Menu


En Cristo el Decálogo se convierte en la auténtica verdad de la vida humana
Curso en línea sobre los Diez Mandamientos


Por: Redacción | Fuente: Catholic.net



Los Diez Mandamientos son la brújula que siempre marca el norte del bien. En Catholic Net hemos querido ofrecer el curso "El Decálogo de la felicidad" pensando en ti, querido lector, para que en el camino de tu vida, sigas la senda que te lleva a Dios, a tu realización completa y a tu felicidad verdadera y auténtica.

Este curso está conformado por cinco unidades de aprendizaje, las cuales se van estudiando en las cinco semanas que dura el módulo. El curso no tiene horarios. Efectivamente, el horario lo pones tú según tus actividades ordinarias.

Al finalizar éste curso serás capaz de:

  • Identificar qué son los Mandamientos mediante el análisis de lecturas, para conocer sus características y dificultades.
  • Analizar los frutos que se experimentan al cumplir los Diez Mandamientos mediante la revisión de diversos recursos.

«Así descubrimos mejor lo que significa que el Señor Jesús no ha venido para abolir la ley sino para darle cumplimiento, para hacerla crecer y mientras la ley según la carne era una serie de prescripciones y de prohibiciones, según el Espíritu esta misma ley se convierte en vida. (cf. Juan 6, 63; Efesios 2, 15), porque ya no es una norma, sino la carne misma de Cristo, que nos ama, nos busca, nos perdona, nos consuela y en su Cuerpo recompone la comunión con el Padre, perdida por la desobediencia del pecado. Y así, la negatividad literaria, la negatividad en la expresión de los mandamientos -"no robarás", "no insultarás", "no matarás"- ese "no" se transforma en un comportamiento positivo: amar, dejar un lugar a los demás en mi corazón, todos los deseos que siembran positividad. Y esta es la plenitud de la ley que Jesús ha venido a traernos» (S.S. Francisco, Catequesis del 28 de noviembre de 2018).

Continúa el Papa en esa catequesis: «En Cristo, y solo en Él, el Decálogo deja de ser una condenación (cf. Romanos 8, 1) y se convierte en la auténtica verdad de la vida humana, es decir, deseo de amor -aquí nace un deseo del bien, de hacer el bien- deseo de alegría, deseo de paz, de magnanimidad, de benevolencia, de bondad, de fidelidad, de mansedumbre, dominio de sí. Desde esos "no" se pasa a este "sí": la actitud positiva de un corazón que se abre con la fuerza del Espíritu Santo».



¡Participa de nuestro curso en línea "El Decálogo de la felicidad"!







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |