Menu


Fotografía digital: ¿mejor que la tradicional?
Con la llegada del verano tendrás que preparar muchas cosas para las vacaciones. Por supuesto, no puedes olvidar la cámara fotográfica para capturar el momento exacto, el recuerdo maravilloso, pero... ¿has escuchado sobre la fotografía digital?


Por: Julio C. | Fuente: Revista Si



Con la llegada del verano tendrás que preparar muchas cosas para las vacaciones. Por supuesto, no puedes olvidar la cámara fotográfica para capturar el momento exacto, el recuerdo maravilloso, pero... ¿has escuchado sobre la fotografía digital?

En esta época de Internet; hoy que se habla en términos de megas, procesadores, bytes y tantas cosas raras, la fotografía no ha escapado a esta revolución tecnológica.

Ahora es posible el que hagas tomas digitales; es decir, ya no necesitarás más rollos fotográficos, revelados y escáners para poder mandarlas por correo electrónico.



VENTAJAS DE LA FOTOGRAFÍA DIGITAL
Con la cámara digital tienes la gran ventaja que no desperdicias ningún tipo de material; es decir, es posible el que veas lo que acabas de fotografiar antes de decidir si lo quieres guardar. Si no te gustó la toma, si hubo poca luz, o alguno de tus amigos cerró los ojos, la puedes borrar y volver a tomar.

¿SON VENTAJAS?
De seguro algunos fotógrafos clásicos deben pensar que esto es imperdonable, que no hay nada como el romanticismo de pasar algunas horas en un cuarto oscuro con un foco rojo para revelar, en papel, lo que has tomado con tu cámara de 35mm.



LAS DOS CARAS DE LA MONEDA…
Ante la intención de adquirir o usar una nueva cámara fotográfica, seguramente te estarás preguntando si debes continuar con la fotografía convencional en 35 mm o cambiar a la fotografía digital.

Básicamente, la fotografía digital es un nuevo concepto en manejo de imágenes. Es similar a la tradicional en cuanto a la obtención de la imagen, pero difiere completamente en el almacenamiento: en lugar de películas o negativos, las fotos las guardas en archivos.

Al transferirlas a tu computadora puedes distribuirlas, organizarlas, almacenarlas y editarlas fácilmente. También de esta manera puedes tener tus fotos en papel con un escáner. Otra alternativa es que pidas que te entreguen tus fotos en un CD o zip al revelar el rollo en un laboratorio fotográfico. (Este servicio aún no está disponible en los laboratorios fotográficos en México, pero pronto se difundirá).

Para decidir qué tanto te conviene una u otra, veamos algunos conceptos:

* El precio de una cámara digital es superior al de una cámara convencional, aunque debes tener en cuenta que la cámara digital lleva muy pocos años en el mercado. Se prevé, que ocurrirá como con los equipos de cómputo; en pocos años, la cámara digital aumentará sus prestaciones a precios más bajos. Lo que tienes que tener en cuenta es que no hay costo adicional por rollo fotográfico y el revelado; por lo que, en función del número de fotografías que realices, la diferencia entre ambas se reduce. ¡Y espérate!, que si a ello le añades, el costo de las copias a repartir entre tus amigos y parientes.

* La capacidad de almacenamiento es una de las grandes ventajas. Aunque un rollo de fotos de 35 mm lo puedes comprar en cualquier lugar del mundo, no ocurre lo mismo con la memoria que llevan las cámaras digitales. Esto tienes que tenerlo muy en cuenta si estás de viaje y no llevas la computadora portátil donde habrás de descargar las fotos. Por ello, será necesario que compres memoria adicional o de mayor capacidad. De todas maneras, la capacidad de éstas está aumentando día con día.

En las cámaras digitales, las fotografías las almacenas digitalmente creando "archivos", esto permite que fácilmente puedas organizarlas en carpetas dentro del disco duro o en un CD por temas, por fechas, por fiesta, etc. En unos pocos CD´s puedes guardar perfectamente las fotos de algún amigo tuyo desde que nació hasta que se casó.

Como inconveniente, los ficheros se pueden corromper o borrar, lo que provocaría la pérdida total de tus fotos, aunque esto se puede evitar manteniendo copias de seguridad.

* El consumo de baterías es más elevado en las cámaras digitales que en las convencionales; esto se debe a que tanto la captura de las imágenes como su almacenamiento es electrónico, y a que habitualmente utilizan una pantalla que consume mucha energía para previsualizar las imágenes y los menús. Otra gran ventaja de la fotografía digital frente a la convencional es lo inmediato. Las fotografías las puedes visualizar instantes después de haberlas tomado al no ser necesario ningún tipo de revelado. Esto te permite verificar -en el momento- si la fotografía realmente responde a lo que deseabas plasmar. Si es así, podrás guardarlas en tu álbum digital e incluirlas en un reporte; enviarlas por correo electrónico; colocarlas en tu página web o imprimirlas. Si por el contrario algo ha fallado, no tendrás más que repetirla. ¿Estupendo no?



DIEZ CONSEJOS PARA COMPRAR TU CÁMARA DIGITAL
1. Una cámara digital debería tener por lo menos 1,280 x 960 pixeles de resolución real óptica (esto es 1.3 Megapixeles). Lo cual te permitirá conseguir excelentes impresiones de hasta 15 x 23 cm.

2. Hay un viejo dicho que dice: “Las cosas conocidas son las mejores”. Así que busca una cámara digital que funcione como la mayoría de las convencionales de película que has manejado. Esto quiere decir: rápida respuesta entre disparos y preferiblemente un objetivo zoom óptico (óptico más digital es aceptable, pero que no sea únicamente digital).

3. Comprueba los menús de la cámara. Los menús deben ser intuitivos y fáciles de navegar.

4. Elimina cualquier potencial cámara digital que sólo tenga un monitor LCD para previsualización. Son conocidos por su mala visualización en condiciones de luz solar y normalmente para utilizarlos tienes que mantener la cámara en una posición incómoda. Una cámara digital bien diseñada debe tener un visor óptico además de un monitor LCD para utilizarlos a la altura de los ojos.

5. Las cámaras digitales que utilizan disquetes estándares pueden aparecer como la forma ideal, pero no pueden alcanzar la velocidad y resolución de muchas otras cámaras digitales.

6. Las cámaras digitales deben venir con instructivo y documentación escrita.

7. Baterías… cuida que sean recargables, porque si no, te vas a gastar una fortuna cada vez que necesite nuevas.

8. Transferir imágenes a tu computadora puede ser un largo y tedioso proceso a menos que tanto tu cámara como computadora tengan USB.

9. Tus fotos sólo serán tan buenas como la impresora donde las imprimas. Así que planea comprar una impresora decente con calidad fotográfica.

10. La velocidad en modo de reproducción es más importante de lo que puedes imaginar en un primer momento. Las cámaras digitales más modernas te darán un adecuado tiempo entre disparo y disparo (incluso si no es brillantemente rápida) pero algunas harán que esperes una eternidad para poder ver una serie de fotografías. Compruébalo antes de comprar.

CONSEJO PRÁCTICO
En función de tus necesidades encontrarás las ventajas de uno u otro sistema, tú tienes la última palabra.

 

 

 

 



¿Dudas, comentarios? ¿Qué te pareció el artículo? Queremos conocer tu opinión: Contacto

 

 

 

 



 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |