Menu


Ideológicas y físicas: persecuciones anticristianas en pleno siglo XXI
La Iglesia sigue siendo actualmente perseguida...


Por: Jorge Enrique Mújica L. C. | Fuente: Catholic.net



El título del vídeo es “Todo es vanidad. Homenaje a Javier Krahe”, y se proyectó en el programa Lo+Plus, de Canal Plus de España, el 15 de diciembre de 2004. Ahí se enseñaba cómo cocinar un crucifijo. La secuencia de imágenes muestran cómo se desprende la imagen de Cristo de la cruz, cómo se le unta mantequilla, cómo se le deposita en una bandeja y cómo se le introduce en el horno. El culmen del escarnio es cuando, hacia el final, aparece la mofa “al tercer día sale solo”, frase acompañada de una imagen donde el Cristo sale del horno arrastrado por un hilo.

El hecho anterior supuso un clímax mordaz en la ola de insultos y vituperios que de manera gratuita se venían dando desde hace no pocos años contra el cristianismo en varios países del mundo. Dos años después, tras la virulenta reacción del mundo islámico ante la publicación de las caricaturas sobre Mahoma en el Jyllands-Posten, quedó claro que había religiones con las cuales no se podía jugar. Sin embargo, el catolicismo, el cristianismo en general, no formaban parte de las religiones respetadas.

Dios fuera de instituciones, fiestas sin sentido y trivialización de lo sagrado

Luego de considerar el aborto como un derecho humano, y ante la negativa católica de seguirla apoyando económicamente, la secretaria general de Amnistía Internacional, Kate Gilmore, arremetió contra la Iglesia Católica en 2008 al declarar que “pone en peligro nuestro trabajo en derechos humanos”. “Nuestros propósitos convocan a la ley y al Estado, no a Dios”, agregó Gilmore. Así, mientras la Iglesia persiste en resguardar los derechos inalienables de todos los seres humanos, incluso de los no nacidos, Amnistía Internacional (fundada en 1961 por el católico Peter Benenson) expulsa su matriz confesional de sus principios.

En julio de 2007, Andreas Herren, jefe de prensa de la FIFA, anunció que a la prohibición de eslóganes y publicidad religiosa en la vestimenta de los jugadores, se añadía ahora la prohibición de cualquier tipo de mensaje religioso en los campos de juego. El jugador que viole la norma será sancionado y también el equipo. De esta forma, la FIFA expulsa a Dios de las canchas.

Munich fue la ciudad sede de los premios MTV Europa en 2007. ¿Qué tiene que ver esta premiación con un día feriado de carácter religioso como el 1 de noviembre? Fue la pregunta que se hicieron en el arzobispado de esa ciudad y por lo cual pidieron al alcalde muniqués que el evento se trasladara a un día en que no coincidiera con el festejo religioso. La respuesta fue negativa. Quedó manifestado que otra forma de banalizar es ignorar el sentido último de lo que se conmemora y por lo cual se dan días de asueto. Como reportó ACI Prensa, de acuerdo a la ley bávara, el día de todos los santos “es un día de calma” en el que el entretenimiento público debe permitirse si “respeta el carácter serio de ese día” o solo si se permite por “razones importantes”.

En Malasia el diario Makkal Osai publicó a finales de agosto de 2007 una caricatura que mostraba a Jesucristo con cigarro en mano y la leyenda: “si alguien los reprende por sus errores, entonces el cielo los espera”. Tras la presión por parte de varios sectores de la población malasia, el director del diario, S.M. Periasamy, pidió disculpas públicas y arguyó que no sabía del cigarro que aparecía en la imagen. El arzobispo de Kuala Lumpur, monseñor Murphy Xavier Pakiam, dijo que la caricatura era “una desacralización y hace daño a los sentimientos religiosos de los católicos”. Sin embargo, aceptó las disculpas del director del periódico.

En Estados Unidos la trivialización de lo sagrado también se ha dejado sentir. Bill Donohue, presidente de la Liga Católica anti difamación, deploró en noviembre de 2007 las fotos del álbum Blackout de la cantante Britney Spears pues aparece de una manera inapropiada junto a un confesionario. Del otro lado del confesionario está un hombre vestido de sacerdote.

En febrero de 2008 salió a la luz en Alemania el libro “¿Cómo llego a Dios?”, de Michael Schmidt. En él se ridiculiza al cristianismo. La ministra para la familia, Ursula von der Leyen, pidió que se incluyera el texto en la lista de libros peligrosos para menores. La cadena de televisión Deutsche Welle informó que en el texto se insinúa que un pálido y obeso cerdito es un obispo que está relacionado con el abuso de menores. Schmidt ha contestado declarando que “no ridiculizo a las religiones, son ridículas en sí mismas”.

Mientras tanto, el senado brasileño tiene en trámite un proyecto de ley (aprobado sin debate en su totalidad en la Cámara de Diputados) que promueve la homosexualidad y prohíbe las enseñanzas cristianas respecto al tema, bajo la escusa de combatir la discriminación. El proyecto pena, hasta con tres años de cárcel, “negar o excluir en cualquier sistema educativo de selección, la contratación o promoción de profesionales o funcionarios que participen de actos homosexuales”. Así, los seminarios católicos no podrían impedir el ingreso de candidatos que se confiesen y practiquen abiertamente la homosexualidad. Además, también quedaría sancionada con cárcel cualquier expresión de orden moral, ético, psicológico, filosófico, antropológico, o de cualquier otro tipo, que cuestione las prácticas homosexuales.

Iglesias para mezquitas y cierre de casas de adopción confesionales

El vice alcalde de Anversa, en Bélgica, Philip Heylen, ha llevado más allá la propuesta que formulara hace algunos meses sobre la posibilidad de convertir algunas iglesias católicas en supermercados. Ahora, en un alarde de apertura inter-religiosa, invita a transformar históricas iglesias en mezquitas que permitan rezar a los musulmanes. De esta manera, los mahometanos tendrían espacios que hasta el presente estaban reservados a los católicos. “Ante el creciente número de islámicos, las mezquitas que hay no son suficientes y la comunidad reclama desde hace años la construcción de nuevos lugares de culto. Mientras el número de fieles musulmanes crece –dice Heylen– el de los católicos practicantes va en caída”. El portavoz de la Conferencia Episcopal Belga, Eric de Beukelar, afirmó que la propuesta no ha sido bien acogida por los belgas nativos: algunos están convencidos de que esa transformación requeriría mucho dinero y otros temen que se provoquen rencores y resentimientos causando tensiones en la comunidad flamenca.

En junio de 2008, el Von Hügel Institute de la universidad de Cambrigde, presentó el informe Moral, but no compass-Government, church, and the future of welfare (Moral pero sin brújula-Gobierno, iglesia y el futuro del bienestar) donde se reporta una significativa falta de comprensión e interés por parte del gobierno inglés en la aportación actual o potencial de la iglesia a la esfera pública. Una manifestación concreta de esta falta de atención ha sido la medida adoptada por el gobierno que obliga a las agencias de adopción católicas, a dar niños a parejas homosexuales, de acuerdo con la ley de igualdad de 2006. El 6 de junio, Catholic Herald anunció que la agencia de la diócesis de Salford cerraría por este motivo. Otra agencia, la Catholic Children´s Society, que ha brindado servicios de adopción desde 1886 y es de las más importantes en el país, también adoptará esta medida. En palabras de Jim Dobbin, miembro del parlamento, “El gobierno lamentará el día que persiguió esta línea de acción. Ha sido un ataque laicista a la Iglesia católica”.

España, tierra de persecución

Posiblemente sea España el país europeo donde la Iglesia católica padezca la persecución más sañuda. En un artículo titulado “En torno a la educación para la ciudadanía”, publicado en el periódico El País –de marcada línea anti cristiana– en agosto de 2007, el socialista Gregorio Peces Barba amenazó a la Iglesia con sufrir consecuencias en caso de no guardar silencio por su postura a favor de los padres de familia que se oponen a la imposición de ideologías en las escuela, como la de asignatura de educación para la ciudadanía: “No pueden ni deben seguir por ese camino ni tensar tanto la cuerda –se refiere a los obispos y católicos en general–. Son responsables de la agitación que impide la paz social y beligerante contra cualquier progreso […] Si este nuevo clima no se consigue, habrá que abordar el tema de la acción y de la situación de la Iglesia y establecer un nuevo estatus, que les sitúe en su sitio […]”. Al señor Peces Barba se le considera el ideólogo del anticlericalismo socialista del gobierno español actual.

En una conferencia sobre “Cristianismo y literatura” desarrollada en España en 2007, el escritor y Premio Cervantes 2002, José Jiménez Lozano, señaló que tanto en España como en Europa se agudiza en los escritores el eco de principios dominantes, “una especia de ideario colectivo que viene dado desde los centros de poder” y que se caracteriza por “una transgresión y una banalización” concentrada en gran medida en la intensión de “hacer tabla rasa del cristianismo”. Ya lo decía también el ex presidente del parlamento europeo, el polaco Marek Jurek, “a la luz de la nueva moral, el cristianismo es algo sospechoso […] Hay millones y millones de personas que han crecido en los valores cristianos y tienen derecho a seguir viviendo en ellos. En cambio, si hacerlo es digno de sospecha, es que no hay libertad” (Cf. diario El Correo/ España, 19-04-2008).

La religión en Cataluña es vista como sospechosa. Allá la Dirección de Asuntos Religiosos ha promovido un proyecto de ley sobre centros de culto o de reunión con fines religiosos. Como explicó la asociación E-cristians, el texto es una “barbaridad jurídica” que afecta a las parroquias y puede llegar incluso a cerrarlas. “Hay artículos que entran en conflicto director con los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede”, afirman. De hecho, todo el artículo 1 y 4 son contrarios a la libertad de culto. “El proyecto parece inspirado en algunos reglamentos que regulan discotecas o salas de fiesta. Aplicando a las parroquias y tal como está redactado, el resultado es que cualquier alcalde puede cerrar en su ciudad cualquier parroquia, iglesia o centro de catequesis”, informó ForumLibertas.com.

Y también el crucifijo es visto con recelo. La proposición del partido político español, Izquierda Unida, para suprimir el crucifijo y la Biblia en las tomas de posesión del gobierno en España, encontró acogida en los miembros de los partidos BNG gallego y el PNV vasco. Si bien es cierto que la iniciativa no prosperó, sí es verdad que ha quedado manifestada, una vez más, la tirria que contra el catolicismo se está viviendo en la península ibérica.

Por los mismos días (finales de mayo de 2008) el programa de televisión español “Salvados por la Iglesia”, que emite el canal de televisión La Sexta, violó el artículo 525 del Código Penal español al ofender el sentimiento religioso de muchos españoles. En el programa de la cadena de Mediapro se burlaron de la figura de Benedicto XVI y del proceso que sigue la Iglesia para canonizar a los beatos. En otra emisión, una persona completamente alejada de la Iglesia se reviste con hábitos sagrados, una pareja entra a una catedral y se burlan en ella y además entrevistan a un obispo para luego viciar las respuestas durante el programa.

Amparada por ese clima anticlerical, la federación internacional de ateos realizó su primer congreso en la ciudad española de Toledo, del 7 al 9 de diciembre de 2007. Durante ella se presentó la exposición pornográfica y blasfema “Sanctorum”, con imágenes de Cristo, la Virgen María y de los santos, sin que las autoridades locales hicieran nada por impedir la lesión de los sentimientos religiosos de los creyentes.

Mas no ha sido todo. La pasada marcha del así llamado orgullo gay 2008, evento donde desfilan numerosos homosexuales y lesbianas, se caracterizó por la agresión abierta contra la Iglesia católica. En el desfile se pudieron observar a numerosas personas vestidas de monjas, sacerdotes, obispos, Papa o de la Virgen María, combinados con objetos sexuales, así como leyendas hirientes contra la fe cristiana.

Las calumnias personales también son una constante

Las calumnias personales también han estado a la orden del día en esta ola de nuevas formas de persecución religiosa. El cardenal arzobispo de Ciudad de México fue acusado de supuesto encubrimiento de un sacerdote que habría cometido un abuso sexual. Tras una resolución en las cortes de Estados Unidos, que ni siquiera tenían facultad de juzgar a un extranjero, el cardenal quedó limpio de cargos y salió a flote el interés escondido que tenía el denunciante: obtener una cuantiosa suma de dinero en base a esta calumnia.

Juan Pablo II y Madre Teresa de Calcuta también han sido presas de la manipulación, aun y a pesar de su benemérita obra, de su vida ejemplar y estar muertos. En septiembre de 2007 la agencia Associated Press (AP) hizo eco de las declaraciones de fuentes vaticanas que desmentían las afirmaciones injustificadas de una médica italiana en torno a un artículo aparecido en la revista Micromega sobre un “suicidio asistido” de Juan Pablo II (Cf. La dolce norte di Karol Wojtyla, MicroMega 5/2007). La doctora Lina Pavanelli, sin haber tenido acceso nunca al historial clínico del difunto Pontífice, lo acusó de morir en un presunto caso de eutanasia.

Con motivo del décimo aniversario de la muerte de la beata Teresa de Calcuta, el padre Brian Kolodiejchuk, M.C., postulador de la causa de canonización, publicó el libro «Madre Teresa: Ven, sé mi luz» con cartas y escritos inéditos de la religiosa albanesa. En algunas de las cartas que madre Teresa dirige a su director espiritual y a algunas religiosas, les abre las dificultades que experimentó en su vida espiritual por varios años. Distintos medios de comunicación hicieron eco de la polémica suscitada por la revista Times y pusieron en duda la posibilidad de que la ya beata Teresa de Calcuta pudiese ser proclamada santa. “Todo comenzó con una entrevista que me hicieron en The Times, que para ser sincero, era correcta. El problema llegó cuando otros medios en busca de titulares y no de contenidos verdaderos, descontextualizaron frases con el objetivo de vender diciendo que la Madre Teresa no tenía fe”, afirmó el padre Brian en una entrevista concedida al Servicio de Información Católica de España (Cf. 11-09-2007).

Benedicto XVI también ha sido sujeto de la intolerancia religiosa. El jueves 17 de enero de 2008, el Papa tuvo que abdicar de pronunciar una lección e inaugurar el curso académico en la Universidad romana de La Sapienza. Un reducido grupo de estudiantes y profesores boicotearon la visita pontificia ocupando el rectorado y haciendo insegura la visita de Benedicto XVI. El origen del conflicto fue una cita ajena al Papa, sobre Galileo, que el entonces cardenal Ratzinger leyó sin asumirla en 1990. Los extremistas la utilizaron como bandera. Para la periodista y escritora italiana, Eugenia Roccella “Es un escándalo el que una institución cultural, que debería educar a los jóvenes en los valores de la verdadera laicidad, la tolerancia, la democracia y el respeto recíproco, suceda algo así”. “El Papa ha ido a todas partes del mundo, y sólo en Italia, en la universidad, no puede hablar. Es verdaderamente la degradación de toda forma cultural”, puntualizó.

Iris Robinson, esposa del primer ministro norirlandés y diputada del Democratic Unionist Party, está siendo perseguida por sus convicciones cristianas. En una entrevista para la BBC Radio Ulster, declaró sin tapujos que la homosexualidad “no es natural y mis convicciones cristianas me dicen que es una abominación”. Tras la declaración, la policía le ha estado investigando acusada por “crimen de odio”. Los sodomitas le exigen, además, una rectificación, mientras que otros diputados están promoviendo su remoción del comité de salud del parlamento. “No, no voy a rectificar ni a pedir disculpas –contestó Iris–. Estoy defendiendo la palabra de Dios. Creo que en estos momentos hay una caza de brujas para detener o impedir que los cristianos ejerzan la libertad de expresión”.

Algunos medios de comunicación anticristianos, masones y falsas católicas

La llamada biblia del capitalismo, el semanario The Economist, es otro de los medios de comunicación de arraigada tradición anti católica. En un artículo del 21 de julio de 2007, dedicado a la diplomacia vaticana, exigía a la Iglesia católica “renunciar a su especial estado diplomático y definirse por lo que es, la más grande organización no gubernamental del mundo”. Unas semanas más tarde, el 9 de agosto, el jefe de la diplomacia vaticana, Mons. Dominique Mamberti, secretario para las relaciones con los Estados, dio una entrevista al diario italiano Avvenire. En ella replicó a la invitación del semanario: “Ciertamente no es una invitación que se pueda aceptar. Ella nace quizá de una comprensión no exacta de la posición de la Santa Sede en la comunidad internacional: posición que se remonta a los exordios de la comunidad internacional misma y que se ha venido consolidando sobre todo desde finales del siglo XIX”.

En un libro de reciente aparición (El secreto masónico desvelado, Libros Libres 2007), el periodista español José Antonio Ullate ayuda a comprender la verdadera esencia de la sociedad secreta que tanto ha perseguido a la Iglesia. Cuestionado sobre la influencia de la masonería en la sociedad actual (Cf. ZENIT, 19 de octubre de 2007) declaró: “Si nos referimos a la masonería como “organización” creo que hoy su influencia social no es muy grande, e incluso hay que decir que está en franca decadencia […] En cambio, si nos fijamos en los principios intelectuales de la masonería, es decir, en la masonería como “doctrina”, no hay duda alguna de que la masonería no sólo tiene una gran influencia social, sino que sus principios han adquirido una difusión casi universal. Todos nosotros estamos influidos por las doctrinas de la masonería: por el naturalismo filosófico y el laicismo político”.

Y como muestra basta un botón: en julio de 2007, un grupo de funcionarios y políticos italianos acusaron a sectores radicales y masones, como autores de las amenazas de la Comisión Europea de investigar supuestas ventajas fiscales de la Iglesia Católica en Italia. El ministro de infraestructuras de Italia no dudó en denunciar esta acción como “una instrumentalización política para poner obstáculos a aquellos que hacen el bien”.

También en Italia, el pasado mes de junio de 2008, se quiso salpicar a la Iglesia relacionando a uno de sus pastores con un secuestro. Orlandi, hija de un empleado del Vaticano, fue secuestrada cuando se dirigía a la escuela de música en 1983. Su desaparición sacudió a la opinión pública italiana pues el secuestro se lo atribuyó el Frente de Liberación Turco, quien pidió la liberación de Ali Agca, agresor de Juan Pablo II. La oficina de prensa de la Santa Sede emitió un comunicado donde se sorprende de la “grandísima divulgación periodística de informaciones reservadas, sin ser sometidas a verificación alguna, provenientes de un testimonio de un valor sumamente dudoso”. Y agrega: “se difunden acusaciones infamantes, sin fundamento, sobre monseñor Marcinkus, fallecido desde hace tiempo, quien no puede defenderse”.

En continuidad con su tendencia de prejuicio anticristiano (véase nuestro artículo en el siguiente enlace), a mediados de agosto de 2007 la cadena inglesa BBC acusó al Vaticano y a la CIA de haber modificado y alterado artículos en la enciclopedia on line Wikipedia (sobre Gerry Adams, líder del Sinn Fein, partido republicano católico de Irlanda del Norte). En declaraciones para la agencia italiana AGI, el vocero de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., dijo que como todos están de vacaciones y no hay nada que informar, se buscan tonteras. El vocero consideró “absurdo imaginar que una iniciativa de ese tipo pueda ser tomada en consideración”. En la Semana Santa de 2008, la BBC produjo y transmitió la miniserie The Passion. En la producción, nada fiel al Evangelio, se ve a un Judas angustiado por su deslealtad a Jesucristo y Caifás, un Pilato que lucha por manejar las aspiraciones sociales de su esposa y su carrera… Se exonera de culpa a los implicados, en una palabra.

En Monterrey, México, dos “periodistas” del diario Milenio profanaron el sacramento de la confesión en abril de 2008. Fingiendo ser penitentes, y engañando a sacerdotes de siete templos, se “confesaron” de los pecados de robo y adulterio para luego revelar las penitencias en un reportaje vil que incluía los diálogos sostenidos. Los sujetos sólo han imitado prácticas que tristemente también se han realizado en Italia y Chile. “Hubiese sido más fácil que los reporteros se acercaran al sacerdote para preguntar lo que pasa en esos casos, a que fingieran una confesión, porque también se está lastimando la integridad de los fieles, los fieles respetan el sacramento y lo que se hizo en esta investigación no fue respetar el sacramento”, declaró el vocero de la arquidiócesis de Monterrey.

Una organización feminista que se hace pasar por católica (católicas por el derecho a decidir), publicó el 25 de julio una carta abierta al Papa en diarios estadounidenses e italianos contra el 40 aniversario de la encíclica Humanae Vitae. La encíclica de Pablo VI sentó un precedente magisterial en la defensa y auténtica interpretación de la vida y de la sexualidad. Pero las falsas católicas sostienen, erróneamente, que la Humanae Vitae es la “piedra angular de la política de oposición a la anticoncepción propia de la jerarquía católica”. Contrastantemente, Thomas Euteneuer, presidente de Vida Humana Internacional, anunció la “Declaración de apoyo del Clero a la Humanae Vitae”. “Es nuestro deseo y propósito decirle al mundo que no silenciaremos este encíclica ni sus enseñanzas. Tampoco estaremos inertes cuando las predicciones de Pablo VI sobre la degradación cultural y espiritual se manifiestan a nuestro alrededor en matrimonios rotos, familias devastadas y una perniciosa inmoralidad”, declaro el presidente de VHI.

Otras religiones no se han quedado atrás

Pero la persecución no sólo ha venido de grupos políticos, también de miembros de otras religiones. En una carta pastoral de finales de enero de 2008, el arzobispo de Denver, Mons. Charles J. Chaput, denunció a la organización judía Liga Anti Difamación de estar detrás del proyecto de ley HB 1089 que obligaría a las entidades de caridad católica a contratar personas con creencias religiosas o prácticas morales contrarias al pensamiento católico. “Muchos no católicos trabajan en Catholic Charities, pero las posiciones más importantes de liderazgo obviamente requieren de católicos fieles y practicantes para que se mantenga su identidad”, afirma el prelado. Ya en 2007 se había impulsado, en el Estado estadounidense de Colorado, una ley que pretendía incluir la orientación sexual y la religión como elementos por los cuales una organización religiosa no podía discriminar. En el pasado, la Liga Anti Difamación se opuso ferozmente a la distribución de la película La Pasión de Cristo.

En Costilla Country, también en el Estado de Colorado, cuatro proselitistas mormones profanaron una iglesia católica. Los mormones decapitaron una estatua y cometieron otros actos sacrílegos como colocar el libro mormón encima del altar e imitar el ceremonial católico con un joven listo para el sacrificio. Los misioneros mormones tomaron fotos y luego las subieron al portal photobucket.com. Los hechos sucedieron en agosto de 2006.

El canal árabe de televisión palestina, Al-Aqsa, transmitió las declaraciones nada amistosas del ex ministro de asuntos religiosos de Jordana, jeque Ali Al-Faqir, donde afirmaba que van a “conquistar Roma, como Constantinopla fue conquistada una vez, y como lo será conquistada de nuevo”. “Debemos declarar que Palestina, desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, es una tierra islámica, y que España –Al-Andalus– es también tierra del islam. Las tierras islámicas que fueron ocupadas por los enemigos una vez más se convertirán en islámicas”, señaló también.

La persecución no es sólo ideológica

Pero aún en pleno siglo XXI la persecución al modo de la Roma Imperial de inicios de nuestra era, de los totalitarismos y dictaduras nazista y rusa, sigue repitiéndose. Incluso con más saña.

En enero de 2007 se introdujo una ley anticonversiones en el Estado de Himachal Padresh, India. En otros Estados como Rajastha, Gujarat, Madhya Padresh y Chattisgarh, todos gobernados por el Partido Bharatiya Janata Party (BJP), se castiga la conversión desde el hinduismo, aunque no está legislada.

Pero tal vez no se había vivido ninguna de ola de violencia contra los cristianos en India, como la que han comenzado a vivir desde el mes de agosto de 2008. La agencia Fides ha reportado la quema de cristianos así como la destrucción de conventos, seminarios, hogares y centros de culto y acogida como orfanatos y geriátrico en el estado de Orisa. Incluso la catedral de la diócesis de Jabalpur, ubicada en el estado de Madhya Pradesh (India central), fue completamente destruida tras ser abrasada por las llamas provocadas por un grupo de extremistas. Las autoridades siguen sin hacer nada.

Según declaraciones de Andrea Morigi, periodista del diario italiano Libero, director de Radio María y coordinador del informe sobre libertad religiosa de Kirche it not desde 1999, rezar o leer la Biblia en Arabia Saudita es un delito grave penado con cárcel, confiscación de bienes y repatriación inmediata, en caso de ser extranjero. Convertirse al cristianismo en Irán, una parte de Sudán y Mauritania, está penado con la muerte, mientras que en Pakistán se pierde la tutela de los hijos y el derecho de herencia en caso de convertirse.

En Nepal, donde tras 239 años de teocracia hindú, se ha depuesto al rey, los maoístas han incluido en el nuevo parlamento a pequeños grupos de islámicos, budistas y dalits, pero los cristianos han sido excluidos.

Al momento siguen habiendo 16 obispos, fieles al Papa, encarcelados o desaparecidos en China continental y más de 20 sacerdotes están detenidos por estar en comunión con Roma. El 16 de julio de 2007, entre 40,000 y 50,000 fieles no pudieron reunirse en el santuario de la Virgen del Carmen de Tianjiajig porque el gobierno de la provincia de Henan ordenó la destrucción del lugar de culto con explosivos.

En Vietnam, donde a últimas fechas el clima para los católicos parecía menos tenso, el gobierno ha expropiado un orfanatorio para construir un hotel de cuatro estrellas. Como reportó la agencia AsiaNews.it, las autoridades locales de Vinh Long, en el sur de Vietnam, dieron un terreno propiedad de las hermanas de san Vicente de Paúl a la empresa turística Saigon Tourist Company. Las religiosas, cuya presencia en Vietnam se remonta a 1871, habían mantenido el orfanatorio y convento hasta el presente. En el mismo mes de mayo de 2008, han sido requeridos diversos edificios de la diócesis, poniendo en aprietos a varios sacerdotes y enviando a casa a decenas de personas consagradas que servían a los fieles en esos lugares. “Los encuentros del comité están llenos de eslóganes como “del pueblo, al pueblo, por el pueblo”. Pero nada de todo esto sucede. Su eslogan está viejo y vacío. Desde hace 40 años pedimos justicia y un mínimo de bienestar, pero es en vano”, comentó un campesino a la agencia informativa.

En Argelia, cuatro ciudadanos fueron condenados a prisión por convertirse al cristianismo (la sentencia específica fue por “práctica ilegal de un culto no musulmán”). La pena también incluye, para uno, el pago de una multa de dos mil euros, mientras que tres más deberán pagar mil. Según una controvertida ley de febrero de 2006, los lugares de culto no musulmán están controlados por el ministerio de asuntos religiosos.

Un fraile franciscano quedó en coma tras el ataque sufrido dentro de su propio convento en la ciudad italiana de Turín. Unos jóvenes irrumpieron en el convento de san Columbano Belonte y atacaron a los cuatro moradores, tres de ellos muy ancianos. Al fraile más joven, de 49 años, lo golpearon tanto que actualmente está en coma. Los jóvenes no robaron nada por lo que se piensa que fue un acto de odio exclusivo contra la Iglesia.

Como se puede observar, garantías individuales como la libertad religiosa y de pensamiento están bajo coacción. Dadas las características totalitarias o de impunidad de muchos países, es más complicado tener la cifra exacta de mártires en algunos de ellos. Pero el pasado no se olvida. Del siglo I al 313 de nuestra era, murieron por su fe más de 50,000 personas en el Imperio Romano. En Vietnam, de 1625 a 1886, 130,000 derramaron su sangre por la fe. De 1792 a 1794, en Francia, más de 2,000 católicos fueron asesinados por su fe durante la Revolución Francesa. La China de los bóxers asesinó a inicios del siglo XX a unas 3,000 personas y en España, de 1936 a 1939, 4,184 eclesiásticos (incluyendo 12 obispos), 2,365 religiosos, 283 monjas y más de 3,000 laicos, fueron asesinados por su fe (Cf. Antonio Montero, La persecución religiosa en España, BAC 1961).

Equiparar la cristianofobia al antisemitismo y la islamofobia

Durante el 15º Consejo Ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, de finales de noviembre de 2007, el secretario para las relaciones con los Estados de la Santa Sede, el arzobispo Dominique Mamberti, pidió a medio centenar de ministros de exteriores no contentarse con condenas genéricas contra la discriminación religiosa pues “los cristianos siguen sufriendo prejuicios, estereotipos, discriminación y violencia”. El pasado mes de agosto de 2008, durante el miting de Rímini, el mismo Mamberti volvió a recordar que “La discriminación y la intolerancia hacia los cristianos debe afrontarse con la misma determinación con la que se combate el antisemitismo y la islamofobia”. Explicó que en muchos países “los cristianos son víctimas de prejuicios, estereotipos e intolerancia, a veces de tipo cultural”.

Qué bien reflejan la actual situación que vive el cristianismo aquellas palabras de Pío X en la encíclica sobre las doctrinas modernistas: “Es preciso reconocer que en estos últimos tiempos ha crecido, en modo extraño, el número de los enemigos de la cruz de Cristo, los cuales, con artes enteramente nuevas y llenas de perfidia, se esfuerzan por aniquilar las energías vitales de la Iglesia, y hasta por destruir totalmente, si les fuera posible, el reino de Jesucristo”. También es válida y actual la invitación que entonces hacía el Santo Padre: “Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosantos de nuestros deberes…”. Los católicos también están actuando, pero eso ya es materia de otra entrega

Preguntas y comentarios al autor de este artículo

 


 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |