Menu


Cambiar de sentido
El sufrimiento, cuando es bien aceptado, nos ayuda a descubrir el verdadero sentido de la existencia, y nos permite andar por la vida más seguros de uno mismo.


Por: J.M. Alimbau | Fuente: La Razón



 

 

 

Virtud: Aceptación del sufrimiento


El médico neumólogo que ejerció durante ocho años en un hospital antituberculoso de Barcelona para luego ingresar, como hermano, en la Orden de San Juan de Dios, el doctor Ricardo Botifoll, fue un hombre de ciencia y de gran espiritualidad, «que pasó haciendo el bien»...

El doctor Botifoll, neumólogo, cirujano, obstetra, fundador y director del Hospital de S. J. de Dios, en Lunsar (Sierra Leona), después de 25 años padeció una dermitis oncológica en las manos causada por los rayos X. Trataron de injertarle su propia piel... Finalmente tuvieron que amputarle tres dedos de la mano derecha. Posteriormente padeció otras amputaciones en ambas manos...

Durante una entrevista me decía: «Creo que el sufrimiento habrá servido para mi enriquecimiento interior».

«Alguien ha dicho, y con mucho acierto: “Todo lo que se ‘acepta’... cambia de sentido”».

«Saber “aceptar” los infortunios que nos llegan... creo que es una de las virtudes más importantes, más necesarias en la vida...».

«“Aceptar” o, si se quiere, con una palabra más precisa, tal vez, sea la de “asumir”».

«“Asumir” es conseguir que el mal que nos llena de tribulación, de congoja, de angustia... se convierta en un bien: bien para nosotros mismos y un bien para los demás».

«Así que el sufrimiento bien “aceptado” ayuda a descubrir el verdadero sentido de la existencia; dar a las cosas su justo valor; y por tanto andar por la vida... más seguro de uno mismo». Y añadía:

«El P. De Lubac ha dicho: “El gozo se teje... con el hilo del sufrimiento”».

 



 

 

 

 

 

¡Vence el mal con el bien!



El servicio es gratuito

 

 

 

 

 

 

 

 

Regala una suscripción totalmente gratis http://es.catholic.net/virtudesyvalores/regalo.php



Suscríbete por primera vez a nuestros servicios http://es.catholic.net/virtudesyvalores


 

 

 

 

 

 




Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |