Menu


Francisco escucha las historias de tres madres que perdieron a sus hijos
Las tres señalan que les transmitió una profunda sensación de cercanía.


Fuente: Rome Reports



Estas tres mujeres tienen algo en común: sufrieron la pérdida de un hijo.
Francisco las recibió poco antes de la catequesis pública del miércoles.
El hijo de Carmen se llamaba Carlos. Falleció hace 17 años.

CARMEN
Una reconciliación con Dios, sí. Como un encuentro.
Porque a mi la muerte de mi hijo si que me unió mucho a Dios, pero, como que vas un poco, pues por las prisas y demás alejándote, aunque sí que voy a misa y demás, pero estás como un poco alejada. Es como un reencuentro, me encuentro pletórica, me encuentro, pues muy bien.

El hijo de Ana se llamaba Ismael. Falleció a causa de un trasplante de corazón y narró su historia al Papa.

ANA
Yo creo que estaba muy conmovido por ello, él, dentro de que dice que no nos podía entender porque él no tenía hijos, yo sentí que él comprendía perfectamente nuestro sufrimiento. Incluso nos hizo sonreír. Nos veía como llorando a ratitos y él siempre metía como algo gracioso para hacernos sentir mejor.

Francisco les escuchó con atención y sin prisa. Con sencillez. Tanto es así que las tres señalan que les transmitió una profunda sensación de cercanía.



El hijo de Susana se llamaba Luis Miguel y falleció hace solo cinco meses. Dice que hubo una frase del Papa que le marcó.

SUSANA
Nos dijo que es que no hay una palabra en el vocabulario que especifique lo que es eso, porque si pierdes el marido, te quedas viudo, si pierdes a un padre te quedas huérfano, pero para un padre que pierde un hijo, no hay una palabra específica.

Susana reconoce que no es muy creyente pero no dejó escapar la ocasión de poder compartir su dolor con el Papa.

SUSANA
Necesitábamos a alguien que nos aportara luz porque tenemos como mucha oscuridad dentro por la pérdida de nuestro hijo que le echamos muchísimo de menos y él pues nos ha sanado un poquito el alma, es a lo que veníamos a Roma.
Porque ha dicho que nuestros hijos nos han dado una lección muy grande porque la verdad que han sido chicos muy valientes y que tenemos que aprender de la lección de vida que nos ha dado nuestros hijos, y que ellos han venido aquí a cumplir una misión y la misión y esa misión nos la han dado a nosotros.

Las tres ya están de vuelta en España. Dicen que están muy agradecidas al pontífice por haberles dedicado tanto tiempo y atención.









Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |