Menu


Un coro
El coro es una de las experiencias humanas más fascinadoras.


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Cada uno ocupa su propio lugar. Las voces se agrupan. Conocen la partitura de memoria. Delante, el director, está preparado.

Empiezan a sonar los violines, los tambores, las flautas y los demás instrumentos.

Un solista irrumpe en la melodía. La voz resuena en la sala, sostenida por los acordes de los instrumentos.

Poco a poco hacen su ingreso las diversas voces del coro. Las armonías se cruzan. La letra llena todo el salón.

¿Qué hay detrás de un coro? Vidas concretas, situaciones familiares mejores o peores, miedos a perder el trabajo, esperanzas al concluir la carrera.



Son muchos los aspectos que caracterizan a cada corista. Ahora simplemente está ahí, para dar vida a una partitura y para encender el entusiasmo del público.

El director hace sus movimientos. Las miradas de los coristas le dan confianza. La orquesta desempeña su papel con profesionalidad envidiable.

El coro ha llegado a su plenitud en ese canto. Hay sonrisas o rostros serios. Las voces mantienen viva la sucesión de las palabras.

Entre el público, las miradas se dirigen a este o a aquel corista. Notan las diferencias de edades, de expresiones, de sintonización con la letra que interpretan.

El coro llega a los últimos acordes. Luego, un instante de silencio, y el aplauso atronador del público. La tensión del canto cede el paso a la alegría por el éxito.



Luego, cada miembro del coro recogerá sus papeles, saludará a los amigos, estrechará las manos de algunos espectadores.

Llega la hora de volver a casa. Allí sigue otra partitura, más compleja y difícil de interpretar. La libertad de los familiares siempre reserva sorpresas en la “melodía” del hogar.

El coro es una de las experiencias humanas más fascinadoras. Sin embargo, no puede manifestar esa misteriosa melodía que suena en el interior de los corazones.

Solo Dios conoce el sentido de las notas de la vida de quienes configuran un coro maravilloso y provisional, una vida que transcurre entre momentos de monotonía y otros de apasionado lirismo.

Esas notas se unen a los millones de personas que interpretan la más misteriosa de las melodías: la del inmenso coro que, día a día, escribe la partitura de la historia humana...







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Regístrate aquí