Menu


Profundizar en la fe y la comunión para construir la unidad de los cristianos
Un mensaje del Papa Francisco dirigido a los participantes en el IV Encuentro del Foro Cristiano Mundial.


Por: Thaddeus Jones | Fuente: Vatican News



El Papa Francisco ha enviado un mensaje a los participantes reunidos en el IV Encuentro Global del Foro Cristiano Mundial, que se desarrolla del 15 al 20 de abril en Accra, Ghana. El encuentro mundial reúne a cristianos de todo el mundo de diversas tradiciones para un tiempo especial de oración, culto, diálogo y misión.

El tema, "Que el mundo conozca", explorará cómo dar testimonio de Cristo en el mundo actual para proclamar mejor el amor y la verdad de Jesucristo a las naciones, con el objetivo de que "juntos, marquemos la diferencia para gloria de Dios".

Hermoso mosaico de fe

En su Mensaje, tras expresar sus cordiales saludos a todos los congregados, el Papa evidencia la diversidad global presente, que refleja "un hermoso mosaico del cristianismo contemporáneo con su rica diversidad, sin dejar de estar fundado en nuestra identidad compartida como seguidores de Jesucristo”.

El arzobispo Flavio Pace, secretario del Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, fue el encargado de leer las palabras del Papa, seguidas de su propio discurso como participante en el encuentro.



Encarnar a la unidad y al amor

Remitiéndose al tema de este año "Para que el mundo conozca" (Juan 17,23b), Francisco evidencia que los cristianos están llamados "a encarnar la unidad y el amor del Dios Trino en sus vidas personales y eclesiales para dar testimonio a un mundo marcado por la división y la rivalidad".

Ecumenismo y misión cristiana

La unidad es un elemento indispensable "para abrazar la visión del Reino de Dios", subraya el Papa, y esto requiere "un vínculo intrínseco entre ecumenismo y misión cristiana". El Pontífice destaca a continuación la importante contribución que el Foro Cristiano Mundial ha realizado en sus 25 años de historia al proporcionar un espacio en el que los miembros de expresiones históricas diferentes de la fe cristiana crecen en el respeto mutuo y en la fraternidad encontrándose unos a otros en Cristo".

Francisco eleva su oración para que el encuentro, en su aniversario de plata, sirva a todos para profundizar en su fe, revitalizar el amor fraterno mientras “rezan juntos, se cuentan sus experiencias personales y afrontan los desafíos a los que se enfrenta la comunidad cristiana mundial”.



En la conclusión del texto, el Papa invoca sobre todos “las bendiciones de Dios Todopoderoso” y asegura sus oraciones “para que el encuentro acreciente unidad visible entre todos los cristianos”.

Animados por el espíritu de sinodalidad

Tras la lectura del mensaje del Papa, el arzobispo Pace ofreció su propia contribución dirigiéndose a los participantes. Haciéndose eco de las palabras del Pontífice, elogió el "rico tapiz del cristianismo, que incluye a iglesias ortodoxas, católicas, protestantes, evangélicas, pentecostales, independientes y organizaciones ecuménicas" representadas en la reunión.

El enfoque del Foro Cristiano Mundial de compartir una "fe viva" y promover las relaciones entre los líderes cristianos se ha convertido en una "valiosa herramienta ecuménica", dijo el Arzobispo Pace, además de encontrar soluciones a las divergencias doctrinales, intercambiar experiencias de fe, profundizar en el entendimiento mutuo y fortalecer la fraternidad.

Monseñor Pace subrayó asimismo cómo el testimonio cristiano conjunto revela "el poder reconciliador del Evangelio" y esta unidad puede mostrar "el poder de la fe cristiana que trasciende las diferencias humanas, formando una comunidad viva de hermanos y hermanas arraigada en el amor fraterno, el respeto mutuo y el propósito compartido".

Para concluir, recordó que la Iglesia católica se ha comprometido en un proceso sinodal sin precedentes, "Por una Iglesia sinodal: Comunión, Participación, Misión", que ha contado con la participación de varios delegados fraternos representantes de diversas tradiciones cristianas en la primera sesión, el pasado mes de octubre, y con un número aún mayor de invitados a la sesión de clausura, el próximo mes de octubre. Al agradecerles su participación en la Asamblea sinodal destacó cómo la reunión "envió una señal clara y creíble del deseo de caminar juntos en el espíritu de la unidad de la fe y el intercambio de dones, afirmando que "lo que une a los cristianos es mayor y más profundo que lo que los divide".

Esta reunión aquí en Ghana también está "animada por el espíritu de sinodalidad", añadió. “Rezando y trabajando juntos, podemos poner en común nuestros recursos, talentos y puntos de vista para abordar los retos comunes y hacer avanzar el Evangelio colectivamente".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |