Menu



32a. sesión. Las Cartas Católicas: Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas
Curso de La Biblia
Estas cartas no tienen carácter epistolar, sino que son como breves exposiciones y sentencias doctrinales acompañadas de algunas normas prácticas.


Por: P Antonio Rivero LC | Fuente: Catholic.net



I. INTRODUCCIÓN

¿Por qué se llaman católicas a estas cartas? Católico significa universal. Mientras las cartas de san Pablo, hasta ahora vistas, tienen por destinatario una iglesia particular y su contenido trata de temas aplicables especialmente a esa comunidad, estas cartas que ahora veremos no tienen un destinatario particular; son dirigidas a todas las iglesias; su mismo contenido también es universal, referido para todos.

Estas cartas no tienen carácter epistolar como las de san Pablo, sino que son como breves exposiciones y sentencias doctrinales acompañadas de algunas normas prácticas, con objeto de defender la pureza de la fe, amenazada por herejías propagadas en el seno de las comunidades cristianas por falsos maestros, como ya lo había anunciado san Pablo: “Yo sé que después de mi partida se introducirán entre vosotros lobos rapaces que no perdonarán el rebaño, y de entre vosotros mismos surgirán hombres que enseñarán cosas perversas para arrastrar a los discípulos en pos de sí” (Hechos 20, 29-30).


II. OBJETIVO DOCTRINAL: Conocer el núcleo del mensaje de las cartas católicas.


III. OBJETIVO VIVENCIAL: Tratar de hacer vida y obras nuestra fe católica.


IV. TESIS: Las cartas católicas se llaman católicas porque están dirigidas a todos, sin limitación geográfica. Se atribuyen a Santiago, Pedro, Judas. En ellas se anima a permanecer en la sana doctrina y se desenmascara a los falsos maestros. También se invita a hacer vida y obras la fe, practicando las virtudes cristianas.


V. EXPLICACIÓN DE LA TESIS:


1. Autor, fecha y destinatarios

Autor de la carta de Santiago es el mismo Santiago, hermano de Cleofás y de María, hermana de la Virgen 121. Por tanto, es primo de Jesús, gobernó la comunidad cristiana de Jerusalén desde el año 42 en adelante y sufrió el martirio en el 62. Compuso su carta hacia el año 60. La dirige a las doce tribus de la dispersión, esto es, a los cristianos de origen judío dispersos por todo el mundo grecorromano.

Autor de las cartas de Pedro es el mismo Pedro, el Príncipe de los apóstoles. Compuso sus cartas hacia el año 64-67. Las dirige a los fieles del Asia Menor, gentiles que habían sido evangelizados por Pablo.

Autor de la carta de Judas es el apóstol Judas Tadeo122 , el hermano de Santiago. Compuso su carta hacia el año 62-67. La dirige a los cristianos convertidos del judaísmo que en ese momento se encontraban dispersos por territorios del imperio romano, expuestos a unos pretendidos maestros de la verdad, pero que en realidad son portadores de falsedad. No sería descabellado considerar a estos falsos maestros como precursores de los gnósticos del siglo II.


2. Características literarias



  • La carta de Santiago está escrita en griego esmerado, pero con reminiscencias semitas tanto en el vocabulario como en el estilo. Vocabulario rico, rico en aliteración, rima, frases rítmicas, palabras gancho, recurso a la diatriba. Escrito vivaz y de gran actualidad por su exhortación práctica. Más que una carta parece una homilía o catequesis de tono moralizante. El autor utiliza a fondo el legado de las tradiciones proféticas y sapienciales del Antiguo Testamento, tratando de conservar dentro de la corriente cristiana algunos valores tradicionales que él consideraba peligrosamente amenazados.
     
  • Las cartas de Pedro están escritas en griego. La primera carta es un denso resumen del Nuevo Testamento sobre la fe cristiana y sobre la conducta que esta fe inspira; está escrita en tono seguro, entusiasta, alegre123 . La segunda carta está elaborada con maestría y detenimiento; alterna exposición, exhortación y controversia; junto a tonos solemnes y mesurados encontramos arrebatos apasionados; con estructura concéntrica que tiene a poner de relieve la polémica contra los falsos maestros, parte central de la carta. Esta segunda carta tiene las características propias del género literario “carta testamento”, donde un personaje, que se supone cercano ya a la muerte, reúne a los suyos para darles las últimas recomendaciones con el objeto de asegurar la permanencia del grupo, advirtiéndole sobre los peligros que lo amenazan. Para ello les recuerda el pasado y los conforta con la seguridad de que Dios seguirá actuando en el futuro.
     
  • La carta de Judas está en griego, rico en vocabulario y construcción clásica. Esta carta tiene todas las características de un folleto antiherético. Por tanto, pertenece al género literario “controversia”.


    3. División y contenido temático

    Carta de Santiago:
     
  • Capitulo 1: alegría y paciencia en la prueba.
  • Capítulo 2: la fe sin obras es una fe muerta.
  • Capítulo 3: el control de la lengua y la verdadera sabiduría.
  • Capítulo 4: la humildad frente a la ambición.
  • Capítulo 5: diversas exhortaciones.


    Primera carta de Pedro:
     
  • Capítulo 1: Llamado a una vida nueva.
  • Capítulo 2: Llamado a una conducta cristiana.
  • Capítulo 3 y 4: Llamada a la caridad.
  • Capítulo 5: Exhortaciones.


    Segunda carta de san Pedro:
     
  • Capítulo 1: Exhortación a consolidar la vocación recibida. Recuerdo de la enseñanza de Cristo y los profetas.
  • Capítulo 2: Polémica contra los falsos maestros
  • Capítulo 3: El día del Señor. Exhortación a una vida santa.


    Carta de Judas:
     
  • Recuerdo de ejemplos pasados.
  • Invectiva contra los falsos maestros.
  • Exhortación a la comunidad.


    4. Contenido teológico y espiritual


    Carta de Santiago:

    a) Fin de la carta de Santiago: animarles a soportar con fortaleza las persecuciones y hacer vida y obras la fe.
    b) Contenido teológico-espiritual: exhorta a vivir las virtudes cristinas: paciencia, dominio de la lengua, caridad para con los pobres; condena la avaricia, la ambición, la acepción de personas. En esta carta está la fundamentación bíblica del sacramento de la unción de enfermos. Y sobre todo, lanza su mensaje principal: la fe sin obras es una fe muerta.


    Cartas de san Pedro:

    a) Fin de las cartas de Pedro: consolar y sostener la fe de aquellos cristianos en momentos difíciles.
    b) Contenido teológico-espiritual: En la primera carta exhorta a una vida cristiana más santa. Esta santidad se pone a prueba por la calidad del amor fraterno. Sólo así podrán los cristianos permanecer en las tribulaciones. En la segunda carta refuta el error de aquellos que trataban de quitar importancia al juicio de Dios y negaban la Parusía. Recomienda la paciencia, arrepentimiento y conversión, porque el Señor puede pedir cuentas en cualquier momento.


    Carta de Judas:

    a) Fin de la carta de Judas: poner en guardia contra los falsos doctores que ponían en peligro la fe cristiana
    b) Contenido teológico-espiritual: transmite estas verdades: Dios Padre es fuente de gracia y poder, y de Él procede la salvación para todos los hombres. Jesucristo es nuestro Dueño y Señor. El Espíritu Santo es quien nos conserva en el amor de Dios y en Él encontramos la esperanza de alcanzar la vida eterna. El cristiano ha sido llamado por vocación divina por un acto de amor de Dios, a vivir de fe y animado por la caridad.



    VI. CONCLUSIÓN: Leamos estas cartas para escuchar los latidos del Corazón de Cristo, a través del corazón de estos sus apóstoles.



    VII. ORACIÓN: Señor, que sepamos hacer vida nuestra fe, pues la fe sin obras es una fe muerta. Que nuestras obras sean reflejo de nuestro amor a Dios que se manifiesta a través de nosotros. Que ante los errores de nuestros días, mantengamos y defendamos con valentía y respeto nuestra fe, que es el tesoro más hermoso que tenemos y que vale más que la propia vida. Amén.


    ________________________
    1. Por tanto, no se trata de ninguno de los dos Santiago que figuran en las listas de apóstoles (cf. Mc 3, 18 par; Hech 1, 13).regresar

    1. Algunos dicen que la escribió algún discípulo cercano a la escuela o tradición representada por Santiago, cuya autoridad invoca el autor del presente escrito.regresar

    1. De esta carta es una de las exhortaciones más expresivas del Nuevo Testamento: “Estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza a todo el que os pida explicaciones” (1 Pe 3, 15).regresar





  • Preguntas o comentarios al autor
  • P. Antonio Rivero LC



    TEMA DE DISCUSIÓN EN EL FORO

    1. El apóstol Santiago insiste en que la lengua necesita control para no ser instrumento del mal. ¿Qué nos recomienda el apóstol? (Sant 3, 1-12)

    2. A pesar de que la Primera Carta de Pedro está centrada en el sufrimiento, está llena de esperanza. ¿Puedes poner algunos ejemplos y cuál de éstos es el que más te anima en tiempo de dolor? (1Pe 5,10)


    El foro ya está cerrado pero puedes leer los comentarios en la

32a. sesión. Las Cartas Católicas: Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas




 

Reportar anuncio inapropiado |


.

Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Mauricio I. Pérez
Liturgia, Sagrada Escritura, Teología y Mariología
Carlos Gustavo Mejía Medina
Filosofía, Teología, Cristología, Mariología y Sagrada Escritura
Luis García Pimentel
Apologética desde la ciencia y la economía
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
José Miguel Arráiz
Concilio Vaticano II y apologética
Xavier R. Villalta Andrade
Sagradas Escrituras, Apologética
P. Pedro Mendoza
Sagrada Escritura
Alberto Miguel Dib
El Fenómeno sectario y los jóvenes. Iglesia disidente y falsos sacerdotes.
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |