Menu


La última cena (Murcia)
Primera estación del Via Crucis de la JMJ, Madrid 2011


Por: gonzaferes | Fuente: jerezgonzaterraes.blogspot.com
























Nombre: "La Ultima cena"
Cofradía: Ntro.Padre Jesús Nazareno Murcia.
Procedencia: Murcia
Autor: Francisco Salzillo
Año: 1763

Nombre: Real y Muy Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno
Paso: Última Cena
Autor: Francisco Salzillo Alcaraz
Año: 1763
Ciudad: Murcia
Web: http://www.cofradiadejesus.com/patrimonio/pasos.htm

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno va a participar en el Via Crucis de la JMJ con su paso de la "Última Cena" (1763). El paso muestra a Jesús y a sus discípulos en el momento de la celebración de la última cena, sentados en torno a una larga mesa que se llena de productos naturales para la procesión. Fue creado, como la mayoría de los pasos que forman parte del patrimonio de la Cofradía, por Francisco Salzillo (1707-1783) y sustituyó al que antes había producido su padre, Nicolás Salzillo. La creación del paso de la Última Cena coincide con la etapa de madurez y de mayor producción de Francisco Salzillo, que también coincidió con un largo periodo de paz para España, el de gran parte de los reinados de Fernando VI y Carlos III (1759-1788). La fundación de la Cofradía se remonta al año 1600 y recibió el título de Real en 1903, cuando el Rey Alfonso XIII fue nombrado mayordomo.

En total, la Cofradía cuenta con nueve pasos, entre los que se encuentra el famoso "Nuestro Padre Jesús el Nazareno", figura anterior a 1600, traída desde Italia por el padre Butrón y a partir de la cual se creó la Cofradía. El paso de la Última Cena se porta a hombros en procesión por las calles de Murcia.

Los Nazarenos de Jesús se distinguen por la diferente hechura de su túnica morada, al estilo murciano. Una característica que los identifica es que no llevan capas.

Además de un museo de Salzillo en el que se exponen las obras del autor, la Cofradía lleva también otros proyectos como los "Voluntarios de Jesús", con el que se pretende ayudar a diferentes proyectos de caridad. Como ellos mismos describen, "estas iniciativas parten de la conciencia cristiana de cada uno de los miembros de esta Cofradía. Ser voluntario es un don del Señor, todos estamos llamados a dejarlo todo para cumplir el Evangelio. Un voluntario ama a los demás, se entrega a los demás, siente una enorme paz interior, se siente amado por Dios y se siente Hijo de Dios. Cuando nos damos a los demás, nos vamos vaciando de nosotros mismos."





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |