Menu



23a. sesión. Introducción a los Santos Evangelios
Curso de La Biblia
Los cuatro evangelios son narraciones de la vida de Jesús y de sus palabras.


Por: P. Antonio Rivero LC | Fuente: Catholic.net




Estimados participantes del Curso de Biblia, los saludo a todos con mucho gusto, felicitándolos por seguir cada semana, este curso que nos ayuda a hacer vida la Palabra de Dios, encontrar en ella un mensaje personal y transmitirlo a los demás.

Este jueves 14 será la última sesión de este año 2006 y empezaremos de nuevo el Jueves 4 de enero de 2007.

De acuerdo a nuestro temario, tendremos dos semanas de receso, para que podamos meditar y reflexionar el gran Misterio de la Navidad:

“Aunque Cristo naciese mil veces en Belén,
si no nace en ti, seguirás eternamente perdido”.

Les pongo nuevamente el temario para que vuelvan a revisarlo y estar listos para cuando empecemos nuevamente:


NUEVO TESTAMENTO

1.- Introducción al Nuevo Testamento
Jueves 7 de diciembre
2.- Entorno histórico y cultural.
Lunes 11 de diciembre
3.- Introducción a los Santos Evangelios
Jueves 14 de diciembre


2007

4.- El Evangelio de San Marcos
Jueves 4 de enero
5.- El Evangelio de San Mateo
Lunes 8 de enero
6.- El Evangelio de San Lucas
Jueves 11 de enero
7.- El Evangelio de San Juan
Lunes 15 de enero
8.- Hechos de los Apóstoles
Jueves 18 de enero
9.- La persona de san Pablo
Lunes 22 de enero
10.- Las cartas de san Pablo
Jueves 25 de enero
11.- Carta a los hebreos
Lunes 29 de enero
12.- Cartas apostólicas
Jueves 1 de febrero
13.- Carta a los romanos
Lunes 5 de febrero
14.- Cartas de san Juan
Jueves 8 de febrero
15.- Apocalipsis
Lunes 12 de febrero
16.- Conclusión
Jueves 15 de febrero


Muchas gracias a todos.
_________________
Beatriz Eugenia
Catholic.net



________________________________

INTRODUCCIÓN A LOS SANTOS EVANGELIOS


I. OBJETIVO DOCTRINAL: Conocer a grandes rasgos las principales nociones de los Santos Evangelios.


II. OBJETIVO VIVENCIAL: Familiarizarnos con los Santos Evangelios, para tratar de meditarlos, vivirlos y transmitirlos.


III. TESIS: Los cuatro evangelios son narraciones de la vida de Jesús y de sus palabras, reflexionadas, vividas y celebradas en la fe de las primeras comunidades cristianas. Las cuatro narraciones, por una parte, tienen muchas cosas en común; y, por otra, hay diferencias que completan, complementan y enriquecen dichas narraciones. Cada uno, inspirado por el Espíritu Santo, ha querido transmitirnos su propia experiencia y sus recuerdos, para provocar y aumentar la fe de quienes los lean. Sólo desde la fe y con la fe deben ser leídos para comprenderlos.


IV. EXPLICACIÓN DE LA TESIS:


1. Significado de Evangelio

El significado originario es “Buena Nueva”. Se trata de la Buena Nueva de la Salvación en Cristo Jesús.

“Los cuatro Evangelios narran fielmente lo que Jesús, el Hijo de Dios, viviendo entre los hombres hizo y enseñó realmente hasta el día de la Ascensión. Después de este día, los apóstoles comunicaron a sus oyentes esos dichos y hechos con la mayor comprensión que les daban la resurrección gloriosa de Cristo y la enseñanzas del Espíritu de la Verdad. Los autores sagrados compusieron los cuatro Evangelios escogiendo datos de la tradición oral o escrita, reduciéndolos a síntesis, adaptándolos a la situación de las diversas iglesias, conservando siempre el estilo de la proclamación: así nos transmitieron datos auténticos y genuinos acerca de Jesús; sacándolos de su memoria o del testimonio de los que asistieron desde el principio o fueron ministros de la Palabra, los escribieron para que conozcamos la verdad de los que nos enseñaban” (Concilio Vaticano II, Dei Verbum, número 19).

Antes de ser escrito, el Evangelio fue mensaje transmitido oralmente; antes de ser libro, fue palabra.

Los apóstoles y primeros discípulos expresaban con la palabra “Evangelio” no sólo el Mensaje de Jesús, sino también los rasgos más importantes de su vida, y de modo especial su muerte y resurrección. El núcleo del Evangelio era Jesús resucitado. Anunciaban un nuevo talante de vida de los hombres. Y de hecho los que aceptaron este Evangelio, los que creyeron en él, organizaron sus vidas con un estilo nuevo, que fue calificado muy pronto como “cristiano”, porque eran los seguidores de Cristo.

En estos grupos o comunidades cristianas, los “testigos oculares”, los que habían vivido con Jesús, exponían sus experiencias, transmitían las enseñanzas de Jesús y evocaban su presencia entre ellos con celebraciones litúrgicas.

Estas tradiciones se comunicaban a otros grupos: se reflexionaba sobre ellas y se interpretaban en el marco de las situaciones específicas por las que cada comunidad atravesaba. Pronto las comunidades tuvieron necesidad de fijar estas tradiciones por escrito, como ya explicamos en el capítulo anterior.


2. Autores de los Evangelios

Los cuatro Evangelios, tal como los tenemos hoy, nacieron sin nombre del autor entre los años 70-90. Hacia el 125 se reunieron en una colección. Quizá en este momento se les puso el título que tienen hoy: “Evangelio según Mateo, Marcos, Lucas, Juan”.

La tradición afirma que estos escritos surgieron en el entorno de ciertas comunidades: Marcos, en la de Roma; Mateo, en la de Antioquía (Siria); Lucas, en unas comunidades compuestas mayoritariamente por no judíos (Grecia, Siria o Roma), y Juan, en las de Palestina, o en las de Asia.



3. Los evangelios sinópticos: origen y formación

Los tres primeros se llaman sinópticos (yuxtapuestos), porque tienen muchas coincidencias y se pueden leer disponiendo el texto en columnas paralelas:

Mateo 26, 26
Mientras cenaban, Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio a sus discípulos: Tomad y comed, esto es mi cuerpo.

Marcos 14,22
Durante la cena, Jesús tomó pan, dio la bendición, lo partió, se lo dio y dijo: Tomad, esto es mi cuerpo.

Lucas 22,19
Después tomó pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros; haced esto en memoria mía.


Sobre el problema sinóptico diremos lo siguiente:

a) Muchas partes son comunes a los tres evangelistas: comienzo en Galilea, misión en Galilea, subida a Jerusalén y pasión, muerte y resurrección del Señor.

b) Algunas partes son comunes sólo a dos evangelistas: Jesús en Cafarnaún (Mc 1, 22-23 y Lc 4, 31-41), curación de la cananea (Mc 7, 24-30 y Mt 15, 21-28) y exigencias del maestro (Mt y Lc).

c) Algunos hechos y palabras aparecen sólo en uno de los tres: La oración en común (Mt), Marta y María (Lc), el hijo pródigo (Lc).


De todo esto concluimos:

a) Los tres tuvieron a disposición algunas fuentes comunes, las adaptaron a sus comunidades.
b) Los tres presentan a Jesucristo con algunos rasgos particulares: Para Mateo, Jesús aparece como el Maestro, el Señor, el Mesías, por tanto tiempo esperado. Para Lucas, Jesús es el Salvador misericordioso, que acoge a todos los hombres. Para Marcos, Jesús es el Hijo de Dios.
c) Los tres ponen de manifiesto las características de sus comunidades: La de Mateo eran cristianos judíos; Marcos habla a gente de origen pagano; Lucas tiene una perspectiva universalista.



4. Evangelios apócrifos

En el siglo II aparecieron unos Evangelios llamados “apócrifos” (ocultos) por oposición a los “canónicos”. Intentaban cubrir las lagunas que los cuatro Evangelios tenían de la vida de Jesús, sobre todo de su infancia. Las comunidades cristianas no los admitieron como auténticos. Aunque se atribuían a un apóstol o a un personaje relacionado con Jesús, la Iglesia no los ha reconocido como palabra de Dios. Son narraciones legendarias con una mezcla de buena voluntad y de fantasía, aunque tengan muchos datos correctos. Han tenido bastante influjo en devociones y fiestas populares, así como en el arte religioso.



5. Simbología de los cuatro evangelistas

Los cuatro evangelistas se representaron con las figuras de los cuatro vivientes de Ezequiel (1,5) y Apocalipsis (4,6): hombre, león, toro y águila. La interpretación más admitida es la que hizo san Jerónimo, basándose en los comienzos de los mismos evangelios:

a) Hombre: Mateo, porque empieza con la genealogía humana de Cristo.
b) León: Marcos, porque empieza con la voz poderosa del Bautista en el desierto, donde habitaban los leones.
c) Toro: Lucas, porque empieza con el sacrificio de Zacarías en el templo, donde se sacrificaban toros.
d) Águila: Juan, porque en el prólogo se remonta como en un alto vuelo de un águila, hasta la preexistencia de Jesús en el seno del Padre.


6. ¿Por qué hay diferencias entre los cuatro Evangelios?

Estos son los motivos:

a) Cada uno de los evangelistas narra los hechos sobre Jesús según su experiencia y sensibilidad personal.

b) Cada evangelista arregló todo el material de la vida de Jesús según el objetivo que se proponía al escribir su “Evangelio”, y según los destinatarios al que era dirigido.

c) Cada evangelista se sintió totalmente libre frente a los pormenores históricos o geográficos. A ellos no les interesaba mucho si un milagro fue antes o después, o si esa enseñanza la dijo en uno u otro lugar. Lo importante para ellos era mantener vivo el recuerdo del mensaje y de la persona de Jesús.



V. CONCLUSIÓN: Los Evangelios son un conjunto de documentos sobre la fe de los primeros cristianos, que dan su experiencia viva de Cristo. No se trata de narraciones ordenadas y pensadas como un “ensayo” moderno. Han nacido de la fe, fueron escritos por creyentes y para creyentes, con el solo objetivo de despertar la fe en Jesús Salvador.



ORACIÓN: Señor, dame fe para descubrir tu presencia detrás de cada página de los Evangelios. Que asimile tus enseñanzas, las medite, las viva y las transmita. Amén.



P. Antonio Rivero LC



TEMA DE DISCUSIÓN EN EL FORO

1. ¿Por qué existen diferencias entre los cuatro Evangelios?

2. ¿Alguna vez lees y meditas algunos versículos del Evangelio? Ojalá que en estos días que quedan del Adviento y en Navidad, escuches, a través de la Palabra de Dios, cómo fue el Nacimiento de Jesús.

 

El foro ya está cerrado, pero puedes leer los comentarios en la 23a. sesión. Introducción a los Santos Evangelios




 

Compartir en Google+
Reportar anuncio inapropiado |

Publicar un comentario sobre este artículo



(no será publicado)








* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Mauricio I. Pérez
Liturgia, Sagrada Escritura, Teología y Mariología
Carlos Gustavo Mejía Medina
Filosofía, Teología, Cristología, Mariología y Sagrada Escritura
Luis García Pimentel
Apologética desde la ciencia y la economía
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
José Miguel Arráiz
Concilio Vaticano II y apologética
Xavier R. Villalta Andrade
Sagradas Escrituras, Apologética
P. Pedro Mendoza
Sagrada Escritura
Alberto Miguel Dib
El Fenómeno sectario y los jóvenes. Iglesia disidente y falsos sacerdotes.
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |