven el dolor como un enemigo, como una derrota y hay quienes descubren que sólo a través del sufrimiento la vida llega a ser verdaderamente humana.

Un modo nuevo de ver las cosas
Con la compañía de Dios, se hace fácil y llevadero el camino, y todo adquiere un color especial, distinto, nuevo.

Si hoy Dios me llamara...
Si hoy Dios me llamara, ¿qué haría, en qué pensaría, de qué me arrepentiría, que suplicaría?

La soledad compañera de la vida
La soledad está en nuestras vidas, pero hay que saber amarla. Nos llevará al encuentro con Dios que llenará nuestras vidas porque El es todo amor.

Abrazando la cruz...para ti mujer
En cualquier parte del mundo existe el dolor... y a ti, te ha alcanzado su dardo.

El mundo gira, la cruz permanece en pie
Recordarlo, mientras miramos un crucifijo y pedimos al Señor que sea nuestro Camino, Verdad y Vida, en el tiempo y en lo eterno.

Una carta sobre la esperanza
Te pido la gracia de ser un poco como Tú: buen samaritano dispuesto a curar las heridas y las penas de los hombres.

¿Imágenes eternas?
Ante la eternidad del cielo la fama, el triunfo, el dinero, se evaporan. Porque allí cuenta sólo lo que aquí amamos.

Saber decir ... ¡adiós!
Renunciación, olvido de uno mismo y oración por el que se va. Un abrazo y si se puede... una sonrisa.

¿Desgracias incomprensibles?
Es cierto que las noticias, nos muestran cuerpos mutilados,despedazados. Pero lo más importante de cada una de esas personas, sus almas, son indestructibles.

¡Perdónales! Porque no saben lo que hacen
Cristo crucificado sigue expuesto ante ti, hasta el último día de tu vida, para que puedas decirle: Acuerdate de mi...

Dame un poco de tu tiempo
Sufrir en soledad no es nada fácil. Sufrir con alguien nos permite sentir que en el dolor somos valiosos.

El pasado es hoy
Para Dios, el tiempo es siempre el ahora: tiempo de reparar tantas faltas y ofensas

Dos Maderos
Ambos maderos se unen y forman la Cruz: es Jesús el que está en la intersección, porque es un Hombre pero también es Dios.

En unión con las almas del Purgatorio
Rezar por ellas es un ida y vuelta, nosotros pedimos por ellas mientras que interceden por nosotros.

Poder olvidar, don de Dios
¡Dejar el pasado totalmente enterrado! Y viviendo la alegría de los hijos de Dios que se saben perdonados, y acogidos.

Siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor
Que el mensaje del Beato Juan Pablo II, permanezca siempre grabado en el corazón de los hombres de hoy.

¿De dónde surgió la serenidad del Papa ante la muerte?
Con Cristo, el sufrimiento es camino de purificación, liberación interior y enriquecimiento del alma.

¿Cómo será mi muerte?
Si vives bien, morirás bien; si vives mediocremente, morirás como un mediocre; si vives santamente, no lo dudes, morirás como un santo.

¿Y si hoy fuera el último día de mi vida?
Hay una fecha en el calendario, que sólo Dios conoce, no la conocemos nosotros. La muerte no avisa, simplemente llega.

¿Me siento preparado para morir en este momento?
La vida, de la que tanto se habla, es uno de los dones que más se pisotean. ¿Qué es para ti?

Meditaciones y Oraciones del Vía Crucis
Cardenal Joseph Ratzinger en el Coliseo el Viernes Santo del 2005.

Con los ojos en el cielo
Debe ser un lugar hermoso este cielo. Dios nos espera, Jesús nos guía, María nos llama. Tenemos un lugar para nosotros.

Cómo ayudar a los muertos
La mejor obra de caridad que podemos hacer es ayudar a una persona a bien morir, y ayudar a un alma que está en el purgatorio.

Siete palabras para siempre
Las palabras de Jesús son nuevas porque las pronuncia a cada corazón y a cada hombre en el hoy de la historia.

Debes perdonar como Él
No te canses de perdonar como Cristo. Tú eres esa mano y ese beso de Dios.

Ciudadanos del cielo
No todo termina con la muerte. Con ella empieza la verdadera Vida.

Vivir con la muerte como hermana
Hoy podemos pensar en la muerte ante los ojos de Dios.

Su sufrimiento no reduce el mío
Vengarse del daño recibido, no disminuye el dolor y quita la paz.

Si sufres... pon los ojos en Cristo
Si comprendiéramos todo lo que dice a nuestros corazones, se nos harían suaves nuestros sufrimientos

Podría morirme tranquilamente este día
Tenemos una eternidad para descansar y una vida breve para trabajar y hacer méritos.

Pocos son los que perdonan y no guardan rencor
Si descubres que guardas rencor a alguien, tienes ahora la oportunidad de perdonar.

La muerte es el comienzo de la vida
Si vivo bien, con ayuda de Dios, moriré bien. Según se vive, así se muere.

La cruz es triunfo de Jesús por ti
Jesús conoce el corazón humano, sabe de qué estamos hechos y nos ayuda en todo lo que necesitamos.

La belleza del perdón
Considerarse indigno de la persona amada ayuda a valorar los dones que de ella se recibe.

Es difícil renunciar a sí mismo y cargar la cruz
Cuando Cristo nos pide renuncia, en realidad nos está invitando a vivir plenamente la vida.

¿Puede un hombre condenarse cuando Dios lo ama tanto?
Dios existe y me ama. San Pablo lo decía gritando de júbilo: “Me amó y se entregó a la muerte por mí”

¿Por qué tantos tristes?
La enfermedad más terrible y extendida se llama tristeza y desesperación.

¿Estás listo?
Cuando estemos frente a Dios, nos dará más satisfacción haber perdonado que haber partido narices.

Víve, ama y perdona ¡ya!
Lleva tu vida por la verdad, la alegría y la justicia. No esperes al mañana que aún no llega y tal vez nunca llegará...

Tu actitud es más importante que los hechos
La forma de reaccionar frente a la vida y afrontar los problemas, puede convertirlos en soluciones.

Saber perdonar
No tengamos miedo de perdonar. Y pidámosle al Señor: Ayúdanos a aceptar el perdón de nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Quiero que seas feliz con tu cruz
Si Dios quiere que yo sea feliz, ¿por qué a veces me siento triste?

Perdonar no es condición para ser perdonado
Sólo quien ha sentido la ternura del abrazo del Padre puede transmitir a los demás el mismo calor, cuando ofrece el perdón.

No vas solo cargando tu cruz
La mano de Cristo que hoy te sostuvo, te sostendrá mañana y hasta el último día de tu vida.

Dios perdona siempre
Hace mucho tiempo que Cristo te espera. Es una cita de perdón, para decirte con amor: “Yo no te condeno, ve y no vuelvas a pecar...”

El amor es más grande
Infinitamente mayor que todos los pecados que has cometido y que puedas cometer en el futuro.

El dolor es un misterio.
El peligro del sufrimiento es que nos convence de que nosostros somos los únicos que sufrimos.

El dolor: ¿vinagre o vino generoso?
Estar enfermo, no es una disculpa para no cumplir tu deber o para amargar a los que te rodean.

La cruz y el amor
¿Qué significa tomar la cruz cada día, como condición para seguir a Jesucristo?

El perdón tras las rejas
Cristo perdona siempre y con mucho gusto. Ahí encontrarás siempre al mismo Dios con el perdón en la mano y en el corazón, un perdón siempre del tamaño del pecado.

Carta a Dios
Tú eres la última y la única razón de mi amor. No tengo otras. ¿Cómo tendría alguna esperanza sin ti?

Reflexiones de un enfermo en torno al dolor
Dios espera de nosotros, no nuestro dolor, sino nuestro amor

¡Salve, oh cruz, esperanza única!
Fiesta de la Santa Cruz. Jesús, ayúdame a valorar la cruz como el regalo que Tú me ofreces para identificarme contigo.

Curados en sus llagas
Estés como estés, ponte tu mismo en terapia intensiva en el corazón del Señor.

La noche más larga de la historia
Ante la inhumanidad de los hombres Dios calla, acepta, ama, sufre y redime en silencio.

Secarse las lágrimas del pasado
Convertirlas en agradecimiento, y seguir caminando con esperanza, hay que guardarse una sonrisa pues para Dios nada hay imposible.

El vía crucis, resumen de toda una vida
¿Por qué el dolor? ¿Por qué la cruz? ¿Por qué a mí?... Mira a Cristo camino de la cruz.

Jesús vive su pasión a través de los que sufren
Todos los que sufren te necesitan. No seas de los que miran y no ven.

La cruz es triunfo
A nosotros las dificultades, la agresión, el desprecio, nos hacen un hueco en el corazón, por donde se nos va la fuerza.

Cristo sigue sufriendo y muriendo
María nos fue dada como Madre a todos los llamados a seguir fielmente los pasos de su Hijo.

El Maestro ultrajado
El camino cristiano es de entrega a los demás, sin buscar recompensa mas que saber que se está imitando a Cristo.

Perder para ganar
Cuando estén cansados de la lucha, entonces miren a Cristo crucificado

La hora de la prueba
El dolor se ve claro cuando lo vemos en otros, pero incomprensible cuando se adentra en nuestra vida.

La cruz es el verdadero rostro de Cristo
El dolor existe, pero Dios le ha dado un gran valor. La cruz debe acercarnos mas a Él.

Pasión y muerte por amor
¡Qué pena que ya no nos conmueva y estremezca un crucifijo! A fuerza de verlo en tantas partes, ya nos hemos acostumbrado.

La agonía continúa
Mientras tantos hombres sigan con apatía y frialdad, sin mover ni un dedo para corresponderle.

Un silencio ante la muerte
Siempre que alguien muere se hace un vacío, se crea un silencio.

¡Claro que hablan los muertos!
Todos ellos, nos están invitando: ¡Venga! ¡A no desfallecer! Que no sabéis la dicha que es vivir con Dios aquí en su gloria...

¡Nuestros queridos muertos!
No los podemos olvidar delante de Dios, desde el momento que los queremos tanto....

”Venid, benditos de mi Padre”
La palabra más bella que pueda Dios decirte es: ‘Venid’ La invitación personal a acercarnos sin temor a Él.

¿Se puede "superar" el pasado?
Con pena veo en mi pasado una nube inmensa de pecados y de faltas, de egoísmos y de miserias, de cobardías y de perezas.

Nuestro Dios tiene un corazón de carne
Se hizo carne para poder sufrir con nosotros y estar con nosotros en nuestros sufrimientos.

El Cristo de Velázquez
Meditación sobre la pintura del Cristo de Velázquez



Consultas en línea‏
Hospitalidad católica
Servicio fraterno de acompañamiento espiritual
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
P.Pedro Mereu SDB
Acompañamiento, escucha y dirección espiritual
Enrique Santiago Ellena
Especialidad en temas de familia, especialmente en la relación de las personas
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
Susana Barroilhet
Consejería en temas de la Familia y de la Vida
Rosa Gemma Ortiz S�¡nchez
Ayuda en momentos de crisis
[+] Ver más consultores
 
Reportar anuncio inapropiado |