Menu


Dos presupuestos de nuestras creencias
¿En qué se basan nuestras creencias?


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Creemos que esta medicina mejorará nuestra salud y nos permitirá una vida más satisfactoria.

Creemos que este político ayudará al país a salir de la crisis económica y promoverá armonía y justicia.

Creemos que este historiador ofrece un relato veraz sobre lo que ocurrió en aquel momento tan complejo del pasado.

¿En qué se basan nuestras creencias? Entre sus presupuestos, hay dos que tienen una especial importancia.

El primero consiste en suponer que nuestro interlocutor posee un saber que lo acerca a la verdad que buscamos en un tema concreto.



Según este primer presupuesto, leemos el periódico, escuchamos los consejos de un familiar bien informado, consultamos páginas de Internet que hablan sobre la dieta.

El segundo presupuesto nos lleva a pensar que la persona que nos habla es honesta, que no desea engañarnos, sino que ofrece una ayuda válida y sincera para que avancemos hacia la verdad.

Los dos presupuestos suelen construirse sobre muchas experiencias positivas del pasado: médicos que nos aconsejaron un buen tratamiento, amigos que nos recomendaron una tienda con productos de calidad, libros que nos sacaron de ciertos errores.

Pero existen experiencias negativas que nos llevan a dudar sobre el primer presupuesto (ese historiador era poco competente y no había consultado bien los documentos) o sobre el segundo (aquel político demostró con los hechos que había mentido continuamente durante la campaña electoral).

A pesar de esas experiencias negativas, en las que caímos en errores cometidos por confiar en quienes no eran confiables, tenemos que reconocer que nuestra vida transcurre entre cientos de creencias, pequeñas o grandes.



En ocasiones descubriremos que algunas de esas creencias eran falsas: la acusación escandalosa de la prensa sobre el fraude de un ministro resultó una invención burda.

Pero en muchas otras ocasiones reconoceremos, con satisfacción, que hay personas que saben y que son honestas. Son esas personas las que, con sus palabras y sus ejemplos, nos ofrecen contenidos buenos que nos ayudan, en el largo camino de la vida, a acercarnos a verdades que tanto nos benefician.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |
Curso: María en los Evangelios

María es un modelo de madre perfectísima, pero también de creyente que da un "sí" con fe.

Inicia: 3 de mayo de 2021