Menu

Todos los días puede ser Navidad
El optimismo es la tarjeta de identificación del cristiano. Este optimismo nace de la certeza de que Dios nació y puso su morada entre nosotros. En esta Navidad Cristo quiere nacer de nuevo en el corazón de los hombres con una condición: dejarlo entrar.

Fe, razón… y Amor
El cristiano fascina por el perfecto equilibrio entre la fe y la razón. Estos conceptos abstractos no habrían cambiado el mundo sin Cristo, el Dios hecho carne, que sacia el deseo natural del hombre de amar y ser amados.

Belén vivo
La cueva de Belén está llena de enseñanzas. Es un espejo de virtudes del que podemos aprender tanto: humildad, pureza, obediencia, amor... Virtudes que podemos imitar en las circunstancias concretas de nuestra vida.

La noche de Dios
En nacimiento del Salvador fue un hecho que conmovió a toda la corte celeste, como lo platica el autor en esta interesante historia.

Navidad, símbolo y significado
El periodo navideño está adornado de multitud de símbolos tradicionales que ya han pasado a formar parte de nuestra cultura. Cada uno de estos elementos esconde tras de sí un significado profundo cuyo conocimiento nos ayudará a vivir una buena Navidad.

Estrella o estrellitas
El nacimiento de Cristo ocurrió hace dos mil años, pero hoy puede nacer en el alma que le deja lugar. Su puesto no tiene que se ocupado por otra estrellita que oscurezca la luminosidad de esta eterna Estrella.

Un S.O.S. para las navidades.
La Navidad es un tiempo esperado por todos, pero debemos esforzarnos por no reducir su significado a la fiesta y las vacaciones. En este artículo se nos proponen algunas indicaciones para vivir una Navidad donde el Niño nacido sea el centro.

Navidad, la alegría de saberse amado
La Navidad es un misterio de amor. Un misterio en el que sólo podemos penetrar con un corazón sencillo y abierto. El amor que Cristo nos trajo tenemos que hacerlo presente en el trato con las personas que nos rodean.

Navidad polaca
Perdonar es una de las mejores formas que tenemos para prepararnos a la Navidad. El autor nos ofrece algunas reflexiones y cinco pautas para el perdón de cara a la cercana Navidad.

La correa
Aún existe la esclavitud. No sólo la esclavitud física. Muchos hombres son esclavos de sus propios vicios y manías. Una tiranía a la que se han sometido libremente y que diariamente les exige el sacrificio mismo de su existencia.

Libertad humana: razón para temer o para esperar
La libertad es un gran valor del que gozamos como personas. Este don lo podemos usar para el bien o para el mal. Podemos hacer mucho daño, pero también podemos acometer empresas llenas de mérito.

¿Qué son los valores?
Los valores son aquellos bienes que nos mejoran como personas. Practicarlos libremente construye una personalidad coherente y rica.

Tres diamantes del anillo
El auténtico amor lleva a identificarse en un solo pensar y querer. Si es auténtico, será fiel en los momentos de alegría y de adversidad.

La vida ¿valor laico o religioso?
La vida es un valor religios y laico a la vez porque se fundamenta en el primer derecho de todo ser humano: derecho a la vida. Creyentes y no creyentes debemos defenderla porque es un valor humano, y lo humano nos une a todos.

La verdad entre juicios y juzgados
La verdad es un valor que va quedando oscurecido en nuestros días. Sí existe la verdad y es independiente de nosotros. No la podemos construir a nuestra medida, ni aún con el consenso de la mayoría democrática.

La murmuración, mal negocio (I)
La murmuración, maledicencia, chisme o calumnia es un mal que corroe la buena fama de los demás. Se hace a sus espaldas, a causa de la mala voluntad, la envidia o el odio.

Éxito y santidad
El éxito se forja con esfuerzo, tenacidad y constancia. Nadie nace en la cima del trinfo, se va escalando día a día.

Es mejor dar que recibir
Es una paradoja que nos puede parecer contradictoria. El hombre que da y se da a sí mismo es una persona más feliz y realizada, dando recibe más de lo que da.

¿Hacer "menos bueno" lo bueno?
Nos puede ocurrir que, a la hora de hacer un acto bueno, algo se cruza en el camino y nos lleva a sentir desganas, enfado, frustración. Entonces podemos hacer de mala gana el bien que nos propusimos hacer.

La murmuración, mal negocio (II)
La murmuración es una roña que ensucia y entorpece el engranaje social, resta fuerzas, quita la paz,y hace perder la amistad entre las personas.

La flor exótica en el jardín de las virtudes
La gratitud no es sólo un gesto de cortesía. La verdadera gratitud es una virtud humana y cristiana que brota desde los más profundo del corazón.

El valor de la autoridad
La autoridad debe estar al servicio de la libertad, para apoyarla, estimularla y protegerla a lo largo de su proceso de maduración.

El valor correcto del saber
Los hombres, pensamos constantemente. Tenemos una vocación de pensadores porque tenemos la necesidad de pensar. Humanamente tenemos una inclinación natural, un gusto por saber, por conocer las cosas.

Él saca de cada uno lo mejor que tiene
Cristo se presenta como el Líder que es capaz de obtener de cada uno lo mejor que puede dar. Así lo hizo con sus discípulos y lo continúa haciendo con todos los que lo escuchan.

Contemplación
Contemplar es parase un momento en el ajetreo de nuestra vida para observar, pensar y meditar. Es ver por dónde ha andado nuestra vida y analizar qué queremos hacer con ella.

Caridad ilimitada
Cristo nos enseño a vivir la caridad sin medianías, hasta el extremo. El amor radical de Cristo es el único capaz de cambiar las sociedades egoístas.

Amistad que transforma
La amistad es el amor humano más puro. La verdadera amistad nos conduce al bien y a la verdad, desea lo mejor para nosotros y los mejor de nosotros.

Árbol que crece torcido...
Se educa al que está creciendo, así como se cuida el árbol que se ha sembrado. Una buena educación necesita ser integral y en positivo.

Flores en lugar de pedruscos
La benedicencia hace un gran bien a nuestra sociedad: favorece su edificación, pone en alto la dignidad de la persona y la contagia de aspectos positivos.

El valor del tiempo
Solemos decir: tengo cuarenta, cincuenta, sesenta años. He vivido tantos miles de días, tantos millones de horas. Pero si alguien las examinase una por una, ¿a cuántas quedarían reducidas?

El miedo a equivocarnos
Con frecuencia el miedo a los errores nos impide caminar hacia adelante. Pero nos damos cuenta de que es igualmente equivocado el quedarse encerrados siempre en casa para evitar posibles errores que quizá no sean sino fantasmas de nuestras penas.

Sufrir y alegrarse con el otro: La compasión
la compasión es sufrir y alegrarse con el otro. Es experimentar los mismos sentimientos del otro y comprenderlo en su tristeza y dolor. El corazón de Dios es un corazón



 
Reportar anuncio inapropiado |